Hidroterapia para perros

Los beneficios de un buen baño (kirdalia Yorkshire Terrier)

La natación es un deporte muy completo y un excelente ejercicio fácil de practicar junto con nuestras mascotas, ya que les ayuda físicamente a ejercer los músculos y fortalecer los huesos.. Psicológicamente aliviar estrés acumulado, reforzar autoestima y seguridad, sensación de bienestar y facilitar el sueño y el descanso.

Hidroterapia para perros

La natación como actividad tiene muchos beneficios para nuestras mascotas, efectos terapéuticos para diversas dolencias.

El agua logra sus efectos terapéuticos gracias a aportar al cuerpo una energía mecánica y/o térmica.

Por ello nos encontramos que las propiedades terapéuticas del uso del agua vienen determinadas por principios mecánicos y principios térmicos.

Los profesionales en rehabilitación, etólogos, veterinarios y centros de fisioterapia, recomiendan la hidroterapia, que permite ejercitar los músculos inactivos con la ayuda de la presión que el agua ejerce en el cuerpo de los animales.

Siendo conscientes del auge y la importancia de esta disciplina, nos proponemos ahondar más en el tema, estudiar la opinión de los expertos y profesionales, publicaciones, bibliografías, así como técnicas y  recomendaciones en clínicas y/o centros especializados.

¿Qué es y en qué consiste la Hidroterapia?

La Hidroterapia es la utilización del agua como agente terapéutico, en cualquier forma, estado o temperatura.

Son muchos los beneficios e indicaciones de la hidroterapia para perros.

Diferentes ejercicios para tonificar la musculatura, reducir el sobrepeso, tratamiento del estrés, fortalecimiento masa y fuerza muscular, mejora  la función articular en casos de osteoartrosis, refuerza el sistema cardiorespiratorio del perro, etc.

El término procede del griego Hydro (ύδρο-,agua, griego antiguo ὕδωρ, hýdor) y Therapia (θεραπία, curación).

Es una disciplina que se engloba dentro de la NATUROPATIA, Talasoterapia,balneoterapia, fisioterapia y medicina (hidrología médica) y se define como el arte y la ciencia de la prevención del tratamiento de enfermedades y lesiones por medio del agua.

En sus múltiples y variadas posibilidades (piscinas, chorros, baños, vahos…) la hidroterapia es una valiosa herramienta para el tratamiento de muchos cuadros patológicos, como traumatismos, enf. reumaticas, enf digestivas, respiratorias o neurológicas.

Las propiedades terapéuticas del agua nos permiten sentar la base en el tratamiento de las alteraciones de los pacientes. Éstas son:

  • la dinámica, a través de grifos a presión se incrementa la presión se incrementa también en el organismo el retorno venoso y ejercemos un efecto relajante sobre el paciente
  • mecánica, a través de masajes se incrementa la temperatura del cuerpo
  • química, por medio de la adición en el agua de otros componentes.

Beneficios de la hidroterapia y natación en perros:

  • Problemas neurólogicos.
  • Artrosis.
  • Recuperación tras cirugias ortopédicas: fracturas, luxaciones, rupturas de ligamentos, etc.
  • Recuperación tras lesiones neurológicas: cirugía de disco intervetebral, mielopatía degenerativa, etc.
  • Mejoría del rango de movimiento articular.
  • A nivel muscular: fortalecimiento, aumento de la resistencia, reducción del dolor, etc.·
  • Mayor agilidad.
  • Incremento de la resistencia cardiovascular y cardiorespiratoria.
  • Pérdida de peso.
  • Mejora de la calidad de vida en general.
  • Canalizar el estrés.

Concepto de hidroterapia

Por definición, debemos entender que la hidroterapia es “la ciencia de los procedimientos capaces de modificar el estado del organismo y que emplea el agua como intermediario directo”.  Su aplicación está sometida a indicaciones precisas, ya que al igual que puede tener resultados con efectos muy saludables, puede ser nociva o peligrosa en algún punto si no se trata con cuidado y no se tiene el conocimiento para aplicarla. También se define como un “sistema de curación natural”,  el cual el agua es utilizada para tratar, prevenir, o curar cualquier problema de salud o lesiones.

La hidroterapia es tan antigua como el hombre y le daban los mismos usos que le damos en la actualidad. Arranca desde el periodo mitológico de los griegos quienes utilizaban el agua para sanar y la consideraban “aguas salutíferas, con las cuales se aplicaban baños para la eliminación de impurezas de orden espiritual y físico”.

Hipócrates

El uso del agua fría, como medio higiénico y curativo, no es nuevo pues es grande el valor que todas las naciones le han dado en diversas épocas; así es que, recorriendo las costumbres de los antiguos, veremos que los espartanos bañaban a sus hijos de recién nacidos en agua fría y era tanto el aprecio que hacían de dicho medio, que con el objeto de dar tono y vigor al cuerpo se bañaban en todas las estaciones del frío en el Eurotas. Píndaro dice en una de sus odas olímpicas que la mejor cosa es el agua y después, el oro.

Pitágoras recomendaba mucho a sus discípulos el uso de los baños fríos para fortificar el cuerpo y el talento. El anciano de Coos, el gran Hipócrates o sea el padre de la medicina, que añadió las frotaciones en el baño frío, estaba acostumbrado a usar del referido agente en la curación de las enfermedades más graves y fue el primero que con su genio profundo y observador notó que el uso del agua caliente enfriaba, mientras la fría calentaba. Los macedonios creían que el agua caliente era muy enervante y así es que prescribían a sus mujeres se lavasen con agua fría después de paridas.

El célebre poeta Virgilio llama a los antiguos habitantes de Italia raza de hombres endurecidos y austeros, que sumergen a sus criaturas acabadas de nacer en los ríos y los acostumbran al agua fría lo que nos indica cuáles eran las costumbres de aquel pueblo. Celso, llamado el Cicerón de los médicos, usaba el agua para curar el dolor de cabeza y estómago. Galeno en el siglo II recomendaba los baños fríos, tanto a los que gozaban de salud como a los que estaban padeciendo ataques febriles.

Carlomagno, sabedor de la salubridad de los mismos baños animaba a todos los de su imperio al uso de ellos e introdujo en la corte por vía de diversión la costumbre de nadar. Michele Savonarola, médico italiano en 1462 recomendaba el agua pura la oftalmía y lashemorragias por creerla uno de los remedios más eficaces.

Vander Heyden, doctor de Gante, manifiesta que en 1624 curó a muchos centenares de personas atacadas de disentería, cuya enfermedad era entonces epidémica y para lo cual tan solo usó el agua fría. Short, doctor inglés, refiere en 1650 que había curado con agua fría la hidropesía y las mordeduras de perros rabiosos.

El doctor Floyer, en 1702, publicó una obra muy buena, titulada Psychrlousie (Instrucciones sobre el uso de los baños fríos), habiéndose hecho desde aquel período hasta el año 1722 seis ediciones. El doctor Hancoek, en 1722, dio al público un tratado antifebril sobre el uso del agua fría de la que se hicieron en solo un año siete ediciones.Currié publicó en 1707 una onra sobre la eficacia del agua, la cual puede considerarse como la base científica de la Hidropatía. Tissot, en sus Consejos al pueblo, publicados en París en 1770, demueslra la importancia del agua fría.

Hahn, que nació en Silesia en 1714, escribió acerca de las curas con el agua una excelente obra que se reimprimió. Samuel Hahnemann, padre de la Homeopatía, en una obra impresa en Leipzig en 1784, recomienda el agua fría, sin la cual dice que las úlceras muy atrasadas no se pueden curar y agrega que si existe algún remedio, es el agua.

Similares tratamientos utilizaba el célebre cura Sebastian Kneipp, párroco de Wörishofen (Baviera) el cual se proponía resolver las sustancias morbosas, eliminarlas del cuerpo humano y fortalecer el organismo por medio de las efusiones de agua fría añadiendo a veces vegetales, sobre todo, flores de heno, de cola de caballo y de paja de avena.

Más beneficios sobre hidroterapia y natación en general

  • Alivio y relajación muscular. También atenúa el dolor de espalda, articulaciones.
  • Disminución del dolor general debido a la calidez y presión que ejerce los diferentes chorros de agua sobre las zonas del cuerpo.
  • La gravedad es contrarrestada por la flotabilidad, facilitando el movimiento y así, la ejercitación.
  • Aumento muscular, incremento de la fuerza y la resistencia debido a la mayor resistencia en el agua.
  • Disminuye la inflamación, debido a la presión hidrostática.
  • Mejora el equilibrio y la estabilidad.
  • Disfrute y confianza para moverse mejor.
  • Combate el insomnio y el estrés, ayuda efectivamente al sueño natural, relajando el cuerpo y descansando, permitiendo un sueño más profundo y reparador.
  • La acción del calor acompañado de un masaje con chorros de agua y aire ayuda al flujo sanguíneo a circular con más facilidad aliviando cefaleas tensionales, el dolor de las zonas del cuello, hombro, lumbares…
  • El calor húmedo asociado a la hidroterapia es a menudo beneficioso para aquellos que padecen enfermedades respiratorias como la bronquitis, congestiones, asma.

Los tratamientos de hidroterapia se pueden aplicar a través de:

  • Baños. Los baños pueden ser totales o parciales y la temperatura de los mismos varía según el tipo de aplicación que se quiera dar. Se distinguen las siguientes técnicas.
    • Baños simples: se realizan en la bañera o tanque y tienen como finalidad la relajación del paciente. Pueden ser fríos o calientes.
    • Baños parciales: se aplican sobre una parte concreta del cuerpo.
    • Baños de vapor: se utiliza vapor a gran temperatura que se proyecta sobre la zona a tratar tapándose posteriormente con una toalla.
    • Baños de contraste: se aplica agua a diferentes temperaturas deforma alternativa.
    • Baños de remolino: su efecto radica en la presión que ejerce el agua sobre la parte del cuerpo afectada.
    • Baños galvánicos: se utiliza agua combinada con electricidad.
    • Hidromasaje termal: se trata de un baño con agua azufrada que activa la circulación sanguínea.
  • Duchas. Su efecto se produce por la presión que ejerce el agua fragmentada al salir de la ducha. Existen diferentes tipos de aplicaciones a través de duchas dependiendo de la presión y el tipo de emisión realizada.
  • Chorros. La aplicación se basa en la emisión de agua a alta presión a través de un solo agujero lo que permite concentrar la acción sobre un punto determinado. Los chorros se proyectan a diferentes presiones y temperaturas.
  • Aditivos. La acción del agua puede complementarse mediante la adición de sustancias en el baño.
  • Lavados. Se realizan pasando un paño húmedo sobre la piel.
  • Compresas. Son un tipo de envolturas a las que se adicionan hierbas.
  • Abluciones. El agua es derramada directamente sobre el cuerpo.
  • Sistema Kneipp. Método creado por Kneipp.

Centros especializados en el mundo de la hidroterapia

  • Balneario: lugar habilitado para el tratamiento de afecciones en cuya base se asienta este tratamiento a través de aguas termales mineromedicinales, estando siempre situado en el lugar de emanación del manantial.
  • Spa: siglas de “salutem per aquam” o “salud a través del agua”; son lugares habilitados para el tratamiento de afecciones con aguas que no mineromedicinal ni termal. No obstante pueden añadirse otros componentes que mejoren el tratamiento estético o de relajación.
  • Centros de talasoterapia: variante de la hidroterapia que basa sus aplicaciones terapéuticas en el agua marina y sus componentes (algas, arena y otros).

Sitios recomendados donde se realiza Hidroterapia para perros:

  • Escuela y residencia Canina Narub

Nos hemos fijado en el Centro de Hidroterapia Narub que cuenta con un equipo de etólogos y veterinarios que se encargan de trabajar con los tratamientos de psicología y terapia muscular adecuados para perros y mascotas. El agua de su piscina climatizada tiene una temperatura de entre 28 y 30 grados, para utilizarla todo el año. Cuentan en su centro de rehabilitación con un gimnasio adaptado a las necesidades de perros y mascotas con todo tipo de aparatos para todo tipo de tratamientos y terapias que son necesarias para realizar ejercicios a  perros y gatos.

“La Hidroterapia es una de las terapias que ofrecemos en nuestro centro de fisioterapia y rehabilitación, y que permite ejercitar los músculos inactivos con la ayuda de la presión que el agua ejerce en el cuerpo de los animales.” http://www.narub.com/

 

Destacamos varios artículos sobre los beneficios de la hidroterapia y natación en pequeños animales.

Marta Subirats Laguarda

Fisioterapeuta de perros diplomada por la universidad de Tennesse, Colaboradora de ortocanis

“La hidroterapia, terapia con agua, tiene beneficios para ciertas dolencias del cuerpo y ayuda a mantener el buen estado de salud de su mascota. Mediante el uso del agua se pueden aliviar dolencias que su animal padece como por ejemplo artrosis, problemas neurológicos, dolores musculares, exceso de peso, etc. que, a la larga pueden repercutir de forma negativa en su salud. Además, muchos de los etólogos y educadores caninos lo recomiendan como terapia para perros nerviosos e hiperactivos porque los relaja.

Los beneficios que nos proporciona la hidroterapia son muchos: alivio del dolor, rigidez, hinchazón, fortalece los músculos, alivia los espasmos musculares, mejora la amplitud de movimiento de las articulaciones, aumenta la circulación, mejora la residencia cardio-respiratoria (mejora la tolerancia al ejercicio) y, gracias al fenómeno de flotación que se produce, ayuda a mover y reeducar la marcha en animales con mucha dificultad o incapacidad para andar y desplatarse en terreno seco (artrosis severas, operaciones neurológicas, fracturas…) La hidroterapia puede usarse tanto en casos agudos como crónicos y, depende del estado del animal y de su dolencia, se varía el número de sesiones, la durada y la intensidad de la terapia.

La terapia con agua se puede hacer mediante piscinas (el animal puede realizar cualquier tipo de ejercicio), cintas subacuáticas (esencial para reeducar afectaciones en la locomoción), jacuzzi (que da un efecto de masaje y relajación), baños de contraste (para tratar problemas circulatorios). La hidroterapia es beneficiosa para el cuidado de su perro siempre y cuando se acompañe de dieta sana y ejercicio. En caso de animales con patologías acelera el proceso de recuperación y mantenimiento. En afecciones graves de: riñones, hígado, corazón, respiratorios, de piel, cáncer, etc. no es recomendable realizar esta terapia y es conveniente consultar con su veterinario.”

 

Marta Subirats Laguarda

fisioterapeuta de perros diplomada por la universidad de Tennesse

Colaboradora de ortocanis http://www.ortocanis.com/

 

La rehabilitación con hidroterapia en perros

La rehabilitación y fisioterapia canina son especialidades veterinarias en gran expansión. Gracias a ella, los perros se benefician de las diferentes técnicas que mejoran y alivian sus patologías osteoarticulares y neurológicas.

Una modalidad en auge, y de reconocidas propiedades terapéuticas, es la hidroterapia. Ésta utiliza las propiedades físicas del agua para el tratamiento de diferentes procesos. Se puede realizar tanto en piscina, en la que el animal nada ayudado de un chaleco y guiado por el terapeuta, como en la cinta subacuática, donde el perro camina sobre una cinta regulable en velocidad e inclinación, dentro de una pequeña piscina, en la que se varía la cantidad y flujo de agua acorde al efecto deseado.

¿Por qué en agua? El agua reduce la cantidad de peso que soporta el animal, disminuyendo la carga sobre las extremidades y permitiendo que el ejercicio sea más fácil y llevadero para aquellos perros con dolor en sus articulaciones. La presión hidrostática ejercida por este elemento disminuye la inflamación y el edema y su resistencia es utilizada para favorecer el fortalecimiento muscular. Del mismo modo, por su efecto de estabilización, permite a muchos pacientes realizar ejercicios que no podrían realizar en tierra. En perros con displasia de cadera no clínica, la natación es muy útil para fortalecer la musculatura y estabilizar la cadera sin perjudicar la articulación coxofemoral (articulación de la cadera).

Son muchos los beneficios e indicaciones de la hidroterapia para perros. Se pueden realizar dferentes ejercicios con el objetivo del tonificar la musculatura o reeducar la marcha en afecciones neurológicas. Entre las condiciones para las cuales resulta útil esta terapia se encuentran la artrosis o problemas de movilidad en animales mayores, rehabilitación de fracturas, recuperación tras cirugías ortopédicas como por ejemplo la de la ruptura del ligamento cruzado craneal de la rodilla, tan frecuente, o la rehabilitación de lesiones neurológicas como la cirugía por hernia de disco intervertebral.

También posee sus contraindicaciones, con lo cual ha de elegirse cuidadosamente a los pacientes, pues es peligroso emplearla en animales cardiópatas, con problemas cervicales, infecciones, úlceras o heridas quirúrgicas.

La hidroterapia ha de ser siempre prescrita por un veterinario rehabilitador y realizada bajo supervisión veterinaria.

Chaleco salvavidas para perros

Existen Chalecos salvavidas para perros que aseguran su flotabilidad en el agua. También son una medida de seguridad en los entrenamientos, tratamientos o juegos en el agua. El chaleco tiene un asa en la espalda y es reflectante para una sencilla localización. Los podeis encontrar en http://ortopediacanina.com/

 

Fisioterapia


(www.elsevier.es)

Bases físicas de la hidroterapia

Physical bases of hydrotherapy

G Rodríguez Fuentes , R Iglesias Santos

Fisioterapeutas. Profesores de la E. U. de Fisioterapia de Pontevedra Universidad de Vigo.

Hidroterapia; Características fisicoquímicas del agua; Fisioterapia.
INTRODUCCIÓNEl presente artículo, tal como reza su título, versa sobre las bases físicas que fundamentan la hidroterapia y que le confieren al agua natural propiedades terapéuticas. Por ello el desarrollo de este artículo vendrá determinado por dos aspectos básicos: el primero, ver cuáles son esos principios físicos; el segundo, tan fundamental como el primero, ver cuáles son las implicaciones y aplicaciones prácticas de los mismos, es decir, cómo, por qué y para qué del uso de dichos principios en el práctica de la Fisioterapia. Finalmente también hablaremos de una serie de precauciones a tener presente debidas, precisamente, a la influencia de estos principios físicos.

HIDROTERAPIA

¿Qué entendemos por hidroterapia? Etimológicamente esta palabra viene de los términos griegos hydor , agua, y therapeia , terapia, curación a través de. Por tanto entendemos la hidroterapia como el empleo tópico o externo del agua con fines terapéuticos (uso de sus características mecánicas y térmicas).

Difiere de hidrología médica o crenoterapia y de la talasoterapia, en las cuales es fundamental el aporte de una energía química (aguas mineromedicinales y agua marina, respectivamente). Y de este apartado, el de las bases químicas, se habla en otros artículos de este monográfico, por lo que no vamos a entrar en él.

BASES FÍSICAS

En hidroterapia, por tanto, el agua logra sus efectos terapéuticos gracias a aportar al cuerpo una energía mecánica y/o térmica. Por ello nos encontramos que las propiedades terapéuticas del uso del agua en nuestros servicios de hidroterapia van a venir determinadas por:

— Principios mecánicos: factores hidrostáticos, hidrodinámicos e hidrocinéticos.

— Principios térmicos: aplicaciones calientes y frías.

A continuación pasamos a desarrollar cada uno de estos apartados, así como sus implicaciones terapéuticas.

PRINCIPIOS MECÁNICOS

Como acabamos de indicar, nos encontramos en la inmersión con:

Factores hidrostáticos

La presión hidrostática es la base del principio de flotación, de empuje o de Arquímedes. El agua ejerce una fuerza vertical hacia arriba a todo cuerpo sumergido en ella, denominada empuje, actuando sobre su centro de gravedad. Dicha fuerza de empuje equivale al peso de la columna del agua que está por encima de dicho cuerpo. Esta presión es la causante de que en el agua el cuerpo parezca que pesa menos y exista mayor facilidad para realizar los ejercicios (en el agua marina aún pesaría menos). Por lo dicho, la presión hidrostática es directamente proporcional a la densidad del líquido y la profundidad de la inmersión. Además, gracias a la flotación, el paciente realizará los ejercicios de carga con una reducción importante de su peso corporal (según la profundidad a la que trabaje), que le facilitará el ejercicio y lo hará con menos dolor.

La diferencia entre el empuje y el peso propio del cuerpo se denomina peso aparente ( fig. 1). Éste varía en función de la respiración (en espiración forzada todos los cuerpos se hunden; en inspiración máxima la mayoría flotan) y otros factores, tales como sexo, edad, capacidad vital y densidad corporal.

Fig. 1. Esquema sobre la influencia en el valor del peso aparente el hecho de sumergirse en agua dulce o en agua del mar (tomando los valores de Kemoun y otros). Estos valores varían ligeramente según los autores.

Tampoco debemos olvidarnos del factor de compresión generado por la presión hidrostática del agua (según la ley de Pascal, la presión transmitida en un punto cualquiera del fluido se va a transmitir a todos los puntos del mismo). Esta compresión depende del peso específico del organismo, así como de la altura absoluta del nivel del agua que gravita sobre el mismo. Esta compresión afecta al sistema venoso, a las cavidades corporales y a los músculos, de tal forma que se puede llegar a una disminución del perímetro torácico (en caso de estar en posición vertical) de 1 a 3,5 cm y del abdominal de 2,5 a 6,5 cm, así como a cambios metabólicos por disminución del consumo de oxígeno, lo que se traduce en relajación muscular y disminución del tono.

Factores hidrodinámicos

Hacen referencia a los factores que facilitan o resisten el movimiento dentro del agua y cuyo adecuado uso nos permite una progresión en los ejercicios. Un cuerpo en movimiento dentro del agua sufre una resistencia (resistencia hidrodinámica) que se opone a su avance, la cual depende de varios factores: R = K S sen α V2 (R es la resistencia hidrodinámica; K es una constante que depende de la naturaleza del medio; S es la superficie del cuerpo; α es el ángulo de ataque, y V, la velocidad). A nivel global hemos de decir que la resistencia del agua es 900 veces mayor que la resistencia que opone el aire al movimiento (Kemoun).

La naturaleza del medio es importante por cuatro factores. El primero de ellos es la fuerza de cohesión intermolecular del líquido, fuerza que entre las moléculas del agua es elevada, por lo que la resistencia que va a oponer es mayor.

El segundo, la tensión superficial. Es la que oponen las moléculas del líquido cuando tocan las de un gas o un sólido, evitando la atracción. Esta tensión molecular en la superficie de contacto hace que el agua ofrezca más resistencia al movimiento horizontal del cuerpo dentro del agua si éste está sólo parcialmente hundido que si está totalmente hundido, algo estudiado en natación de competición. Otra cosa importante es que esta tensión superficial disminuye con la elevación de la temperatura.

El tercer factor es la viscosidad. Es la resistencia de los líquidos a fluir por la fricción interna de sus moléculas. Así, cuanto más viscoso sea un líquido, más resistencia opondrá a un movimiento en él. El agua posee una escasa viscosidad, la cual disminuye si se incrementa la temperatura.

Finalmente tenemos la densidad. La del agua es muy baja en relación a otras sustancias. En general, la densidad descenderá según aumente la temperatura de la sustancia. Pero en el caso del agua, su densidad disminuye según suba o baje la temperatura de 3,98° C (por eso el hielo flota en el agua líquida).

Otros factores que influyen en la resistencia hidrodinámica son la superficie del cuerpo, el ángulo de ataque o de incidencia y la velocidad del desplazamiento.

Además, aparte de la resistencia hidrodinámica, también influirán en la resistencia al movimiento dentro del agua las turbulencias y la inercia de la aspiración generadas por dicho movimiento ( fig. 2). Al moverse un cuerpo dentro del agua se genera una diferencia de presiones, máxima en la parte anterior y mínima en la posterior, y el flujo de agua hacia atrás generará un fenómeno de depresión y aspiración que desencadena turbulencias que van a dificultar el cambio brusco de sentido del desplazamiento, dificultad que será mayor cuanto menos hidrodinámica sea la forma del cuerpo.

Fig. 2. Trabajo de la marcha en contra de la resistencia que ponen unos chorros subacuáticos. En la foto se observan las turbulencias que los chorros generan en el agua.

Las turbulencias también las podremos desencadenar mediante turbinas o chorros subacuáticos de aire o agua, lo cual permite graduar la resistencia al movimiento (entrenamiento de natación) y el trabajo muscular isométrico.

Factores hidrocinéticos

Éstos hacen referencia a usar el agua en función de un componente de presión, bien por aplicar unaproyección de agua contra el cuerpo (duchas y chorros, en los que influye la presión del chorro del agua, el calibre y el ángulo de incidencia, tema que se verá en otro artículo de este monográfico), bien por una agitación del agua. Aquí el agua, aparte del efecto por presión, así como por la temperatura o la inmersión, va a ejercer un masaje sobre la superficie corporal.

APLICACIONES TERAPÉUTICAS DE LOS PRINCIPIOS MECÁNICOS

1. La flotación va a permitir:

Realizar ejercicio pasivo, bien porque el fisioterapeuta realice el movimiento articular (el paciente está inmóvil, sujeto por flotadores o sobre una camilla o un asiento lastrados), bien gracias al uso de flotadores (los cuales, no debemos olvidarnos de ello, exigen un movimiento contra resistencia en sentido contrario).

Asistir el ejercicio, reduciéndose el estrés sobre las articulaciones. El movimiento tendrá que ir en dirección a la superficie. Así, habrá mayor asistencia cuanto más largo sea el brazo de palanca, mayor asistencia si se usan dispositivos de flotación, pues aumenta el brazo de palanca y la fuerza de empuje es proporcional al volumen de agua desplazado y menor asistencia con lastres. También es asistido si el movimiento se hace horizontal sobre la superficie del agua (en este caso el movimiento pasará a ser activo-resistido en cuanto aumentemos la velocidad del movimiento o coloquemos lastres).

Resistir el movimiento para mejorar la fuerza muscular. El movimiento, inicialmente, se realiza en contra de la superficie. Tendremos, por ello, una mayor resistencia cuanto más largo sea el brazo de palanca, mayor resistencia si se añaden flotadores, palas o aletas a las extremidades, mayor resistencia cuanto más rápido sea el movimiento, mayor resistencia si se realizan movimientos en contra de chorros subacuáticos o se moviliza el agua con turbinas (forma de entrenamiento contra resistencia de nadadores), etc., y mayor resistencia cuanto más rápido cambiemos el sentido del desplazamiento (por las turbulencias) ( fig. 3).

Fig. 3. Trabajo contrarresistido en hidroterapia (la fuerza externa es aplicada por la fisioterapeuta).

2. La inmersión ayuda a mantener o restaurar la movilidad de un segmento. Esto se debe al peso aparente y a la graduación progresiva de la carga de trabajo.

3. La inmersión también mejora la propiocepción, el equilibrio y la coordinación. La presión hidrostática, la resistencia hidrodinámica y la viscosidad son fuente de estímulos sensoriales y el trabajo en inmersión mejora el equilibrio y la coordinación (ejemplo, marcha) y el trabajo de los mismos (aplicación de situaciones desequilibrantes o desarrollo de ejercicios de re-equilibración estática o dinámica).

4. Mejora del estado psicológico y emocional del sujeto. Se debe a que existe una mayor seguridad en el movimiento, así como una mayor movilidad con menos dolor. También influye la interrelación con otros pacientes y que sea casi un ambiente recreacional.

5. También está facilitada la circulación de retorno, en el caso de que el paciente esté sumergido en bipedestación, por la presión hidrostática.

6. La inmersión prolongada en agua termoindiferente genera relajación muscular. Si es excesivo en el tiempo, fatiga y cansancio.

7. También se puede emplear para la reeducación respiratoria, pues la presión hidrostática fortalece la musculatura inspiratoria.

8. Si se aplica agua a presión y/o se generan turbulencias alrededor del sujeto, además se produce un efecto de masaje, el cual será tanto más eficaz cuanto a mayor profundidad se aplique esa presión y/o esas turbulencias.

PRINCIPIOS TÉRMICOS

De los principios térmicos que se podrían señalar, cabe indicar que los fundamentales para la Fisioterapia son:

— El calor específico o la capacidad calorífica: cantidad de calor que es necesario aportar para que un gramo de masa de un cuerpo eleve un grado su temperatura. El agua presenta un alto calor específico, el cual es mínimo a 35° C, aumentando proporcionalmente según nos separemos de esa temperatura. Esto quiere decir que el agua mantiene bien su temperatura (almacena gran cantidad de calor y se enfría lentamente).

— La conductividad térmica: cantidad de calor en calorías que pasa en un segundo desde un foco situado a 1 cm a través de una lámina de sustancia de área unidad y espesor unidad, con un gradiente de temperatura de 1° C entre ambas caras. El agua es buena conductora de calor, siendo la conductividad térmica del hielo cuatro veces superior a la del agua líquida (aunque no relacionado con esto, no debemos olvidar que el agua también es buen conductor eléctrico y sonoro).

El cuerpo humano propaga o pierde calor de cuatro formas: conducción, convección, radiación y evaporación. Cuando está en el agua, la energía térmica se intercambia mediante los dos primeros mecanismos, fundamentalmente la convección (la radiación y la evaporación sólo se dará en las zonas corporales no sumergidas).

La conducción es un intercambio de energía térmica por contacto físico entre dos superficies. Lo importante aquí es tener presente que la grasa actúa más como aislante que como conductor, por lo que:

— El calentamiento superficial por conducción será tanto menor cuanto mayor sea la composición grasa del cuerpo.

— A mayor cantidad de grasa, mayor dificultad para disipar calor, por lo que hay que tener mucho cuidado con los afectados por patología cardíaca o vascular periférica, en los que no funcionan correctamente los mecanismos fisiológicos convectivos de disipación de calor (se podría incrementar a niveles peligrosos la temperatura corporal).

La convección es el proceso de transferencia térmica que presentan especialmente líquidos y gases, desplazándose las partes del líquido más calientes a las más frías. El poder de transferencia térmica del agua es 25 veces superior al del aire, y esta transferencia dependerá de:

— La diferencia de temperaturas entre piel y agua.

— La superficie de intercambio.

— El coeficiente de convección, que depende de, entre otras cosas, la velocidad de desplazamiento relativo entre el cuerpo y el agua (el desplazamiento aumenta la transferencia térmica, y más cuanto más rápido se haga) y la presión (a mayor profundidad de inmersión, habrá mayor transferencia térmica por convección).

La convección, por tanto, va a ser muy importante tanto en el calentamiento como en el enfriamiento del cuerpo. Por ello, cuidado con pacientes cardíacos o vasculares periféricos.

Los efectos biofísicos térmicos de la hidroterapia van a depender, además, de otros factores a mayores:

— El estímulo térmico será tanto mayor cuanto más separe de la temperatura indiferente (existen diferencias a la hora de considerar cuál es la temperatura indiferente: unos indican que entre 34-36oC, otros entre 31-33° C). Esta temperatura indiferente hace referencia a la temperatura que debe tener el agua para que no se pongan en marcha los mecanismos de termorregulación del paciente, tanto para disipar como para generar calor.

— Las extremidades tienen menor capacidad de adaptación a los cambios térmicos. Por eso para modificar la temperatura corporal es mejor incidir a nivel de tronco.

— A mayor superficie de aplicación, mayor efecto térmico.

— A mayor tiempo de aplicación, mayor efecto térmico.

— También influyen las características de los tejidos y la sensibilidad del sujeto.

APLICACIONES TERAPÉUTICAS DE LOS PRINCIPIOS TÉRMICOS

Las aplicaciones terapéuticas del agua en función de los principios térmicos van a venir determinadas por los efectos fisiológicos desencadenados bien por el agua caliente (que está por encima de la temperatura indiferente), bien por el agua fría (que está por debajo de dicha temperatura indiferente).

Inicialmente hemos de comentar que las reacciones generales ante estímulos térmicos hidroterápicos son los siguientes: se genera un aumento de la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y respiratoria y del volumen minuto, y, según aumenta la temperatura de la superficie corporal y pasa el tiempo, desciende la tensión arterial, algo que se nota sobre todo al salir del baño.

Pasando ya al punto de los efectos fisiológicos desencadenados, nos encontramos que, como agente calorífico, la hidroterapia implicará:

Analgesia, pues el calor aumenta el umbral de sensibilidad de los nociceptores y disminuye la velocidad de conducción nerviosa y la contractura muscular. También influye a través de la teoría de Melzack y Wall, bien por la sensación térmica o por añadir una estimulación mecánica (baños de remolino y técnicas de hidromasaje).

Aumento de la temperatura local y vasodilatación. El calor generará un aumento de la temperatura corporal entre 0,5 y 3o C, aumentando, asimismo, las funciones orgánicas (ojo en mujeres embarazadas en no sobrepasar los 38,9º C, límite de seguridad para el feto (Meijide et al, 1998, p. 349). El aumento de temperatura generará disminución progresiva del tono muscular e hiperemia, mejorará la nutrición y aumentará los procesos de reparación tisular. Como también permite la pérdida de calor y disminuye la velocidad sanguínea, ojo en caso de pacientes con insuficiencia venosa. En caso de querer el efecto térmico del agua, las aplicaciones suelen durar unos 20 minutos. Normalmente cuando se hace hidrocinesiterapia se mantiene el agua en torno a los 35-36o C. Generalmente por encima de los 36,5° C no es muy recomendable para ejercicios debido a la elevada exageración de la temperatura corporal, desencadenando reacciones de congestión, hipotensión y exudación de líquidos.

Efecto sedante, con aplicaciones calientes próximas a la temperatura indiferente y durante un largo período de tiempo. Sin embargo, aplicaciones muy calientes de corta duración generan efectos opuestos: insomnio, excitación (si son largas, sensación de bienestar, pero cuidado, porque si nos excedemos de tiempo generan fatiga).

Efecto antiespasmódico. Afecta tanto a la musculatura estriada como a la lisa de órganos y vísceras internas, produciéndose una disminución del tono muscular, lo cual facilitará la movilización.

Efectos sobre el tejido conjuntivo. Aumenta su elasticidad, por lo ayuda a disminuir las rigideces articulares y periarticulares en los reumatismos, sobre todo si están cubiertas de poco tejido blando.

Por otra parte, cuando se utiliza agua a temperatura por debajo de la indiferente (teniendo en cuenta, además, que normalmente se usa en aplicaciones parciales o de contrate) las aplicaciones van a perseguir la consecución de:

Disminución de la temperatura, vasoconstricción tisular y escalofrío térmico. En personas delgadas se necesita aplicar menos tiempo y tiene un mayor efecto la aplicación fría. Además, demasiado tiempo de frío retrasa el proceso de cicatrización y está contraindicado su uso en pacientes con afectación arterial o venosa, por desencadenar espasmo vascular o estancamiento venoso, o en aquellos que tienen frío.

Analgesia y relajación muscular. El frío disminuye la excitabilidad de las terminaciones nerviosas libres, aumenta el umbral del dolor y reduce el espasmo muscular, de ahí su uso en pacientes hemipléjicos, parapléjicos y con esclerosis múltiple (ojo con el escalofrío térmico, que desencadena justo lo contrario).

PRECAUCIONES

No quisiéramos terminar este artículo sin una serie de consideraciones que debiéramos tener presentes cuando realizamos un tratamiento de hidroterapia para, en la medida de los posible, evitar los posibles efectos perniciosos correspondientes. Obviamente, las precauciones que vamos a citar sólo van a ser aquellas relacionadas con los principios físicos tratados en el presente artículo. Así:

Pacientes cardíacos (insuficiencia cardíaca o coronaria, HTA), pacientes con patología vascular periférica y pacientes respiratorios. En estos casos estos pacientes engrosarán la lista decontraindicaciones absolutas siempre que las alteraciones sean graves, estén mal controladas, estén en fase no estable y la capacidad vital sea menor de 1.500 ml. Si no es el caso, hay que ir aumentando progresivamente el tiempo de tratamiento, hacer una progresión de los ejercicios y un control de los pacientes (antes, durante y después del tratamiento).

Pacientes que conlleven una contaminación del agua o que transmitan una enfermedad infecciosa.Son una contraindicación absoluta en piscinas colectivas, pero pueden usar tanques individuales.

— Con mujeres embarazadas mejor que no sobrepase el agua los 37,8° C.

— Como la temperatura corporal, sobre todo en la hidrocinesiterapia, va a aumentar, hay que tener presente que la grasa dificulta la disipación de calor, por lo que hay que tener cuidado con personas obesas y con patología cardíaca (por no funcionar correctamente los mecanismos termorreguladores) o vascular periférica (disminuye la velocidad sanguínea, que implica una concentración de sangre a nivel de los miembros inferiores; si está en bipedestación, aumentando el cuadro).

— Según aumenta la temperatura de la superficie corporal y pasa tiempo, se produce una vasoconstricción interna y una disminución de la tensión arterial (cuidado al salir del baño o piscina, pues el paciente puede marearse y caerse).

— Tener en cuenta la termosensibilidad del paciente.

— Aparte de lo indicado, nos encontramos con una serie de dificultades a la hora de la hidrocinesiterapia, tales como:

* Conseguir el aislamiento de un movimiento determinado.

* Fijar pacientes con deficiencias importantes.

* El fisioterapeuta, si permanece más de media hora seguida dentro del agua trabajando con los pacientes, debe evitar el agotamiento por pérdida de líquidos (debe ingerir líquidos) y tener en cuenta la hipotensión arterial que va a sufrir.

AGRADECIMIENTOS

Queremos expresar nuestro más sincero agradecimiento tanto a los pacientes como a nuestra compañera María Soledad González Prieto (Clínica Fátima, Vigo) por su «disponibilidad fotográfica».


Fuente de información http://www.elsevier.es/

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

Aramburu de Vega C. Hidroterapia. En: Aramburu de Vega C, Muñoz Díaz E, Igual Camacho C, editores. Electroterapia, termoterapia e hidroterapia. Madrid: Síntesis; 1998. p. 261-73.

Arnould-Taylor W. Arnould-Taylor´s Principles and Practice of Physical Therapy. 4.a ed. London: Stanley Thornes; 1997.

Arroyo Rodríguez-Navas AR, Rellán Ramos E, Domínguez Táboas L. Hidrocinesiterapia en las artrosis de los miembros inferiores. Cuestiones de Fisioterapia 1997;5:59-66.

Badelon BF, Margery V. Lemaitre D, Chauvel F. La kinébalnéothérapie dans la lombosciatique. En: Herisson Ch, Simon L, editores. Hydrothérapie et kinébalnéothérapie. París: Masson; 1987. p. 57-68.

Bates A, Hanson N. Aquatic exercise therapy. Philadelphia: Saunders Company; 1996.

Becker BE, Cole AJ. Comprehensive aquatic therapy. Newton: Butterworth-Heinemann; 1997.

Brun V, Codine P. Hydrothérapie, proprioception et troubles de l’équilibre et de la coordination. En: Herisson Ch, Simon L, editores. Hydrothérapie et kinébalnéothérapie. Paris: Masson; 1987. p. 46-56.

Cromer AH. Física para las ciencias de la vida. 2.ª ed. Barcelona: Reverté; 1994.

Davies B, Harrison R. Hydrotherapy in Practice. Edimbur: Churchill-Livingstone; 1988.

De Pedraza Velasco ML, Miangolarra Page JC, Dias Soares OD, Rodríguez Rodríguez LP. Física aplicada a las ciencias de la salud. Barcelona: Masson; 2000.

Esnault M. Rééducation dans l’eau. Paris: Masson; 1988.

Galcerán Montaña I. Tratamiento acuático de las lesiones del hombro en deportistas. Fisioterapia 2001;23(MN 1):38-48.

Hérisson Ch et Simon L. Hydrothérapie et kinébalnéothérapie. Paris: Masson; 1987. p. 1-56.

Jardí Pinyol C. Movernos en el agua. 2.ª ed. Barcelona: Paidotribo; 1998.

Kane JW, Sterheim MM. Física. 2.ª ed. Barcelona: Reverté; 1992.

Kemoun G, Durlent V, Vezirian T, Talman C. Hidrokinesiterapia. Encicl Med Quir, Kinesiterapia, 26-140-A-10.

Meijide Faílde R, Rodríguez-Villamil Fernández JL, Teijeiro Vidal J. Hidroterapia. En: Martínez Morillo M, Pastor Vega JM, Sendra Portero F, editores. Manual de Medicina Física. Madrid: Harcourt Brace de España; 1998. p. 335-57.

Meijide Faílde R, Rodríguez-Villamil Fernández JL, Teijeiro Vidal J. Técnicas hidroterápicas. En: Martínez Morillo M, Pastor Vega JM, Sendra Portero F, editores. Manual de Medicina Física. Madrid: Harcourt Brace de España; 1998. p. 358-76.

Orosia Lucha López M, Tricás Moreno JM, Domínguez Oliván P, Jiménez Lasanta AI, García Rivas B, Herranz F. Hidrocinesiterapia en enfermos respiratorios. Cuestiones de Fisioterapia 1999; 11:19-39.

Ortoño Ortín M. Física para Biología, Medicina, Veterinaria y Farmacia. Barcelona: Crítica; 1996.

Reid Campion M, editor. Hydrotherapy: principles and practice. Oxford: Butterworth-Heinemann; 1997.

Viñas F. La curación por el agua. Hidroterapia. 4.ª ed. Barcelona: Oasis; 1994.

Zaragozá Ruvira C. Bases físicas de la hidroterapia. En: Aramburu de Vega C, Muñoz Díaz E, Igual Camacho C, editores. Electroterapia, termoterapia e hidroterapia. Madrid: Síntesis; 1998. p. 255-60.

Zarza Stuyck A. Técnicas de ejercicios en el agua. En: Aramburu de Vega C, Muñoz Díaz E, Igual Camacho C, editores. Electroterapia, termoterapia e hidroterapia. Madrid: Síntesis; 1998. p. 274-85.

Otros temas que también te puede interesar..


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Camada disponible


Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire

Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO

Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846