Precauciones

Anticipándonos a la llegada del pequeño Yorkshire Terrier, tomaremos una serie de precauciones para no tener que lamentar en el futuro serios accidentes que, debidos a algún involuntario despiste, puede acontecer en el interior de nuestro hogar. A medida que el cachorro Yorkshire valla creciendo, los peligros irán disminuyendo y podremos volver a colocar en orden todos los objetos que habíamos guardado para evitar que fueran arrasados por el perro en sus exhibiciones de inagotable actividad.

Alejaremos de su alcance cualquier medicamento o sustancia toxica.

El Yorkie, pensando que son juguetes, mordisqueara sus envases y lamerá su contenido, con lo que podría llegar a sufrir graves intoxicaciones o envenenamientos.

Apartaremos y colocaremos en lugares inaccesibles para él, todas las plantas venenosas o tóxicas (hiedra, adelfas, cicuta, boj, plantas del genero Caladium, plantas bulbosas, etc.), presentes en nuestro hogar. El cachorro tiene la mala costumbre de morderlas, por lo cual deberemos prestar especial cuidado a esta cuestión. Cuando pulvericemos las plantas con algún insecticida específico para la eliminación de cochinillas, pulgón, orugas, etc., evitaremos que nuestro Yorkie se acerque a ellas, ya que podría lamerlas o morderlas mientras el veneno aun esta activo. Las cactáceas y, en general, las plantas espinosas también deberían estar alejadas de la pequeña y curiosa nariz del vivaracho Yorkshire.

Nunca dejaremos por el suelo, ni en lugares accesibles para él, agujas, clavos, chinchetas, tijeras, alfileres o cualquier objeto punzante o cortante que pudiera ser ingerido por el cachorro.

Taparemos los enchufes y no dejaremos sueltos los cables eléctricos, pues al lamerlos o morderlos, el perro recibiría una fatal descarga eléctrica.

Nunca le daremos bolsas de plástico para jugar ya que, al igual que los niños, podrían llegar a asfixiarse.

Es aconsejable colocar una tela metálica en la terraza de nuestro hogar, en caso contrario, podríamos sorprender al perro arrojando todos sus juguetes a la calle, importunando a vecinos o, en una de sus alocadas y desenfrenadas carreras, resbalando fatalmente y cayendo al vacio a través de algún agujero que pudiéramos haber dejado al descubierto. Hay que tener siempre en cuenta las reducidas dimensiones de los pequeños Yorkshires.

Durante una temporada y hasta que observemos que nuestro Yorkie ha dejado de ser un alocado cachorro, retiraremos las alfombras y los objetos delicados; las primeras debido a que el perro podría orinarse encima, y los segundos por qué sería muy lamentable perder algún objeto valioso.

Equipo básico

Nos prepararemos adecuadamente y nos anticiparemos a la llegada del cachorro haciéndonos con los utensilios necesarios o equipo básico.

Recipientes para la comida y el agua. El material más aconsejable es el acero inoxidable, ya que el plástico puede ser mordido con facilidad por los diminutos dientes del Yorkie. Los recipientes no deben volcarse con facilidad, por lo que los escogeremos bastante pesados. En los establecimientos especializados los encontraremos  provistos de unas gomas antideslizantes para evitar el derrame de la comida o bebida.

El bebedero y el comedero siempre estarán impecablemente limpios, evitándose la acumulación de bacterias o gérmenes nocivos. El recipiente de la comida será retirado del alcance del animal una vez este haya ingerido su alimento, pero el de el agua siempre estará a su disposición.

Comida

Cuando el Yorkie llega a nuestro hogar, los primeros días es aconsejable que siga con la misma alimentación que le proporcionaba su criador (siempre, claro está, que se tratara de una dieta adecuada), aunque pasado un tiempo prudencial, el pienso Puppy o especial para cachorros será el ideal para él.

Este tipo de alimento es el más recomendado por veterinarios y profesionales, y posee todos los elementos nutritivos esenciales para los primeros meses de vida del cachorro.

Para empezar a educar a nuestro nuevo amigo y poder premiarlo cada vez que su actitud sea la correcta, es recomendable disponer de “premios” o chucherías, de venta en establecimientos especializados.

Nunca le daremos productos no específicos para él pues a la larga podríamos dañar su salud.

Collar y correa

Su primer collar ha de ser ligero, para que así se acostumbre con más facilidad a él. Tengamos presente que nuestro Yorkie crecerá, y su primer collar no le servirá para su edad adulta.

Las cadenas de exposición,  en las cuales collar y cadena formaran una única pieza, pueden ser por su ligereza y comodidad, ideales para los primeros meses de vida del animal.

Cuando nuestro pequeño Yorkshire haya aprendido a andar como es debido, a nuestro lado y sin dar tirones, podremos comprarle una correa extensible de las que se enrollan automáticamente, ya que le dará mas libertad de movimiento e incluso llegara a correr con ella. Las cadenas extensibles no son recomendables para enseñarles a caminar adecuadamente.

Juguetes

Nuestro Yorkie poseerá sus propios juguetes, si caemos en el error de darle zapatos viejos o algún otro objeto nuestro para sus horas de ocio, en más de una ocasión no sabrá diferenciar cuales son los objetos prohibidos y con cuales le está permitido jugar, (con el consiguiente riesgo para nuestro par de zapatos nuevos).

En las tiendas especializadas encontraremos infinidad de juguetes (huesos de pie de búfalo, pelotas, objetos de nylon, etc.) para entretenerlo con lo que evitaremos que se dedique a mordisquear (lo hará con especial insistencia en el periodo de dentición) cualquier objeto que este a su alcance.

Los huesos de búfalo son muy apropiados para entretener al pequeño Yorkie,  además fortalece sus dientes y previene la aparición de sarro. Evitaremos los juguetes esponjosos, de plástico duro o con cascabeles o silbatos, ya que pudieran lesionar la mandíbula del cachorro o incluso ser tragados por éste.

Productos de limpieza

Dejémonos asesorar por el comercial de nuestro establecimiento; él nos aconsejará respecto a los peines, cepillos y champús que debemos utilizar.

El cachorro no debe bañarse hasta que no haya sido debidamente vacunado; para mantenerlo en perfectas condiciones será suficiente con dedicar unos minutos diarios a peinarlo. En caso necesario, podemos recurrir a un champú seco especial para cachorros. Los perfumes y colonias de uso exclusivo para ellos evitan el olor característico de los perros.

Cama o rincón para dormir

Anticipándonos a su llegada, habremos elegido su habitación o el lugar donde dormirá. Éste estará alejado de las corrientes y será un ambiente tranquilo al que el perro podrá retirarse a descansar. Compraremos una manta, cesta, capazo o cojín para que el perro duerma encima; deberá ser fácilmente lavable y proporcional al tamaño del Yorkie de adulto. Aun habiéndose decidido el lugar donde el perro dormirá, no debe extrañarnos que decida hacerlo sobre la cama (la nuestra). De nosotros dependerá aceptarlo o no, como veremos más adelante. Elegiremos el lugar  donde le enseñaremos a realizar sus necesidades (deberá ser fácil acceso para él) y extenderemos papeles de periódico por el suelo; cuando llegue a su nuevo hogar, éste será uno de los primeros lugares que visitará.

Cesta de viaje o trasportín

Un trasportín o bolsa de viaje puede tener dos utilidades para el perro: le servirá para viajar y constituirá un rincón excelente donde retirarse a descansar.

Si el día que vayamos a buscar a nuestro pequeño Yorkie hacemos el traslado en coche, o más seguro es que el cachorro se maree, vomite y babee abundantemente. Si vamos solos, lo llevaremos en el interior de una bolsa de viaje, o trasportín, protegiendo adecuadamente con alguna toalla o papel de periódico. Bajo ningún concepto permitiremos que deambule a sus anchas por el vehículo, pues se descontrolaría por completo, aumentarían las posibilidades de mareo y, seguramente, causaría un pequeño caos. Si disponemos que vaya en sus brazos, esta persona tendrá a su alcance papeles o periódicos por si el cachorro babea o vomita. Protegemos al pequeño de posibles corrientes de aire y, si hace frío, lo taparemos con una manta. Lo tranquilizaremos y calmaremos con toda paciencia: al fin y al cabo, el cambio que experimentará en las siguientes horas será decisivo para él.

Bibliografía:
El gran libro del Yorkshire Terrier (Anna Vila Coma)

Otros temas que también te puede interesar..


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestros canal


Etapas del cachorro


Aprende con nuestros tutoriales








Nuestras Bellezas..


Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO


Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846