Fundamentos de la modificación de conductas

Condicionamiento clásico

Un estímulo neutro no provoca ninguna respuesta. Por ejemplo, si le dices “Pipoca” a tu perro, es poco probable que muestre alguna reacción (a menos que lo hayas entrenado para eso). En cambio, un estímulo incondicionado provoca una respuesta refleja. Por ejemplo, si le muestras comida a tu perro cuando está hambriento, se emocionará y empezará a salivar.

El condicionamiento clásico es un tipo de aprendizaje en el que un estímulo neutro adquiere la capacidad de provocar respuestas reflejas, después de haber sido asociado repetidas veces con un estímulo incondicionado. Una vez que eso ha sucedido, el estímulo neutro pasa a llamarse estímulo condicionado.

Por ejemplo, si dices “Pipoca” justo antes de darle su ración de comida a tu perro, en poco tiempo asociará esa palabra con la comida. Entonces, la palabra “Pipoca” provocará emoción y salivación en tu perro, incluso si no hay comida presente.

El condicionamiento clásico te permite modificar la conducta controlando los estímulos que recibe tu perro. Es muy usado en el adiestramiento canino para solucionar algunos problemas de comportamiento. Comprenderás mucho mejor cómo funciona el condicionamiento clásico cuando hagas los primeros ejercicios de adiestramiento: cargar el clicker, entrenar una señal de liberación y enseñarle a tu perro a reconocer su nombre.

Condicionamiento operante

El condicionamiento operante es un tipo diferente de aprendizaje en el que las conductas se fortalecen o debilitan de acuerdo con sus consecuencias. Las conductas que tienen consecuencias agradables para el perro se fortalecen, mientras que las que tienen consecuencias desagradables se debilitan e incluso dejan de ocurrir.

Es el típico aprendizaje basado en premios y castigos, sólo que a los premios los vamos a llamar reforzadores porque es un término técnico más correcto. En otras palabras, reforzadores son las consecuencias que fortalecen la conducta, mientras que castigos son las consecuencias que debilitan la conducta.

Cuando apliques el condicionamiento operante (en casi todos los ejercicios de este curso), ten presente que el hecho de que una conducta sea reforzada o castigada depende del perro. Lo que puede ser un reforzador para un perro puede ser un castigo para otro.

Existen cinco posibles consecuencias de una conducta:

  • Reforzamiento positivo (R+).

Cuando a consecuencia de la conducta ocurre algo agradable y eso fortalece la conducta. Por ejemplo, tu perro se sienta y tu le das un poco de comida. Después de unas cuantas veces que sucede eso, tu perro se sienta cada vez con más frecuencia. A lo largo del curso basarás el adiestramiento de tu perro principalmente en el reforzamiento positivo.

  • Reforzamiento negativo (R-).
Cuando a consecuencia de la conducta desaparece algo desagradable y eso fortalece la conducta. Por ejemplo, aprietas suavemente el lomo de tu perro, a la altura de sus riñones. Para alejarse de esa presión, tu perro dobla las patas traseras y termina sentándose. Entonces, retiras la presión. Después de unas cuantas repeticiones, tu perro aprende a sentarse con más frecuencia, ya que al hacerlo elimina un estímulo desagradable. No usarás este tipo de reforzamiento en el curso.
  • Castigo positivo (C+).

Cuando a consecuencia de la conducta ocurre algo desagradable y eso debilita la conducta. Por ejemplo, tu perro se aleja y das un tirón de correa haciendo cerrar el collar de ahorque. Entonces tu perro aprende a no alejarse porque al hacerlo recibe un castigo físico. No usarás este tipo de castigo en el curso.

  • Castigo negativo (C-).

Cuando a consecuencia de la conducta desaparece algo que es agradable y eso debilita la conducta. Por ejemplo, juegas con tu perro al tira y afloja con una toalla, hasta que tu perro en la emoción del juego te toca la mano con sus dientes. Inmediatamente terminas el juego. Después de algunas veces en que sucede esto, tu perro aprende a no acercar su boca a tu mano, ya que al hacerlo se termina el juego. Este es el tipo de castigo que vas a usar en el curso, pero solamente cuando sea necesario.

  • Extinción de la conducta.

Cuando no existen consecuencias para una conducta aprendida, entonces esa conducta se debilita. Por ejemplo, le enseñaste a tu perro a acudir a tu llamado, pero después de un tiempo dejaste de reforzar esa conducta. Entonces, la conducta se va debilitando, hasta que tu perro deja de acudir cuando lo llamas. No vas a usar la extinción para entrenar a tu perro, pero es importante que la conozcas para evitarla durante el mantenimiento del adiestramiento.

ContingenciasLas contingencias son las relaciones temporales entre estímulos, conductas y consecuencias.Para que ocurra el condicionamiento clásico, el estímulo condicionado debe ocurrir inmediatamente antes que el estímulo incondicionado. Si ocurre mucho tiempo antes, si ocurre al mismo tiempo o si ocurre después, tu perro no podrá asociar los dos estímulos.En el condicionamiento operante existen dos contingencias: antecedentes – conducta y conducta – consecuencias. Los antecedentes deben ocurrir inmediatamente antes de la conducta para quedar asociados a ésta. Por ejemplo, cuando le enseñes a tu perro a sentarse a pedido, deberás decir “Sentado” justo antes de que se siente, no después que lo haga ni mucho tiempo antes.

De la misma manera, las consecuencias deben ocurrir inmediatamente después de la conducta para que tengan un efecto sobre ésta. Si castigas a tu perro en la noche por haberse hecho pis en la alfombra durante la tarde, él no podrá asociar el castigo con esa conducta y lo asociará con alguna conducta más reciente. Tanto el castigo como el reforzamiento deben ocurrir inmediatamente después de la conducta que deseas castigar o reforzar.

Reforzadores condicionados

Uno de los ejercicios del curso consiste en enseñarle a tu perro a mirarte a los ojos. Para hacerlo, esperarás a que te mire a los ojos y reforzarás esa conducta con comida. El problema está en que en el momento en que le das la comida deja de mirarte a los ojos, por lo que terminas reforzando la conducta de mirar tu mano. Entonces, ¿cómo puedes hacer para indicarle a tu perro cuál es la conducta que quieres reforzar?

Para eso existen los reforzadores condicionados o reforzadores secundarios. El sonido del clicker, un sonido particular hecho con la boca o una señal de liberación son reforzadores condicionados que marcan el momento en que empieza el reforzamiento. Entonces, tu perro puede asociar el reforzamiento con una conducta anterior.

Al entrenar a tu perro para que te mire a los ojos simplemente harás click (harás sonar el clicker o usarás la señal de liberación) en el instante en que él te mire a los ojos. Luego podrás darle la comida y él asociará eso con mirarte a los ojos, no con mirar tu mano.

Ten cuidado de no empezar a hacer click todavía. El clicker no es un instrumento mágico, sino que hay que condicionarlo para que funcione.

Control de estímulos

El punto más alto del adiestramiento de cada ejercicio es cuando tu perro lo ejecuta en diferentes lugares, diferentes circunstancias, cuando se lo pides en cualquier tono de voz y no lo confunde con otros ejercicios. Esto es lo que se llama control de estímulos, ya que la conducta entrenada está bajo el control de un estímulo en particular.

Lo ideal es conseguir el control de estímulos para todos los ejercicios del curso, pero esto depende de tus necesidades e intereses. Si algún ejercicio en particular te resulta irrelevante, no es necesario que consigas el control de estímulos para ese ejercicio.

Curso de Adiestramiento Canino


El curso está dividido en tres niveles, Básico, Medio y Avanzado. Cada nivel aborda diferentes habilidades que tienes que aprender como entrenador y diferentes habilidades que tienes que enseñarle a tu perro.Sin embargo, no necesitas completar todos los niveles del curso. Dependiendo de cuáles sean tus necesidades, puedes completar solamente hasta el primer o segundo nivel si así lo deseas.Por otra parte, al completar el nivel avanzado habrás conseguido más de lo que consigue la mayoría de la gente al contratar un adiestrador profesional, pero todavía te quedará mucho por aprender en el mundo del adiestramiento canino. En ese nivel también encontrarás consejos y sugerencias para poder seguir entrenando ejercicios cada vez más complejos que no están cubiertos en el curso.Cada nivel toma en promedio entre dos y tres meses, por lo que completar todos probablemente te tomará entre seis y nueve meses. Obviamente, el tiempo que te tome dependerá de cuanta dedicación pongas al adiestramiento. Si no dispones de mucho tiempo para entrenar a tu perro y sólo lo haces ocasionalmente, es muy probable que cada nivel te tome más de tres meses.Los niveles están divididos en etapas. Dentro de cada etapa encontrarás diferentes ejercicios y cada ejercicio estará desglosado en uno o más criterios de adiestramiento. Cada criterio es un paso intermedio para conseguir el resultado final, y debes seguirlos de acuerdo con la secuencia indicada.Para identificar con facilidad cada criterio en particular, los encontrarás indicados con un código de letras y números, separados por puntos. La primera combinación indica el nivel, la segunda indica la etapa y la tercera indica el criterio. Así, Sentado nb.e1.c1 indica el primer criterio (c1) de la primera etapa (e1) para el nivel básico (nb) del ejercicio Sentado. En cambio, Sentado nm.e3.c5 hace referencia al quinto criterio (c5) de la tercera etapa (e3) del nivel medio (nm) del mismo ejercicio.Entrena en función a tu experienciaSi tienes experiencia en adiestramiento con clicker es posible que avances mucho más rápido que personas que nunca han entrenado con este sistema. En este caso, también puedes reorganizar los ejercicios de la manera que mejor te parezca.

Si tienes experiencia con adiestramiento tradicional o con estilos similares (usando collares de ahorque o de púas), y quieres aprender sobre adiestramiento con clicker, por favor sigue todos los pasos tal como están indicados. No intentes avanzar más rápido basándote en tu experiencia porque los estilos son tan diferentes que vas a tener que “desaprender” lo que sabes de adiestramiento tradicional para aprender de adiestramiento con clicker.

Si no tienes ninguna experiencia entrenando perros, simplemente sigue el curso tal cual.

La importancia de la teoría

Muchos entrenadores desprecian las teorías del aprendizaje, ya que es posible entrenar un perro sin saber nada de teoría. Sin embargo, conocer los conceptos no sólo te hará un mejor entrenador, sino que te permitirá crear tus propios métodos para entrenar a tu perro, así que no pases por alto la introducción.

El entrenador y la entrenadora

A lo largo del curso me referiré a ti como “el entrenador”, aún si eres mujer, para evitar frases del tipo “El (la) entrenador(a) debe hacer…”. Por el mismo motivo, me referiré a tu perro como él, aunque tal vez sea una ella.

Las señales

Todos los ejercicios que le enseñarás a tu perro van asociados con alguna señal que puede ser visual (un gesto), verbal (una palabra) o ambiental (la presencia de algún elemento).

En el adiestramiento tradicional se llama órdenes o comandos a las señales visuales y verbales, y no se presta mucha atención a las señales ambientales. En este curso las vamos a llamar señales, porque cuando entrenamos en positivo, al perro no le ordenamos que haga una u otra cosa, sino que se lo pedimos. Curiosamente, estos pedidos tienen más poder de convicción que las órdenes secas y tajantes.

Diviértete entrenando

Entrenar a tu perro no tiene porqué ser una lucha de poderes en la que tienes que ser el dominante o el macho alfa. Aunque esa es una idea muy difundida, es errónea. Es mucho más fácil conseguir que tu perro te haga caso cuando eres su amigo que cuando quieres someterlo. Como dice el refrán, se atrapan más moscas con miel que con hiel.

Además de enseñarle ejercicios a tu perro, durante el adiestramiento tienes que crear una buena relación con él. Así que disfruta las sesiones, llévalas a cabo como juegos divertidos en los que aprendes a comprender a tu perro y él aprende a comprenderte a ti. Lleva a cabo las sesiones relajado y de buen humor y verás que tu perro aprende más rápido y responde mejor que cuando lo quieres dominar.

Curso de adiestramiento canino.
En este curso aprenderás a entrenar ejercicios de obediencia canina que son útiles en la vida real.Las técnicas que aprenderás sirven para entrenar cachorros desde 2 meses de edad hasta perros adultos, así que no importa la edad de tu perro, siempre y cuando tenga buena salud. Por supuesto, si se trata de un cachorro muy pequeño, tendrás que ser más paciente y no exigirle demasiado, ya que todavía no tiene muy desarrolladas ni la concentración ni la coordinación.Además de los procedimientos estándar para entrenar perros adolescentes y adultos, cuando corresponda encontrarás recomendaciones para entrenar cachorros pequeños, es decir de 2 a 5 meses de edad.
 

A lo largo del curso tu perro aprenderá a:

  • Acudir al llamado.
  • Caminar sin tirar de la correa.
  • Echarse y quedarse echado cuando se lo pides.
  • Entusiasmarse ante el sonido del clicker y la señal de liberación.
  • Ignorar cosas cuando se lo pides.
  • Jugar al tira y afloja cuando se lo pides y soltar el juguete también cuando se lo pides.
  • Mirarte a los ojos cuando se lo pides.
  • Mirarte con frecuencia cuando están fuera de casa.
  • Reconocer su nombre.
  • Saludar correctamente a las personas, sin saltar sobre ellas.
  • Sentarse y quedarse sentado cuando se lo pides.
  • Tocar cosas a pedido con su nariz y sus patas.

Consideraciones a tomar en cuenta

Si bien el curso de adiestramiento te permitirá entrenar perros de diferentes edades, tienes que tomar en cuenta que no es adecuado para todos los perros ni en todas las situaciones.

En primer lugar, tu perro tiene que estar en buenas condiciones de salud para seguir este curso. Un perro enfermo o herido debe ser tratado clínicamente antes de empezar su entrenamiento. Además, un perro con alguna condición particular puede presentar problemas con ciertos ejercicios. Por ejemplo, perros con displasia de cadera quizás sientan alguna molestia o dolor al sentarse. Así que asegúrate que tu perro está en buenas condiciones de salud antes de iniciar su adiestramiento. En caso de dudas, consulta con el veterinario.

Si tu perro es todavía un cachorro pequeño, es muy probable que no tenga todas sus vacunas. En ese caso, solamente debes entrenar dentro de casa, aún cuando los ejercicios indiquen entrenar en exteriores.

También tienes que saber que este curso no solucionará todos los problemas de comportamiento de tu perro. Los ejercicios de obediencia funcional que le enseñarás son una excelente base para solucionar muchos problemas, pero no son la solución a comportamientos conflictivos.

Si tu perro presenta problemas serios, como agresión o ansiedad por separación, tienes que buscar ayuda de un adiestrador o de otro profesional calificado que pueda trabajar personalmente contigo y tu perro. Es peligroso y suele ser contraproducente buscar la solución a esos problemas en Internet, así que si ese es tu caso, por favor busca apoyo profesional calificado.

Introducción al curso de adiestramiento canino

  1. Cómo seguir el curso
  2. Tu primer ejercicio: haz un etograma de tu perro
  3. Fundamentos de la modificación de conductas
  4. Equipo y ayudantes que necesitas para el curso
  5. Cómo llevar a cabo una sesión de adiestramiento
  6. Ocho criterios comunes en los ejercicios de obediencia canina
  7. Estrategias para conseguir que tu perro haga lo que quieres
  8. Cuando surgen problemas en el adiestramiento

Curso de adiestramiento Nivel Básico

  1. Primera etapa
  2. Segunda etapa
  3. Tercera etapa
  4. Cuarta etapa
  5. Quinta etapa

Curso de adiestramiento Nivel Medio

Curso de adiestramiento Nivel Avanzado


 

Fuente de información

 www.deperros.org

Otros temas que también te puede interesar..


Comments are closed.

Suscríbete a nuestros canal


Etapas del cachorro


Aprende con nuestros tutoriales








Nuestras Bellezas..


Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO


Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846