El momento de la llegada del cachorro a su nuevo hogar es fundamental, porque es muy probable que se encuentre nervioso y con miedo; síntoma de que desconoce el lugar.

Para que se familiarice con su entorno, debemos hablarle cariñosamente y de forma muy suave.

Desde el momento en que tu perro entra por la puerta, se convertirá en un miembro más de la familia.

Para que él no tenga nostalgia de sus semejantes y se sienta arropado y querido, tenemos que acomodarle en un lugar de nuestra vivienda donde instalaremos un lecho.

Tenemos que comenzar por ponerle un nombre y un collar identificador.

De forma paulatina, se irá acostumbrando a las novedades de su nuevo hábitat. Este cambio tan brusco le provocará durante los primeros días un poco de tristeza, pero no debemos mimarlo en exceso, ya que corremos el riesgo de que adquiera malos hábitos que posteriormente pueden ser difíciles de corregir.

El primer paso es darle un recipiente con agua y algún juguete. Posteriormente le enseñaremos su ?habitación? y le daremos de comer. Para nuestra seguridad y la de nuestro compañero, es aconsejable ponerle un collar desde un principio, ya que cuando son pequeños y echan de menos a sus parientes, pueden llegar a escaparse.

Un lecho y un nombre

Nuestro cachorro necesitará una manta o un cojín para dormir que colocaremos en un lugar especial, donde pueda retirarse cuando esté cansado y quiera dormir. Su rincón debe estar protegido de las corrientes de aire, sintiéndose seguro y sin la posibilidad de ser molestado. Cuando le castiguemos por algo, no debemos nunca llevarle a su rincón, pues entonces interpretaría que es un lugar de castigo y no se sentiría protegido.

Lo ideal sería elegir el nombre de nuestro cachorro antes de que llegue a nuestro hogar y, una vez tomada la decisión, no cambiarlo nunca más. El nombre debe ser corto, fácil de memorizar y fonéticamente agradable: pensemos que vamos a tener que pronunciarlo muchas veces a lo largo del día. Debemos repetírselo constantemente. No utilizaremos un diminutivo cuando sea pequeño y un nombre normal cuando sea mayor, pues esto le confundiría.

Pronto comprenderá que cuando pronunciamos su nombre nos estamos refiriendo a él.

También debemos vigilar no llamarle relacionando su nombre con nada violento. Cuando debamos reñirle por algo que haya hecho mal, diremos un simple N0, sin incluir su nombre en la reprimenda. Así siempre relacionará su nombre con algo agradable.

Collar y correa

El cachorro crecerá, por lo que debemos tener en cuenta que el collar que le compremos no va a ser el definitivo, pues no le servirá cuando sea adulto. Es aconsejable que su primer collar sea ligero y suave para que le sea más fácil acostumbrarse a él.

El perro no puede salir a la calle hasta que no esté vacunado. Pero tampoco puede salir a la calle hasta que se haya acostumbrado a las personas de la casa y a los extraños que haya visto en ella ocasionalmente, para evitar que se asuste ante los desconocidos, al encontrarse con perros. Un truco para que el primer día de paseo no sea muy agresivo para él es sacarle a la terraza de vez en cuando, las primeras veces siempre acompañado. También se le puede sacar a la calle en brazos para que reconozca el medio: ruido, coches, olores..

Antes de sacar al perro regularmente a pasear, hay que conseguir que se acostumbre al collar, que el animal no debe sentir como un instrumento de represión sino como algo absolutamente natural. En casa y durante el día deberá llevar uno muy ligero y de cierre fijo, nunca de estrangulación, porque si se enganchase por casualidad en algún obstáculo, podría correr el peligro de ahogarse.

Será necesario que coja mucha confianza con la persona que lo saca a pasear, para que se sienta seguro y se relacione con los demás sin sufrir ningún trauma en un mundo que le resulta completamente ajeno. Para convencerlo de que siga a la persona que lo lleva de paseo sin obstinarse ni tirar como un loco de la correa, no estaría mal hacerle practicar antes dentro de casa. Desde el primer día hay que impedirle que mordisquee la correa, puesto que puede convertirse en una costumbre difícil de quitar.

Vigilar sus paseos

Al principio es mejor realizar paseos cortos y frecuentes. Conviene no dejar que se acerque a excrementos u orinas ya que los cachorros están bajos de defensas y es fácil que cojan alguna infección. Es fundamental no dejarles comer nada del suelo: pueden oler pero no lamer. Desde el primer momento se les debe reñir para que no lo hagan pronunciando un fuerte ?No?.

Tampoco debemos acercar demasiado el perro a otros canes sin saber si son sociables o no, pues podría asustarse o provocarle cierta agresividad en el futuro, ya que en ocasiones el miedo se transforma en agresividad como método de autodefensa.

Otros temas que también te puede interesar..


Comments are closed.

Suscríbete a nuestros canal


Etapas del cachorro


Aprende con nuestros tutoriales








Nuestras Bellezas..


Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO


Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846