Category Archives: Enfermedades caninas

Convulsiones en los perros

Las convulsiones en perros y gatos

Epilepsia y convulsiones en las mascotas

Las convulsiones en los animales de compañía son un motivo relativamente frecuente de consulta al veterinario. Estos procesos causan gran preocupación en las personas que conviven con estos animales, pues si observar una convulsión es ya de por sí un hecho desagradable y angustioso, más aún si quien la padece es un ser querido. Realmente debe darse gran importancia a estos procesos, pues si no se controlan, pueden llegar a comprometer seriamente la vida del animal, lo cual no quiere decir que no podamos hacer nada por él, sino más bien al contrario. En la actualidad tenemos a nuestro alcance métodos diagnósticos y tratamientos con los que podemos identificar y tratar satisfactoriamente la gran mayoría de los casos.

Se calcula que la incidencia de los procesos convulsivos en la población canina se aproxima al 3%, y dentro de este grupo, en un 80% de los casos el diagnóstico final es de epilepsia, mientras que en el resto de pacientes las convulsiones son la manifestación de otro tipo de enfermedades. En el gato, la epilepsia es muy poco frecuente y, generalmente, los gatos que padecen convulsiones suelen tener otro tipo de patología que las origina.

Las convulsiones son procesos que pueden producir alteraciones en otros órganos como el corazón, pulmón o riñón, así como en el propio cerebro, que puede sufrir lesiones a causa de la propia convulsión. Por tanto, la presencia de convulsiones nos obliga a realizar un diagnóstico de la causa que las origina para poder instaurar el tratamiento de la manera más pronta posible. Para ello, como en otras enfermedades, pero quizá incluso con mayor motivo en estos casos, es fundamental la buena comunicación y colaboración entre veterinario y propietario.

¿Que se debe hacer ante una crisis convulsiva?

Se debe:

  1. Mantener la calma.
  2. Retirar los objetos que rodean al animal para evitar que se golpee.
  3. Administrar la medicación que el veterinario ha recomendado.
  4. Colocar al animal en un lugar fresco y ventilado.
  5. Si tras varias dosis de la medicación la convulsión no cesa, acudir al veterinario.
    No se debe:
  6. Intentar agarrar al animal. No conseguiremos parar la convulsión y puede mordernos o arañarnos, pues no es consciente de lo que hace.

  7. Administrar medicamentos no prescritos por el veterinario.
  8. Dar de beber ni comer tras la convulsión.
  9. Dar calor (estufas, mantas, etc.).

¿Qué es una convulsión?

Una convulsión es la manifestación clínica de un desequilibrio de la actividad eléctrica cerebral. La función de las neuronas, que son la célula principal del sistema nervioso, es transmitir y procesar información. Esto se lleva a cabo mediante la generación y transmisión de corrientes eléctricas y con la ayuda de unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Normalmente, en el cerebro existe un equilibrio entre los fenómenos de excitación y de inhibición en las neuronas.

Aunque el mecanismo por el que se origina una convulsión no se conoce en su totalidad, se sabe que tienen lugar debido a un exceso de estímulo excitatorio, a un aumento de la excitabilidad de las membranas celulares de las neuronas y a un fallo en los mecanismos de inhibición. Además, los neurotransmisores intervienen en la generación y propagación de la excitación. La consecuencia es un predominio del estado de excitación de las neuronas sobre la inhibición, lo que tiene como resultado la producción de una descarga eléctrica de tipo paroxístico en el cerebro, es decir, se produce una gran actividad eléctrica cerebral descontrolada. Esta actividad va a inducir los signos clínicos que observamos en un animal que convulsiona.

Se considera que un animal es epiléptico si padece convulsiones que se repiten a lo largo de su vida sin que exista una causa identificable, es decir, sin que exista otra enfermedad que sea el origen de estas convulsiones.

¿Cómo se manifiesta una convulsión?

No todas las convulsiones se manifiestan de la misma manera. La forma típica, que el propietario identifica fácilmente, es aquella en la que podemos observar una serie de signos: el animal sufre una alteración en su nivel de consciencia, se pone rígido, cae al suelo de lado, tiene movimientos de pedaleo con las extremidades, y de masticación con la mandíbula, puede existir salivación, dilatación de las pupilas, y defecación y micción incontroladas (puede ocurrir que aparezcan todos estos signos o sólo algunos).

Es frecuente que tanto antes como después de estos signos se observen alteraciones de comportamiento. En la fase previa el animal puede querer atraer la atención del propietario y estar intranquilo o, por el contrario, quedarse quieto o buscar un lugar para esconderse; tras la convulsión el animal puede tener también una fase de hiperactividad o de hipoactividad. Es frecuente observar que estos animales quieran beber agua o comer de modo exagerado (lo cual debe evitarse, pues pueden tener alterado el reflejo de la deglución y sufrir problemas respiratorios) y que sufran alteraciones transitorias en la visión o en la marcha que pueden durar minutos, horas o días.

Hay veces en las que estos movimientos involuntarios afectan sólo a un lado de la cabeza, a una sola extremidad, o a la extremidad anterior y posterior de un mismo lado, y puede parecer que no hay alteración en el nivel de consciencia del animal. Este tipo de convulsión puede, en un segundo momento, generalizarse y dar paso a una convulsión que involucre todo el cuerpo, como la mencionada anteriormente.

Existe otro tipo de episodios en los que quizá sea menos evidente para el propietario el identificarlos como procesos convulsivos. En estos casos los signos que se observan son movimientos y comportamientos estereotipados, como por ejemplo la marcha en círculo, correr en círculo persiguiendo la propia cola, perseguir sombras o moscas imaginarias, o tener accesos de agresividad. Estas alteraciones de comportamiento se observan particularmente en el gato. En estos casos es importante el diferenciar si estas alteraciones se deben a un problema neurológico, es decir, si la alteración que observamos tiene su origen en el cerebro, o por el contrario se tratan de un problema de comportamiento, ya que el manejo del paciente es diferente.

¿Cuál es la causa de las convulsiones?

Una convulsión puede estar originada por múltiples causas. Según las características del animal (raza, sexo, edad, entorno en el que vive, historia clínica, etc.), unas causas serán más probables que otras, con lo que el protocolo diagnóstico se adaptará a ello.

Entre las enfermedades que más frecuentemente pueden asociarse a la aparición de convulsiones pueden reseñarse las siguientes:

  • Accidentes cerebrovasculares, en los que se producen zonas de falta de riego sanguíneo en una o varias regiones del cerebro.
  • Encefalitis y/o meningitis, que pueden ser de origen infeccioso, como por ejemplo las producidas por el virus del moquillo canino, de la peritonitis infecciosa felina o la toxoplasmosis.
  • Traumatismos cerebrales.
  • Malformaciones congénitas cerebrales, como por ejemplo la hidrocefalia, patología que se observa más frecuentemente en perros de raza Yorshire terrier, Chihuahua, Maltés, Pomerania, Caniche toy o Boston terrier.
  • Enfermedades metabólicas, como las encefalopatías hepáticas (causadas por enfermedad hepática) o urémicas (causadas por enfermedad renal), hipoglicemia (bajo nivel de glucosa en sangre), hiperlipoproteinemia (alto nivel de lipoproteínas en sangre), hipoxia, o enfermedades del tiroides entre otras.
  • Intoxicaciones. Son numerosas las sustancias que pueden producir convulsiones si son ingeridas. Debe tenerse especial precaución con los anticongelantes para vehículos (etilenglicol), antiparasitarios externos (organofosforados, etc.), plaguicidas (molusquicidas, entre otros) y, en general, con cualquier producto identificado como tóxico por el fabricante.
  • Neoplasias. Un tumor cerebral puede producir como signo clínico convulsiones, y en ocasiones, ser el primer signo que observa el propietario del animal.
    Epilepsia.

¿Qué es la epilepsia y cómo se manifiesta?

La epilepsia es un trastorno de la función cerebral que se caracteriza por la presencia de convulsiones recurrentes, es decir, convulsiones que se repiten a lo largo de la vida del animal, y que no están causadas por otra enfermedad (como las que están reseñadas en el apartado anterior). Estos pacientes no tienen, por lo demás, ningún otro síntoma, y llevan una vida completamente normal entre los episodios convulsivos.

Las convulsiones de tipo epiléptico tienen una serie de características típicas:

Existe una predisposición en ciertas razas de perros como el Pastor alemán, Golden retriever, Labrador, San Bernardo, Cocker, Alaska malamute, Husky siberiano, Setter irlandés, Caniche mediano o Collie. Esto no quiere decir que un perro de cualquiera de estas razas vaya obligatoriamente a padecer esta enfermedad que, por otra parte, puede observarse en cualquier perro, incluso en los que no son de raza. En el gato, sin embargo, la epilepsia es infrecuente.
La primera convulsión suele presentarse entre los 6 meses y los 5 años de edad, siendo más frecuente entre 1 y 3 años.
La duración media de una convulsión generalizada es entre 1 y 2 minutos.
Suele presentarse en reposo, muchas veces durante el sueño, aunque en ocasiones aparecen asociadas a un estímulo emocional (la visita de un familiar, la proximidad de una hembra en celo, etc.).-

Las convulsiones que no son de origen epiléptico pueden seguir un patrón distinto de lo comentado en los apartados anteriores, fundamentalmente en cuanto a la edad de presentación y al momento (por ejemplo, las convulsiones por falta de flujo sanguíneo cerebral suelen asociarse al ejercicio, mientras que las producidas por insuficiencia hepática pueden presentarse en el período posterior a las comidas). Además, si las convulsiones están originadas por otra enfermedad, generalmente observaremos en el paciente más alteraciones aparte de las propias convulsiones.

¿Qué hace el veterinario para determinar la causa de las convulsiones?

Las causas de las convulsiones en el perro y el gato son variadas. Mediante la información recogida en la historia clínica; el cuerpo girando hacia un lado y la marcha en círculo son signos que sugieren la presencia de una lesión focal en un hemisferio cerebral. Esta lesión puede originar convulsiones), en el examen físico y en el examen neurológico el veterinario puede establecer una lista de diagnósticos diferenciales por orden de preferencia, lo que permite realizar los análisis y pruebas específicas necesarios para establecer el diagnóstico definitivo. No hay que olvidar que una convulsión no es una enfermedad en sí, sino un signo clínico que nos indica que estamos ante una patología que tendremos que identificar. Si no se identifica patología alguna como causa de las convulsiones, entonces podremos catalogar al paciente como epiléptico, pero esto sólo podrá hacerse después de haber descartado otras enfermedades. Es decir, el diagnóstico de epilepsia se basa en la exclusión de patologías que pueden ser causa de convulsiones o asemejarse en la manifestación clínica (por ejemplo, un síncope cardíaco puede manifestarse clínicamente de modo semejante a una convulsión).

El protocolo de diagnóstico se basa en una serie de elementos:

Reseña de las características del paciente y realización de una exhaustiva historia clínica. Este punto es muy importante a la hora de establecer cuáles son las causas más probables del problema, por lo que es fundamental la colaboración del propietario, ya que es éste el que tiene que describir lo que le ocurre a su animal y si lo relaciona con algún suceso, cuando se manifestó la primera convulsión, las enfermedades y medicaciones anteriores o actuales, si existe posibilidad de ingestión de tóxicos, en que momento del día acontecen las convulsiones, etc.
Realización de un examen físico general, en el que se observa si existen alteraciones que puedan indicarnos que el paciente padece algún otro trastorno.
Realización de un examen neurológico, que permite establecer si existe lesión neurológica primaria (es decir, una enfermedad del sistema nervioso como por ejemplo una encefalitis, o un tumor cerebral, entre otros).
Pruebas complementarias. Por ellas se confirman o descartan fundamentalmente causas de tipo infeccioso o metabólico. Son muchas las pruebas que tenemos a nuestro alcance para llegar al diagnóstico. Éstas siempre se realizan en un cierto orden, que dependerá de cada caso, de modo que sólo se llevarán a cabo las que sean adecuadas para cada paciente en particular. Las pruebas que pueden realizarse incluyen:
Análisis sanguíneo y de orina. Estos análisis son un apoyo fundamental para el estudio de los pacientes con convulsiones. Son numerosos los parámetros que podemos estudiar y que nos aportan una información extensa del estado del paciente y de la función de distintos órganos y sistemas.
Pruebas específicas como electrocardiograma, radiografías, ecografías, etc. que se realizarán si el caso lo requiere.
Análisis del líquido cefalorraquídeo. Puesto que ésta es una sustancia que se encuentra en íntimo contacto con el sistema nervioso central, mediante su análisis podemos identificar muchas de las alteraciones que afectan a este sistema. Su análisis aporta información muy relevante para el estudio de las convulsiones, y muchas veces nos da el diagnóstico definitivo.
Electroencefalograma. Este test estudia la función eléctrica cerebral, y permite diferenciar entre distintas patologías que pueden afectar al cerebro y si se trata de procesos localizados en una región cerebral o generalizados.
Pruebas específicas de diagnóstico por imagen como la Resonancia Magnética y la Tomografía Axial Computerizada. Estas pruebas se realizan si sospechamos de alteraciones cerebrales estructurales, como son: tumores (fotografía 3; traumatismos o lesiones vasculares)

¿Cuál es el tratamiento de las convulsiones?

El tratamiento de las convulsiones no será el mismo en todos los casos; puesto que pueden estar originadas por diversos motivos, el tratamiento irá, por un lado, encaminado a corregir la causa que las origina, y por otro, a tratar la convulsión en sí. Una convulsión, sea cual sea la causa que la origine, debe tratarse para que sea lo menos intensa y duradera posible, pues puede tener consecuencias muy negativas en distintos sistemas y órganos, incluyendo a las propias estructuras cerebrales.

En los animales epilépticos es muy importante implantar el tratamiento en el momento adecuado. En general, aunque la decisión de comenzar a tratar debe evaluarse en cada caso en particular, una recomendación puede ser comenzar el tratamiento si se presenta más de una convulsión cada 2 meses, o si aunque la frecuencia sea menor, las convulsiones son muy severas en intensidad y/o duración.

Es importante saber que, cuanto mayor sea el número y frecuencia de las convulsiones que acontecen antes de implantar el tratamiento, peor es el pronóstico. Esto es debido a que las neuronas epileptogénicas (las que son el foco desde el cual se origina la convulsión) tienen la capacidad de reclutar otras neuronas, que pueden convertirse a su vez en nuevos focos, los cuales pueden actuar de modo autónomo. En medicina humana, se ha observado que en las personas que sufren convulsiones durante 2 años sin que se establezca un tratamiento, las posibilidades de conseguir después que permanezcan durante 1 año sin convulsiones se reduce en un 50%. Esta observación puede ser aplicable en medicina veterinaria, pues también se ha constatado que cuanto más se deje a un animal convulsionar, más dificultad encontraremos para controlarlo con la medicación. Sin embargo, si el tratamiento se establece en el momento adecuado, aproximadamente un 80% de los casos se controlan de modo satisfactorio en poco tiempo, aunque para ciertas razas caninas el pronóstico puede ser desfavorable porque algunos casos no pueden controlarse a pesar de instaurarse los tratamientos adecuados. Éste es el caso del Pastor alemán, San Bernardo y Setter irlandés.

Los medicamentos de primera elección para el tratamiento de la epilepsia en medicina veterinaria son el fenobarbital y el bromuro potásico, para el tratamiento de mantenimiento, y el diazepam, que se emplea para tratar las convulsiones en el momento en el que se están produciendo (esta sustancia será la que tenga que administrar el propietario en su domicilio cuando observe una convulsión en su mascota, siempre bajo control del veterinario). Existe en el mercado otras muchas sustancias para el tratamiento de la epilepsia de uso en medicina humana, pero en medicina veterinaria se utilizan mayoritariamente las anteriormente indicadas, pues son las que han demostrado ser más eficaces para controlar las convulsiones en el perro y el gato, son las que menos efectos secundarios tienen, y son fáciles de administrar y económicas. La instauración del tratamiento debe realizarse siempre bajo control veterinario, así como el seguimiento, que en estos casos es especialmente necesario.

Es importante saber que el tratamiento de la epilepsia es de por vida, y que no puede interrumpirse ni variarse sin indicación del veterinario. Aún así, esto no suele ser problema para que tanto el paciente como el propietario lleven una vida normal, simplemente es necesario que la medicación se administre todos los días de modo correcto, en sus dosis y a su hora (generalmente la medicación debe darse 2 veces al día, cada 12 horas).

En las perras epilépticas se recomienda realizar una esterilización mediante ovariohisterectomía, pues se ha constatado que puede darse un aumento de la facilidad para convulsionar durante el período del celo.

En algunos casos también se ha observado que el cambio a una dieta alimentaria específica puede ser un factor que ayude en el control de las convulsiones.

Si las convulsiones son generalizadas, y se encadenan varias seguidas sin que el paciente pueda recuperarse por completo entre ellas, o si el animal entra en un estado convulsivo permanente (que es lo que se conoce como status epilepticus), debe considerarse que se está ante una emergencia, y será preciso acudir rápidamente a una clínica veterinaria para que puedan ser instaurados los tratamientos pertinentes para controlar las convulsiones y establecerse una vigilancia adecuada del paciente.

Debe tenerse en cuenta que el tratamiento de la epilepsia consigue, en la gran mayoría de los casos, disminuir la frecuencia y la intensidad de las convulsiones, pero generalmente éstas no desaparecen por completo. Aun en el caso en el que las convulsiones no puedan eliminarse totalmente, los animales que padecen esta enfermedad pueden llevar una vida completamente normal, simplemente el propietario debe saber que es posible que su mascota tenga alguna vez convulsiones y debe ser informado por el veterinario para saber qué es lo que debe hacer en ese momento.

Fuente: ConsultaVet, http://www.foyel.com/

Otros temas que también te puede interesar..


Moquillo canino neurológico

El virus causante del moquillo canino neurológico afecta a diversas especies animales y causa una importante serie de signos clínicos, cuya aparición dependerá, fundamentalmente, de la respuesta inmune del hospedador. En este artículo se realiza una exhaustiva revisión de la epidemiología, patogenia, diagnóstico, prevención y tratamiento de esta enfermedad infecciosa del sistema nervioso.

Fuente: http://argos.portalveterinaria.com/

Xavier Raurell, Carme Centellas
Hospital Veterinari Molins
Imágenes cedidas por los autores

El virus del moquillo canino pertenece al género Morbillivirus y familia Paramyxoviridae. Es un virus ARN capaz de codificar proteínas para su estructura, tanto de envoltorio como de núcleo. En su envoltorio tiene hemaglutininas (H), cuya función es unirse a las células huésped, proteínas de matriz (M), de fusión 1 (F1) y de fusión 2 (F2). Estas tres últimas están implicadas en la penetración en la célula huésped.

Entre las proteínas que protegen al genoma están la grande (L) y la polimerasa (P), que son funcionales y forman parte del complejo polimerasa. La proteína de la nucleocápside (N) es estructural y protege al ARN.

Otras especies susceptibles al moquillo canino son el coyote, dingo, lobo, zorro, mustélidos (hurón, marta, visón), prociónidos como el mapache, osos, herpéstidos (mangosta, suricata), y grandes felinos como el león, jaguar, ocelote y guepardo. También puede haber infecciones por morbilivirus en humanos (sarampión, rubeola), equinos, bovinos, porcinos, delfines y focas.

El virus del moquillo canino es muy lábil fuera del animal. Es susceptible a la luz ultravioleta, al calor y a la sequedad. Se elimina bien con soluciones con éter, cloroformo, fenol o amonio cuaternario. En climas fríos puede resistir semanas a temperaturas de entre 0 ºC y 4 ºC.

Epidemiología

La enfermedad se contagia a través de aerosoles; los perros afectados lo eliminan a partir de secreciones del aparato respiratorio, digestivo y también en la orina. Esto ocurre a partir de los 7 días posinfección. Entre el 25 y el 75% de los perros susceptibles presentan enfermedad subclínica, y eliminan el virus sin mostrar signos de enfermedad.

La inmunidad que desarrollan muchos perros puede prolongarse 2-3 años, pero los perros no revacunados pueden perder dicha inmunidad y ser infectados en periodos de estrés o inmunosupresión. Los cachorros de entre 3 y 6 meses de edad son los que están más predispuestos a la infección, ya que esta edad coincide con el descenso de la inmunidad maternal. Tanto a nivel sistémico como neurológico, los perros pueden ser susceptibles a cualquier edad.

Se describe menor prevalencia en perros braquicefálicos que en dolicocefálicos. La infección por el virus del moquillo canino se da con mayor facilidad en perreras y en perros que mantienen contacto con animales salvajes.

Es un virus extendido globalmente, y se producen casos en toda América, Europa, norte y sureste de Asia, África y Australia.  Algunas de las cepas más neurotróficas son la Snyder Hill (polioencefalomielitis), la A75/17 y la R252 (desmielinización).

Patogénesis

El virus del moquillo canino infecta los epitelios de múltiples tejidos del organismo. Después de entrar en el huésped por vía de aerosol, se replica en los macrófagos y monocitos de las tonsilas, el epitelio del aparato respiratorio y los ganglios regionales, alcanzando el pico de replicación de partículas víricas en 2-4 días. A partir de entonces empieza la viremia, y el virus alcanza el sistema digestivo (estómago, intestino delgado), hígado, médula ósea, bazo y otros tejidos linfoides. En este momento habrá fiebre y linfopenia. Varios días después ocurrirá una segunda viremia, con la llegada de virus a las células epiteliales de los ojos, la piel y el sistema nervioso central. A partir de entonces empieza a eliminarse a través de los epitelios respiratorio, gastrointestinal y urinario.

La presentación de signos de enfermedad depende, principalmente, de la respuesta humoral del animal infectado. Si falla en su respuesta inmunitaria va a desarrollar enfermedad multisistémica con persistencia del virus en los tejidos y probable muerte del animal. Si el huésped monta una respuesta humoral inadecuada, pero al menos existente en bajos niveles, mostrará enfermedad leve o inaparente. Estos animales pueden eliminar virus hasta los 60-90 días posinfección. Si monta una respuesta de anticuerpos adecuada no manifestará signos de enfermedad.

La presencia de virus en el sistema nervioso central ocurrirá en fases tardías de la enfermedad (14-20 días posinfección) en aquellos animales sin respuesta inmunitaria o respuesta muy baja. La prevalencia del virus en el sistema nervioso de animales con buena respuesta humoral es baja.

Inmunidad del sistema nervioso y moquillo canino

El virus del moquillo canino causa inmunosupresión marcada debido a la infección en linfocitos T y B, siendo los T los más afectados. La linfopenia se debe principalmente al descenso de los linfocitos CD4+. La entrada del virus al sistema nervioso central (SNC) puede ocurrir a través de plaquetas o células mononucleares, o bien las partículas víricas pueden acceder libres a los espacios perivasculares de meninges y a los plexos coroideos del IV ventrículo y del epitelio ependimario. Hasta hace pocos años se postulaba la teoría del privilegio inmunitario cerebral, que consiste en una menor reactividad inmunitaria del cerebro que permitía evitar mayor lesión.

Ahora se sabe que el SNC tiene capacidad de activar su sistema de defensa aunque expresa menor cantidad de moléculas del CMH (complejo mayor de histocompatibilidad) de clase II. Durante la infección por moquillo la microglía activada expresa más genes del CMH, sobre todo en la forma desmielinizante. Este tipo tiene lugar de forma aguda/subaguda y ocurre durante el periodo de mayor inmunosupresión. Se ha detectado material genético vírico en los oligodendrocitos, células productoras de mielina en el SNC. El virus del moquillo provoca disfunción metabólica y morfológica en dichas células dando así lugar a una menor producción de mielina y, finalmente, desmielinización sin inflamación.

La enfermedad crónica se caracteriza por una respuesta inmunitaria celular y humoral causando manguitos perivasculares de varias capas de grosor con linfocitos, células plasmáticas y macrófagos. En esta reacción inmunomediada los oligodendrocitos sufren el daño de forma indirecta.

La persistencia de virus en el SNC puede ser debida a diversas razones. El virus se replica de forma incompleta para no ser detectado por el sistema inmunitario. Los linfocitos, responsables de la inmunovigilancia, no pasan de los espacios perivasculares.

Figura 1. Resonancia magnética. Corte transversal ponderado en T2 en el tálamo. Se aprecia una señal hiperintensa en hemisferio cerebral izquierdo que afecta tanto a la sustancia blanca como a la gris.  Si bien es una imagen compatible con encefalitis, no es específica de moquillo, ya que tiene un diagnóstico diferencial muy amplio.

Diagnóstico del moquillo neurológicoEl diagnóstico de la infección por el virus del moquillo canino neurológico puede llegar a ser complejo, como el de la mayoría de las enfermedades infecciosas del sistema nervioso. Existen, principalmente, dos inconvenientes: los signos neurológicos nunca son específicos de enfermedad sino de una localización neuroanatómica. En segundo lugar, debe demostrarse que estos signos son debidos al moquillo. Por tanto, las pruebas diagnósticas deben evidenciar la presencia del virus en el SNC.

En la hematología puede verse linfopenia durante las primeras fases de la infección (viremia) y se ha visto en el 57% de los casos descritos. También se ha descrito trombocitopenia en algunos casos. La bioquímica de los animales con moquillo suele ser normal.

La inmunofluorescencia directa para antígeno de moquillo en raspados conjuntivales es una técnica muy usada y suele ser positiva en la mayoría de casos. También se ha descrito para sedimento de orina y de lavado traqueal.

La resonancia magnética (RM) y analítica del líquido cefalorraquídeo (LCR) reflejan el estado del SNC pero dan resultados muy variables y poco específicos (figura 1). La técnica con mayor especificidad es la RT-PCR y puede aplicarse en LCR, orina, tonsilas, sangre entera o muestras conjuntivales. Actualmente existen diversas técnicas de PCR; una de ellas es la CODEHOP (consensus and degenerate hybrid oligonucleotide primer) la cual no se limita al estudio de un solo patógeno sino que lo hace de forma más genérica y detecta la presencia de bacterias o virus de forma muy sensible. Es una técnica poco específica, pero ya se ha usado para detectar paramixovirus en casos de moquillo (PCR pan-virales).

Otro método de diagnóstico para el moquillo es la inmunohistoquímica (IHQ) para detectar antígeno vírico que también tiene gran especificidad. Se ha descrito en piel, mucosa nasal y cojinetes plantares. También se puede usar con tejido nervioso en muestras de necropsia. La IHQ ha demostrado una especificidad para moquillo entre el 88 y el 96%.

Signos neurológicos en perros con moquillo
  • ¿Cuándo aparecen? Pueden empezar entre 1 y 3 semanas después de los signos sistémicos (respiratorios, gastrointestinales y cutáneos). A veces pueden observarse solapados o, por el contrario, después de varios meses.
  • ¿A qué edades afectan? Cerca del 50% de los perros con moquillo neurológico son menores de 1 año. En general, pueden verse signos por moquillo neurológico en perros de todas las edades con o sin enfermedad sistémica, vacunados o no. Entre el 30- 40% han sido vacunados durante el año anterior.
  • ¿Cómo suelen aparecer? Los signos suelen ser multifocales, sobre todo vestibulares y cerebelares. Las convulsiones y alteraciones en el estado mental también son signo común. Las convulsio- nes con movimientos masticatorios repetitivos y sialorrea se han asociado a polioencefalomalacia del córtex temporal y lóbulo piriforme, pero esto también se observa en estatus epiléptico por otras causas. Algunos perros pueden mostrar hiperestesia cervical con o sin ataxia sensorial.
  • ¿Son los mioclonos signos patognomónicos de moquillo? Otro signo neurológico muy común son los mioclonos, movimientos repetitivos de ciertos grupos musculares (cabeza y/o extremidades) incluso durante el sueño. Pueden verse en ausencia de otros signos. Se dan por irritación de las neuronas motoras inferiores (NMI) de la médula espinal o de los núcleos del tronco. Es importante destacar que no es un signo patognomónico de moquillo, ya que existen otras infecciones víricas que pueden darlos.
  • ¿Qué es la encefalitis del perro viejo? Los perros que han presentado infección neurológica agu- da en la que el virus persiste durante un periodo de tiempo largo pueden presentar una encefalomielitis crónica y progresiva con afectación de ambos hemisferios cerebrales. Esta presentación se conoce con el nombre de encefalitis del perro viejo (ODE).
  • ¿Existe alguna otra presentación? Otro tipo de presentación es el moquillo neurológico posvacunal con virus vivo atenuado en perros sin historial de vacunación.

Neuropatología del moquillo canino

Pueden aparecer cambios tanto en la sustancia blanca (leucoencefalomielitis o LEM) como en la sustancia gris (polioencefalomielitis o PEM). Las dos formas de inflamación pueden verse juntas en el mismo perro pero, normalmente, tiene lugar la afectación de la sustancia gris primero, que ocurre 1 semana posinfección con inflamación no supurativa. Estos animales suelen morir en 2-3 semanas presentando síndromes convulsivos. Si el animal tiene una buena respuesta inmune o la enfermedad neurológica progresa, entonces se observa la afectación de la sustancia blanca, que ocurre aproximadamente 3 semanas posinfección. La LEM es la forma más frecuente de moquillo neurológico y es siempre posterior a la PEM subclínica. La PEM consiste en inflamación en forma de manguitos perivasculares formados por células mononucleares, degeneración neuronal y gliosis. En ocasiones, pueden observarse inclusiones intracitoplasmáticas en astrocitos. También puede verse hipertrofia de los vasos sanguíneos. Es muy característica de esta forma la necrosis laminar cortical. La PEM se da en corteza cerebral, núcleos basales, tronco encefálico y médula espinal. La LEM tiene predilección por los pedúnculos cerebelosos, tractos ópticos, fórnix hipocampal y sustancia blanca medular. En esta forma se observa desmielinización sin inflamación (figura 2). A las 4-5 semanas posinfección puede observarse encefalomielitis necrotizante no supurativa que sigue a la desminelinización de la fase anterior.

Figura 2. Desmielinización y espongiosis en la sustancia blanca cerebelar en un perro con moquillo (H/E x15). Cortesía Martí Pumarola (Servei Diagnòstic de Patología Veteriànria, UAB).

Tratamiento y prevención

No existe tratamiento específico para el moquillo canino neurológico. Consiste principalmente en dar soporte mediante un buen manejo hospitalario. Los antibióticos están indicados para tratar infecciones bacterianas secundarias (B. bronchiseptica) asociadas a animales inmunodeprimidos y, sobre todo, si presentan signos sistémicos.

Si el animal presenta convulsiones debe utilizarse fenobarbital entre 2-5 mg/kg/12 h. por vía intravenosa, intramuscular u oral. Si se presenta en status epilepticus se utiliza el protocolo establecido para este tipo de urgencia. La dexametasona a dosis única (2,2 mg/kg i.v) ha mostrado cierto éxito, aunque transitorio, en el tratamiento del edema cerebral. También se han descrito corticoesteroides en el tratamiento de la neuritis óptica con resultados muy variables. Se ha visto que la ribavirina puede inhibir la replicación in vitro del virus.

La inmunidad después de la infección natural o de la vacunación puede persistir, al menos, durante 3 años. El 97% de la inmunidad de la madre frente al virus del moquillo canino se traspasa mediante calostro y puede durar hasta 8 semanas. Los cachorros que no han recibido calostro tienen inmunidad hasta la primera-cuarta semana de vida.

Actualmente se utilizan vacunas vivas modificadas para la inmunización, ya que proporcionan una protección mucho más duradera que las vacunas de antígeno inactivado. Estas últimas se usan en animales salvajes o exóticos. La desventaja de las vacunas vivas inactivadas es la posibilidad de inducir encefalitis posvacunal en cachorros entre los 3-20 días de la vacunación. Suelen ser animales inmunosuprimidos y presentan convulsiones generalizadas, movimientos repetitivos de la mandíbula con sialorrea, para/tetraparesia, signos vestibulares o medulares.

Se ha descrito la utilización de la vacuna del sarampión para conseguir protección contra el moquillo, ya que son dos virus muy parecidos antigénicamente. En comparación con las vacunas específicas de moquillo, la del sarampión parece que no produce una tasa de anticuerpos tan elevada. Otro inconveniente es que con ésta estamos introduciendo en la sociedad un posible patógeno humano.

Existen diversos motivos por los que un animal vacunado de moquillo puede manifestar igualmente signos de infección: mal manejo en el transporte y refrigeración de las vacunas, cirugías, tratamiento con glucocorticoides e infección con parvovirus concomitante.

Bibliografía

Greene C.E, Appel M.J. Canine Distemper. Infectious diseases of the dog and cat, third edition. Pg.25-41. Saunders-Elsevier, 2006.
Maretlla V, Elia G, Buonavoglia C. Canine distemper virus. Emerging and reemerging virases of dogs and cats, pg 787-798. Veterinary Clinics of North America, vol.38, nº4 July 2008.
Nghiem P.P, Schatzberg S.J. Conventional and molecular diagnostic testing for the acute neurologic patient. Journal of Veterinary Emergency and Critical Care 20(1)2010, pg 46-61.
Schatzberg S.J, Nghiem P.P. Infectious and inflammatory diseases of the CNS, pg 341-62. Small Animal Neurological Emergencies (S.Platt, L.Garosi). Manson publishing 2012.
Summers B.A, Cummings J.F, de Lahunta A. Inflamatory diseases of the central nervous system, pg 102. Veterinary neuropathology. Mosby 1995.
Zurbriggen A, Vandevelde M. The pathogenesis of nervous distemper. Progress in veterinary neurology, Vol.5, nº3, 1994. pg109-115.

 

http://argos.portalveterinaria.com/

 

Otros temas que también te puede interesar..


Principales enfermedades de perros

Veterinaria, enfermedades caninas

Una relación de las principales afecciones y enfermedades caninas, identificación, diagnóstico y tratamiento. Los perros, al igual que las personas, enferman. Los problemas que puede llegar a tener el animal son muy variados, pero hay una serie de enfermedades que son más frecuentes. Conocer esta información te será muy útil para reconocer posibles síntomas de tu perro.

Enfermedades caninas


ADDISON, Enf. De

La enfermedad de Addison en perros, ocurre cuando el cuerpo no puede producir las cantidades adecuadas de ciertas hormonas, incluyendo una hormona llamada cortisol.

Alergias

Se rasca tu perro sin motivo aparente? ¿Se lame o muerde las patas de forma obsesiva? Si ya lo has inspeccionado por si tenía pulgas y no has encontrado nada, el motivo podría ser una alergia cutánea.

Alergias alimentarias

Los perros, como las personas, también pueden sufrir alergia a determinados alimentos o ingredientes. «La mayoría de las alergias alimentarias se deben a determinadas proteínas presentes en leches, carnes y pescados, pero también hay algunos canes con intolerancia a los aditivos de los alimentos», explica la veterinaria Amanda Friedeck, quien ha realizado una extensa investigación para conocer las alergias a la comida en perros y gatos

Alzheimer

El Alzheimer en perros, Técnicamente se llama Síndrome de Disfunción Cognitiva, pero muchos propietarios lo conocen como el Alzheimer de los perros y es el responsable de los cambios muy marcados que aparecen en el comportamiento y en las capacidades cognitivas de algunos perros de edad avanzada. Detrás de este síndrome está un intenso proceso de degeneración del sistema nervioso central que no tiene nada que ver con el deterioro cognitivo normal que experimentan muchos perros mayores.

ANEMIA

La anemia en perros,  resulta de la pérdida o destrucción de las células rojas de la sangre o de una falla del organismo en la producción de suficientes células rojas de la sangre. Los glóbulos rojos transportan oxígeno por todo el cuerpo, por lo que la anemia puede causar letargo (cansancio) e intolerancia al ejercicio (dificultad para hacer ejercicio).

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación en perros, podría tener su origen en una excesiva dependencia, o exceso de apego, del perro hacia uno o varios de los miembros de la familia. Por ello, los síntomas de la ansiedad se manifiestan siempre cuando el propietario se encuentra ausente o en los momentos anteriores al abandono del domicilio.

Artritis

La artritis en los perros es la inflamación de una o varias articulaciones de su cuerpo. Por lo general se acompaña de dolor y rigidez. La artritis no sólo se produce en los seres humanos, sino que es común en los perros y otros animales también. Hay numerosas formas de artritis.

Artrosis

La artrosis canina es una enfermedad de las articulaciones de carácter progresivo (los síntomas se agudizan con el tiempo), degenerativo y que puede ser congénita. Esta dolencia produce la pérdida de la estructura del cartílago, responsable de la movilidad de la articulación. Como en el caso de las personas, las molestias y los síntomas derivados de la artrosis del perro se agravan con el frío y la humedad y con el calor del verano. Por ello, con las temperaturas extremas, el estado del animal que padece artrosis empeora.

Ataques de pánico

Los ataques de pánico en perros, motivos principales más frecuentes que les provoca ansiedad y estrés se detallan a continuación: ruido desmedido, separación de sus dueños, viajes en automóvil u otros vehículos, recibir asistencia médica y vivir en un hogar donde impera el nerviosismo.

Autoinmune

En el tratamiento de los procesos autoinmunes en perros, es la adaptación del fármaco y dosis, en cada paciente. Es útil dividir a los caninos enfermos en dos grandes grupos terapéuticos: a) aquéllos que padecen procesos intensos y/o generalizados, como suelen ser los casos del pénfigo vulgar (PV) o el lupus eritematoso sistémico (LES), a los que se les somete a inmunosupresión sistémica; y b) los que muestran procesos leves y/o localizados, como el lupus eritematoso discoidal (LED) o el pénfigo eritematoso (PE), los cuales se manejan con terapias sistémicas menos agresivas o con tratamientos tópicos.

Babesiosis

La babesiosis en perros, es una enfermedad parasitaria de animales domésticos, causada por un hematozoario de ciclo indirecto:Babesia spp, y transmitida por garrapatas.La babesiosis en el perro es causada por Babesia canis. Estudios recientes han demostrado que existen tres genotipos en todo el mundo, Babesia canis canis, Babesia canis vogeli y Babesia canis rossi (Lahler). De éstas, la que transmiteRhipicephalus sanguineus es la subespecie vogeli.

Barlow

Barlow en perros, La ausencia de vitamina C provoca una patología denominada escorbuto. Los perros con esta dolencia tienen los huesos débiles y las articulaciones inflamadas. El aporte extra de vitamina C así como un cambio a una dieta completa y equilibrada pueden ayudar a corregir la enfermedad.

Botulismo

El botulismo en perros, es causado por el Clostridium botulinum, un bacilo anaerobio, Gram positivo y formador de esporas. Es un saprofito que habita naturalmente el suelo y el tracto gastrointestinal de los animales y el hombre. La mayoría de los casos en caninos se atribuyen a la ingestión de carroña, carne cruda o alimentos descompuestos con toxina preformada 1, 2, 3. El Clostridium botulinum crece, principalmente, en materia orgánica en descomposición 1 con alto contenido proteico 4.

Brucelosis

La brucelosisen perros, es una enfermedad infecto-contagiosa de distribución mun­dial, que afecta a animales domésticos, silvestres y al hombre. Una de las últimas especies descritas es aquella que afecta al perro, la que se conoce como Brucella carvis. A pesar que el impacto económico no es tan importante como el de las bru­celas clásicas, no pueden minimizarse las pérdidas que genera en criaderos comerciales, el costo social producto de la enfermedad en el hombre y un costo tan difícil de valorizar como es el afecti­vo. Otro factor de gran interés es la rápida capacidad de diseminación, no sólo debida a características propias de la bacteria, sino también al gran movi­miento de la población canina dentro y fuera de los límites nacionales.

Cáncer

Las señales de advertencia del cáncer en los perros son similares a las detectadas en las personas, explica la Dra. Troutman: una protuberancia o bulto, una herida que no cicatriza, cualquier tipo de hinchazón, sangrado anormal. Pero, por lo general, el dueño de una mascota debe mantenerse atento a lo que la Dra. Troutman denomina los indicios “básicos” —cambios en las funciones normales de comer, beber, orinar, defecar y dormir— y consultar con su veterinario si algo le preocupa.

Cataratas

Cataratas en perros, Una catarata es la opacificación de una pequeña estructura transparente del ojo llamada cristalino que funciona a modo de lente intraocular. Es la causa más común de ceguera en perros (no tan frecuente en gatos). Puede afectar a uno o a los dos ojos. Cualquier opacidad anormal del cristalino es llamada catarata y unas pequeñas manchas blanquecinas no afectan significativamente a la visión. Sin embargo, en general las cataratas progresarán irremediablemente hacia la ceguera. Cuando aparece una catarata completa se manifiesta como una “nube dentro del ojo”.

Ceguera

La cegueraen perros, Los animales con cegueras agudas se mostrarán asustados, desorientados, se tropezarán contra objetos, permanecerán apartados y escondidos, no saltarán a las camas o sillones, les costará manejarse ante escaleras o no podrán encontrar su juguete preferido. Las cegueras agudas son fáciles de observar porque los signos son evidentes.

Cistitis

La cistitis canina es una inflamación de las vías urinarias con origen bacteriano que afecta a perros de todas las razas por igual. Los casos de cistitis en perros, sin embargo, tienen una mayor prevalencia en perras que en perros. La razón por la que esto sucede es la extensión de la uretra en las perras. Al ser más cortas que las de los perros las bacterias tienen un recorrido menor entre los distintos órganos urinarios. Por lo general, el origen de las infecciones urinarias en perros se puede localizar en el tracto intestinal de los mismos perros.

Coccidiosis

Coccidiosis en perros, COCCIDIO: Es una célula simple que infecta el intestino. Son parásitos microscópicos detectables solo en las rutinas de análisis de material. La infección causa diarrea a veces sanguinolenta y puede aún poner en riesgo la vida especialmente si toma a animales muy jóvenes

Conjuntivitis

La conjuntivitis en perros es una afección de los ojos caracterizada por la inflamación de la membrana mucosa que recubre el interior de los parpados. A veces, además de la inflamación, puede estar acompañada de una infección. La vamos a distinguir porque normalmente los ojos de nuestros perros estarán rojos, lacrimosos o con legañas.

Coronavirus

El Coronavirus Canino es una enfermedad infecciosa viral contagiosa de curso agudo causada por un coronavirus que afecta a los perros de todas las edades, pero principalmente a los cachorros, donde su periodo de incubación es de 24 a 36 horas. Si es tratada a tiempo, lo normal es que el perro que la padece sobreviva y no haya secuelas de ningún tipo tras la recuperación.

Cushing

Sindrome de Cushing en perros Es una enfermedad endocrina (hormonal) que por diversas causas produce un aumento crónico en la concentración de cortisol sanguíneo, responsable de la amplia gama de síntomas que muestran los animales que tienen este problema.

Depresión

Los síntomas de depresión en los perros no son muy diferentes a lo que podemos ver en humanos. Un perro deprimido va a mostrarse desganado y con un comportamiento muy diferente al habitual. El perro buscará un lugar tranquilo o escondido, duermen más o menos de lo habitual, lo mismo con la comida, puede ser que la dejen de lado o la devoren muy rápido. Si a tu mascota antes le encantaba salir a pasear y era muy activo, se mostrará poco interesado en estas actividades.

Dermatitis

La dermatitis en los perros es una enfermedad dermatológica lo cual es una de las más frecuentes en nuestros perros domésticos. Se calcula que entre un 10% o un 15% de los perros padecen de esta enfermedad, llegando a superar el 30% en razas como lo son el West Highland Terrier o el Bulldog francés). Se trata por lo general de una enfermedad muy compleja.

Diabetes

La diabetes en los perros, diabetes mellitus (a veces llamada diabetes de azúcar), es una enfermedad común en los perros. Los perros de raza Golden Retriever, Schnauzer miniatura, Keeshond, los pastores alemanes y los caniches tienen una incidencia más alta, pero todas las razas pueden ser afectadas. Las hembras con esta enfermedad superan a los machos en una proporción de tres a uno. La edad promedio de inicio de esta enfermedad es de 6 a 9 años.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una enfermedad ósea, hereditaria, no congénita puesto que no se manifiesta en el nacimiento, sino que se desarrolla con el crecimiento del cachorro y puede aparecer a partir de los 4 ó 5 meses de edad, y además es degenerativa; producida por una malformación de la articulación coxofemoral (unión del acetábulo de la cadera y la cabezafemoral); que puede producir dolor e incluso cojera en el animal que la padece, y dificultad para sentarse o subir escaleras. La edad de presentación varía entre los 4 meses en los casos más extremos y 12 meses. Sin embargo, antes de los 4 meses se puede realizar el test de PennHip donde se podrá precisar las probabilidades para que un cachorro desarrolle displasia, pero nunca diagnosticarla ya que no es hasta los 4 meses cuando hay un desarrollo suficiente de las mismas. Los casos de displasia de cadera, por lo general, suelen ser bilaterales.

Displasias

Displasia de perros: una enfermedad de razas grandes La displasia es una enfermedad de carácter genético que afecta más a los machos de razas grandes. Cojera, dificultad para levantarse o subir escaleras, acuda al veterinario porque puede ser displasia. La más habitual en los perros es la de cadera, pero también hay bastantes casos de displasia de codo. Esta enfermedad consiste en una anomalía en la formación de la articulación y ocurre, sobre todo, en las razas de tamaño grande. A menudo, la displasia es una afección de origen genético, aunque también pueden influir otros factores como el tipo de alimentación.

Eclampsia Canina

La eclampsia en caninos y felinos es una baja del calcio moderada a severa que se da en las hembras en lactación y que suele presentarse en las cuatro semanas post parto. Suele darse en perras jóvenes y raramente en gatas. Las hembras primerizas, una camada numerosa y una alimentación con mucho calcio durante la gestación son factores predisponentes.

Endocarditis

La endocarditis infecciosa es una enfermedad sistémica asociada a una alta morbilidad y mortalidad. Afecta fundamentalmente a perros de edad media y mayores, sobre todo de razas grandes. La endocarditis bacteriana presenta un gran desafío con respecto a su diagnóstico y tratamiento eficaz. La auscultación puede aportar indicios en relación a la implicación valvular, particularmente cuando está presente un soplo sistólico en la base izquierda que se corresponde con la regurgitación aórtica. Las vegetaciones e insuficiencia de la válvula aórtica también pueden alterar las características del pulso femoral. La ecocardiografía puede facilitar el diagnóstico, particularmente en las lesiones de la válvula aórtica, pero es menos específica a la hora de distinguir entre pequeñas vegetaciones de la válvula mitral y lesiones tempranas de degeneración mitral crónica. Las lesiones vegetativas se desarrollan principalmente a lo largo de los bordes de las válvulas aórtica y mitral y frecuentemente desprenden émbolos hacia bazo, riñón, cerebro y corazón. Las consecuencias clínicas más comunes incluyen el fallo cardiaco congestivo, sepsis, arritmias e infartos orgánicos sistémicos. La terapia para tratar las endocarditis infecciosas requiere la administración a largo plazo (6 a 8 semanas o más) de altas dosis de antibióticos bactericidas, y el manejo de las complicaciones concurrentes.

Enfermedades bucales

Enfermedad Periodontal en caninos y felinos. La corona de las mascotas, esta recubierta por el esmalte, se encuentra sobre la línea de la encía, o gingiva. Por debajo del esmalte y la corona se encuentra la dentina, que se extiende por debajo de la encía hasta la raíz del diente. Alrededor de la porción de la dentina se encuentra cámara pulpar, o canal de la raíz. Que contiene los nervios y los vasos sanguíneos que mantienen al diente.

Enfermedades prostáticas

Enfermedades prostáticas en perros, La hiperplasia prostática benigna (HPB) es una enfermedad que se da de forma espontánea en machos no castrados; comienza como una hiperplasia de las células prostáticas (incremento del número de células), y como una hipertrofia (un aumento de su tamaño). Generalmente comienza a los 3 años de edad y aproximadamente a los 9 años el 95% de los machos no castrados presentan HPB; sin embargo, la mayoría no llegan a desarrollar signos clínicos apreciables por el propietario

Epilepsia

La epilepsia canina – Convulsiones en perros, ¿Qué es una convulsión en caninos?, Es un síntoma de disfunción neurológica del cerebro. Existen episodios de «incendios incoordinados» en el encéfalo, iniciados por ejemplo por: sustancias tóxicas, anormalidades o desbalances metabólicos o electrolíticos, que desencadenan el cuadro en forma de convulsiones o ataques que se presentan en forma de temblores leves o severos y que causan una gran fatiga en los animales. Este padecimiento se puede presentar en forma secundaria a otras enfermedades como: moquillo, tumores cerebrales, falla hepática o cardiaca, diabetes, traumas o exposición a sustancias tóxicas. Sin embargo, la «verdadera» epilepsia, es la que se presenta debido a un síndrome hereditario en ciertas razas caninas se manifiesta como una disfunción neurológica primaria cuya causa se desconoce por el momento. Por esto, desde un punto de vista clínico, en los casos de epilepsia «verdadera» sólo se pueden tratar los síntomas.

Gastritis

La gastritis en los perros es un trastorno gastrointestinal que requiere tratamiento médico. En algunos casos, la gastritis puede ser extremadamente grave y causar afecciones secundarias; debido a esto es imperativo que cualquier aparición de gastritis se trate rápidamente. Hay una variedad de antibióticos disponibles que pueden utilizarse para tratar con éxito la gastritis en perros.

Gusano del corazón

La dirofilariasis canina o enfermedad del gusano del corazón es una enfermedad producida por una especie denematodo parásito (Dirofilaria immitis) que se expande de huésped a huésped a través de las picaduras de mosquitos. El parásito afecta a los perros, gatos, lobos, coyotes, zorros, hurones, leones marinos, e incluso a los humanos. El gusano es llamado «gusano del corazón» porque el parásito, en su último estado reproductivo del ciclo de vida, reside en el corazón de su huésped donde puede quedarse varios años, hasta que mata al huésped por un paro cardíaco.

Halitosis, mal aliento

Los problemas de mal aliento en el perro se pueden combatir. Bastan tres sencillos trucos para lograrlo: la limpieza bucal del animal, una alimentación adecuada y recurrir a aperitivos y juguetes que mejoran el aliento del can. Un perro con halitosis despide un olor desagradable cuando respira, pero si este no responde a una enfermedad, es posible evitarlo.

Hemofilia

La hemofilia en perros y gatos. Hemofilia y otras deficiencias hereditarias de factores de la coagulación en mascotas. Son defectos hemostáticos congénitos en caninos y felinos causados por mutaciones que deterioran la producción de los factores de la coagulación. Es decir son alteraciones genéticas que hacen que los mecanismos de la coagulación no puedan actuar como es debido. Puede afectar a perros y gatos entre los 6 y 12 meses de vida. Los machos suelen sufrir de la Hemofilia A y B (alteraciones de los factores de coagulación VIII y IX) mientras que ambos sexos sufren el resto de las afecciones. Las razas como ser Caniches, Siameses, Jack Russell son razas mas predispuestas.

Hepatitis

La hepatitis canina se produce por una inflamación del hígado, que puede estar ocasionada por una mala alimentación o por una exposición reiterada a distintos tóxicos, lo que afecta progresivamente al hígado y puede llegar a causar un daño crónico. Cuando el daño hepático ha afectado a las funciones de este importante órgano podremos observar signos graves que indican un mal funcionamiento ya no del hígado, sino de todo el organismo.

Hernias

Una hernia es una protuberancia de tejido de un órgano a través de una apertura normal o anormal. Las hernias se producen comúnmente en perros y son una tendencia hereditaria. La hernia más frecuente se localiza en el ombligo y se denomina hernia umbilical. Algunas personas erróneamente creen que este es un problema causado por la masticación del cordón umbilical por parte de la madre al acercarse demasiado cerca del abdomen.

Herpesvirus

La Herpesvirosis Canina es una enfermedad producida por un virus que no soporta el calor. En la temperatura normal del organismo del perro (38ºC) no se desarrolla bien y no es capaz de hacer daño. El Herpes Virus Canino (CHV), se aisló por primera vez en 1965, y es responsable de una patología mortal en los cachorros recién nacidos. Los síntomas en un perro adulto con herpesvirosis canina son rinitis y conjuntivitis leves, es decir unas lagañas y un poco de secreción nasal y nada más. Puede haber lesiones en el aparato genital (pequeñas vesículas en la vagina y en la superficie del pene). Estos síntomas desaparecen rápidamente y pueden reaparecer en situaciones de stress o cuando se medica al perro con corticoides, que hacen bajar las defensas.

Hiperactividad en perros

La hiperactividad en perros es una enfermedad conocida como déficit de atención o hiperkinesis. Los cachorros tienen una predisposición natural a jugar y moverse, forma parte de su modo de comunicarse y relacionarse. Este tipo de hiperactividad es normal y se corrige con la edad. Un perro con más de dos años, que ya no es ningún cachorro, se mostrará mucho más tranquilo y centrado. Ya ha pasado la edad de las travesuras, por lo que su conducta experimentará notables cambios. En caso contrario, conviene consultar al veterinario. 

Hipertiroidismo

El hipotiroidismo en perros es una anomalía de la glándula tiroides que produce que dicha glándula produzca menos hormonas tiroideas de las necesarias. La glándula del tiroides gracias a la secreción de estas hormonas, controla el metabolismo de nuestro perro, además de otras muchas funciones secundarias pero igualmente importantes.

Hipotiroidismo

Hipotiroidismo en perros, En los perros, la causa del hipotiroidismo es una deficiente secreción de hormonas tiroideas. La gran mayoría de los perros con trastornos tiroideos presentan hipotiroidismo primario, que suele ser consecuencia de una tiroiditis linfocítica o una atrofia tiroidea idiopática. El hipotiroidismo se diagnostica más frecuentemente en perros de mediana edad y suele afectar a razas medianas y grandes. Los signos clínicos más habituales del hipotiroidismo son letargo, inactividad, aumento de peso, intolerancia al frío, pérdida o muda excesiva del pelo, ausencia de crecimiento del pelo tras su afeitado, pelaje seco o sin lustre, excesiva descamación e infecciones recurrentes de piel y/u oído.

Leishmaniasis Canina

La leishmaniosis canina es una conocida enfermedad parasitaria, causada por la multiplicación dentro del sistema fagocitario mononuclear del animal, del  protozoo flagelado de la especie, Leishmania infantum. La enfermedad afecta principalmente a los cánidos, considerándose  estos su principal reservorio, aunque también puede afectar a roedores (hamster, ratones) y en zonas de fuerte incidencia incluso a otras especies animales menos habituales.

Leptospirosis

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa, producida por bacterias del género Leptospira, que afecta a animales domésticos y silvestres. Es una zoonosis de gran distribución mundial, donde los perros actúan de manera importante en la transmisión de la leptospirosis al hombre, especialmente en zonas urbanas. Las leptospiras, son microorganismos que miden 0,1 micras de espesor por 7 a 14 micras de longitud, terminadas en ganchos, son extremadament

Leucemia

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta a los leucocitos (glóbulos blancos). La médula ósea de los perros que padecen leucemia produce una gran cantidad de leucocitos defectuosos. Estos glóbulos blancos defectuosos inundan el torrente sanguíneo y la misma médula ósea, pero debido a sus defectos son incapaces de proteger al organismo.

Levaduras

Su perro puede desarrollar una levadura infección en otras áreas de su cuerpo que no sean sólo sus oídos, tal como la piel. Si su perro tiene una infección por hongos en la piel, lo hará causar costras y enrojecimiento. Su perro probablemente rayará y masticar en su pelaje y la piel, ya que será muy picante. También se puede notar que su ojo perro puede llegar a ser muy acuosa, estornudos frecuentes, tos y secreción nasal anormal.

Lupus Eritematoso

Lupus Eritematoso Sistemico. ETIOLOGÍA: Enfermedad multisistémica de etiología desconocida causada por una disfunción en el sistema inmunológico que produce anticuerpos contra diversos tejidos y células del organismo. Existe una clara predisposición racial Afgano, Beagle, Setter Irlandés, Collie, Bobtail, Caniche y Pastor Alemán afectando principalmente animales adultos (promedio 6 años). Se han descrito pocos casos en gatos. Se forman complejos antígeno-anticuerpo circulantes causantes de lesiones inflamatorias tisulares (glomerulonefritis, artritis, y vasculitis) y también anticuerpos contra células hematopoyéticas (anemia, trombocitopenia, leucopenia). Raramente puede provocar pleuritis, miocarditis y afectación del SNC.

Malabsorción

SÍNDROME DE MALABSORCIÓN INTESTINAL. Se caracteriza por una absorción inadecuada de nutrientes desde el intestino hasta su incorporación al torrente circulatorio o a la linfa. Se considera que existe malabsorción cuando existen determinadas alteraciones en el interior del intestino, en su pared o en el transporte linfático.

Mastitis

La mastitis post destete (o post parto en el caso de muerte de toda la camada) es un proceso frecuente, relacionado con el éstasis de leche y la falta de succión repentina, ya sea por falta de la camada o bien por separación total de la misma. La Naturaleza tiene previsto el destete en coincidencia con la aparición de la dentadura de leche, y con el inicio gradual de la alimentación semisólida por regurgitación de la madre, situación para la que la hembra debería trasladarse a recoger comida (cazar o carroñar) y de a poco el estímulo de la succión empezaría a desaparecer.

Miopatías

El síndrome miopático en perros, se caracteriza por debilidad generalizada, donde los animales a veces asumen un parado palmígrado y/o plantígrado, intolerancia al ejercicio, fatiga, marcha rígida y afectada, y a menudo ventroflexión de la cabeza y cuello, y trismos.
Mientras que las alteraciones en la marcha empeoran con el ejercicio en la mayoría de las miopatías (a menudo hay un regreso variable en la fortaleza muscular después del descanso), en ciertos desórdenes miotónicos, tales como aquellos reportados en Chow Chows, Terriers Staffordshire, Schnauzers miniatura con miotonía congénita, la rigidez llega a ser menos aparente con el ejercicio. También, en estas razas como en gatos con distrofia muscular distrofinopática, la masa muscular está incrementada (hipertrofia), especialmente en los músculos proximales del miembro, músculos del cuello y lengua.

Moquillo

El moquillo, también conocido como distemper, en la literatura inglesa, o enfermedad de Carré, en la francesa, es una enfermedad infectocontagiosa de origen viral, que afecta a animales de las familias Canidae, Mustelidae,Mephitidae, Hyaenidae, Ailuridae, Procyonidae, Pinnipedia, algunos Viverridae y Felidae (aunque no a los gatos domésticos, que sufren otras enfermedades, como la rinotraqueítis o la calicivirosis, que cursan con sintomatología respiratoria). De ellos, los más importantes por su relación con los seres humanos, son el perro, el hurón y el visón. El virus es un tipo de una sola hebra de ARN de polaridad negativa perteneciente al género Morbillivirus de la familiaparamyxovirus y por lo tanto un familiar muy cercano de sarampión.  A pesar de haber una vacuna contra el virus, la enfermedad sigue siendo muy común en muchas regiones del mundo.

Nefritis

La nefritis canina es una inflamación de uno o ambos riñones del animal, provocada por alguna infección de tipo bacteriano o por una sucesión de resfriados muy fuertes. El origen puede tener, igualmente, carácter genético, dándose con mayor frecuencia en ciertas razas de perros, atacando el correcto funcionamiento de los riñones e impidiendo que los mismos realicen su filtrado de forma adecuada. Además reduce la producción de eritropoyetina en los animales.

Neumotorax

Neumotórax es el término médico para la acumulación de aire en el espacio pleural, el área entre las paredes del tórax y los pulmones. Puede ser clasificado como traumático o espontáneo o cerrado o abierto. Ambos perros y gatos son susceptibles a neumotórax. Los perros con pecho profundo y grande como el Husky Siberiano, se cree que son más propensos al neumotórax espontáneo.

Osteodistrofia nutricional

Osteodistrofia Hipertrofica en perros, Es un proceso que se da en los perros de gran crecimiento entre los 4 y los 8 meses de edad y que afecta a la metáfisis de los huesos largos. Se caracteriza por la aparición de una inflamación trabecular que provoca secundariamente una necrosis, fallo en la deposición ósea y microfracturas trabeculares. La etiología es desconocida pero se apuntan factores hereditarios, hipovitaminosis C, exceso de nutrición, deficiencias en cobre, etc. El origen infeccioso del problema no se ha demostrado pero diversos estudios han aislado en varias ocasiones el virus del moquillo canino en las células óseas de perros con osteodistrofia hipertrófica.

Otitis

La otitis infecciosa es una patología del oído debida a un proceso inflamatorio causada por diferentes especies depatógenos y agentes injuriantes.

Dependiendo de la porción del conducto auditivo afectado, se distinguen tres clases de otitis:

  1. Otitis externa: afecta al conducto auditivo externo.
  2. Otitis media: afecta al oído medio.
  3. Otitis interna: afecta al oído interno.

La otitis externa es una enfermedad inflamatoria aguda ó crónica que puede afectar el pabellón auricular, el conducto auditivo externo y el tímpano. El pabellón auricular y el conducto auditivo que juntos constituyen el oído externo, están recubiertos de piel, por esta razón, las otitis externas deben ser consideradas como problemas dermatológicos. Se estima que la frecuencia de otitis externa en el perro va del 10–20% de la población canina y resulta menos frecuente en los gatos (del 2 al 6%).

Panosteítis

La panosteítis es una enfermedad común de los perros jóvenes de razas medianas a grandes; afecta uno o más huesos largos, y se caracteriza clínicamente por claudicación, debido a que es una patología dolorosa, aunque autolimitante. Se la conoce también bajo diversos sinónimos: enostosis, osteomielitis juvenil, osteodistrofia fibrosa (enfermedad de huesos largos), y panosteítis eosinófila.
La raza más afectada es el pastor alemán y sus cruzas, aunque suele comunicarse en otras razas medianas a grandes, como el bassett hound2,3, doberman, gran danés, san bernardo, setter irlandés, labrador retriever, samoyedo, scottish terrier, airedale terrier y schnauzer miniatura.
La edad de los perros enfermos generalmente es de 5-12 meses, aunque algunos autores extienden este periodo hasta los 18 meses. Sin embargo, animales de 2 meses así como de hasta 5 años han sido también afectados. El sexo predominante en la población afectada es el masculino, con una frecuencia cuatro veces mayor a la de las hembras. Aunque es una enfermedad común, no existen estimaciones fiables acerca de su incidencia y/o prevalencia.

PARÁLISIS/PARESIA

La parálisis resulta de la inoculación de una toxina desde las glándulas salivales de las garrapatas durante la alimentación. Debido a su limitada concentración, la toxina causa síntomas en un plazo aproximado de 2-7 días, dependiendo de la salud general del hospedador y su grado de infestación, comenzando con debilidad en las extremidades posteriores, progresando a parálisis. Consecutivamente se presenta un cuadro de parálisis ascendente por el tronco, los brazos y la cabeza, que puede llevar a una insuficiencia respiratoria y la muerte. La enfermedad puede manifestarse en forma aguda (ataxia) sin debilidad muscular.

Los pacientes pueden reportar síntomas sensoriales menores, pero los signos constitucionales suelen estar ausentes. Los reflejos tendinosos profundos suelen serhipoactivos o ausentes, también pueden presentarse oftalmoplejía y parálisis bulbar.

Los estudios Electromiografícos (EMG) por lo general muestran una reducción variable de la amplitud del potencial de acción del músculo compuesto, pero sin mostrar anormalidades en los estudios de repetición de estimulación eléctrica de los nervios. Esto parece ser el resultado de una falla en la liberación de acetilcolina a nivel de la terminal del nervio motor. Puede haber anormalidades sutiles la velocidad de conducción de los nervios motores y en los potenciales de acción sensoriales.

Parásitos externos

Uno de los problemas más comunes de nuestras mascotas  es cuando se han infestado de pulgas, piojos o garrapatas, es muy frecuente observar que llegan a la consulta veterinaria llenas  de pulgas y lógicamente que representan un problema de salud y sanidad no solo para ellos sino también para nosotros como sus dueños. La reacción natural es el rechazo al animal.

Hay muchas formas en las que se puede  controlar este tipo de parasitismo externo,  y van desde el uso de talcos, jabones, collares,  hasta los tratamientos más modernos que permiten que el animal este totalmente protegido por algunos meses.

Parásitos internos

Los síntomas son muy distintos e indeterminados, por lo que “pueden ser confundidos con otras enfermedades”, aclara la veterinaria. La estrategia de echinococcus consiste en reproducirse discretamente en forma de huevos durante la vida del animal. No obstante, aunque los huevos no son directamente infecciosos para el perro o el gato, pueden infectar a las personas. De hecho, el echinococcus es responsable del quiste hidatídico en humanos, trasmitido por ingestión accidental de huevos del parásito, que proceden de las heces del perro y del gato. Según Machuca Arenas, “la infección con este parásito puede ser mortal en humanos, al formar quistes de líquido llenos de parásitos en su interior, en órganos de personas infectadas”.

Parvovirosis

La parvovirosis afecta a los cánidos jóvenes a partir de las 6 semanas al perder la inmunidad maternal, es infrecuente en animales adultos porque ya están inmunizados por vacunación o infecciones subclínicas. Además, la patogenia del virus requiere la presencia de factores moleculares presentes solo en células enmitosis, por lo que es indispensable que el tejido a infectar esté en proliferación (como en el crecimiento, o las células del epitelio intestinal).

Hay determinadas razas caninas que son más sensibles a contraer el parvovirus; este es el caso de los Poodle toy, dóberman, pinscher, rottweiler, springer spanielingleses, y según los estudios, los pitbull terrier americanos y los pastores alemanes y también los galgos ((choiueros)) , corren el riesgo de enfermarse con mayor gravedad en comparación con otras razas.

El período de incubación aproximado es de 5 días. La fuente de contaminación es la materia fecal de los animales que han contraído la infección. Puede haber gran cantidad de virus en las heces fecales de los animales que sufren la enfermedad. El virus es resistente bajo condiciones climáticas extremas y puede sobrevivir durante largos períodos.

El parvovirus no es contagioso para el hombre, excepto en casos aislados según reportes de la Jurisdicción Sanitaria de Lerdo, Dgo.,( El caso Fernando Rodríguez Pérez).

PERTHES

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes consiste en la degeneración espontánea de la cabeza del hueso fémur, que se encuentra en las patas traseras del perro. Esto da lugar a la desintegración de la articulación de la cadera (coxofemoral) y a la inflamación del hueso y las articulaciones (osteoartritis).
La causa exacta de la enfermedad es desconocida, aunque los problemas de suministro de sangre a la cabeza del fémur se ven generalmente en perros que sufren de enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Se presenta con frecuencia en los perros miniatura, toy y de razas pequeñas, y tiene una base genética en Manchester Terriers. Por otra parte, la mayoría de los perros afectados con enfermedad de Legg-Calvé-Perthes son de cinco a ocho meses de edad.

Piometra

La piometra es una enfermedad originada por una infección en el útero y acumulación de secreciones y pus en su interior. Es muy frecuente en las perras que han alcanzado la madurez sexual. También afecta a las hembras de gato,conejo, hurón y cobaya. Se trata de una enfermedad grave de inicio súbito y consecuencias potencialmente mortales si no se trata a tiempo, por lo que puede considerarse una urgencia. Debido a que ocurre en un órgano que se encuentra en la cavidad abdominal, se ha comparado con la apendicitis pues en ambos procesos se produce acumulación de pus

Pododermatitis

La pododermatitis es una afección de tipo inflamatoria al comienzo que luego generalmente culmina en procesos infecciosos. Son muy molestas para el perro ya que cursan con fuertes inflamaciones que en ocasiones producen cojera por la extensión de la infección. Pueden verse afectadas una o varias extremidades. En numerosos casos estos procesos aparecen en forma cíclica y el paciente debe concurrir a la veterinaria para que se le practique el drenaje de la tumefacción. Casos muy graves involucran infecciones profundas llegando ocasionalmente a la base ósea del pie. Si hay infección, al igual que en otras piodermas profundas, la bacteria mas comúnmente encontrada es el Staphylococcus intermedius.

Procesionaria

Durante los meses de Marzo y Abril es muy frecuente encontrar por el suelo de las zonas donde haya pinos o cedros largas hileras en movimiento: son Orugas Procesionarias del Pino (Thaumetopoea Pityocampa). Esta comunidad de orugas, sensibles al frío y a la humedad, vive en los bosques de pinos y cedros de toda la península y Baleares, no obstante, no suelen ser comunes en las zonas lluviosas o por encima de los 1500m de altitud.

La oruga procesionaria, es fácilmente reconocible por varios motivos, su apariencia y su conducta. Esta oruga, con cabeza y piel de color negro y costados de color gris, cuenta en su dorso con unos pelos rojizos, llamados tricomas, llenos de una sustancia muy urticante (histamina) que la protege de sus depredadores, quiénes con sólo tocarla u olfatearla pueden sufrir graves reacciones alérgicas.

PROSTATITIS

La próstata canina es una glándula que rodea la uretra a la salida de la vejiga de la orina en los gatos y los perros machos.
La misión de la próstata es producir una parte importante del fluido seminal y tiene por ello una relación directa con las funciones reproductoras. Por esto se asocia estrechamente con el funcionamiento de los órganos genitales y los niveles de hormonas masculinas en la sangre. 

Pulgas y garrapatas

Las garrapatas, después de las pulgas, son los parásitos externos que más afectan a los perros en todo el mundo; afectan menos a los gatos. Las garrapatas son arácnidos (como los ácaros de la sarna), no insectos. Todas las garrapatas chupan sangre del hospedador.

Rabia

La rabia es una enfermedad aguda infecciosa viral del sistema nervioso central ocasionada por un Rhabdoviridae que causa encefalitis aguda con una letalidad cercana al 100 %. Es la zoonosis viral conocida más antigua.

El virus de la rabia pertenece a la familia Rhabdoviridae, género Lyssavirus tipo 1, tiene forma de bala o bastoncillo y mide entre 130 y 240 por entre 65 y 80 nm. Este virus consta de una sola cadena de ARN. Su envoltura está constituida por una capa de lípidos cuya superficie contiene cinco proteínas estructurales: la G (glico proteína) que alterna con proteínas M1 y M2 (proteínas matriz); en la nucleocápside se encuentran las proteínas N (nucleoproteína), NS (nucleocápside) y L (transcriptasa). La glicoproteína es el mayor componente antigénico, responsable de la formación de anticuerpos neutralizantes que son los que confieren inmunidad. No obstante, es posible que participen otros mecanismos en la protección contra la enfermedad.

El virus de la rabia se encuentra difundido en todo el planeta y ataca a mamíferos, tanto domésticos como salvajes, incluyendo también al ser humano. Se encuentra en la saliva y en las secreciones de los animales infectados y se inocula al hombre cuando animales infectados lo atacan y provocan en el hombre alguna lesión por mordedura. Además el virus puede ser transfundido también cuando un individuo que tiene algún corte en la piel (vía de entrada del virus) tiene contacto con las secreciones salivales de un animal infectado.

Rascado

Una de las principales causas de visita al veterinario es , mi perro se rasca qué le puede dar para que pare. Siendo tan frecuente y tan clara la pregunta , la mayoría de los propietarios buscan algún remedio que solucione el problema y les cuesta entender que a veces la solución es complicada y en muchas ocasiones casi imposible. Estadísticamente los casos de dermatología se resuelven sólo en el 60 % de las ocasiones y vemos como muchos propietarios van peregrinando por veterinarios buscando segundas opiniones. El principal problema es la dificultad de explicar qué está pasando realmente y qué podemos hacer para modificarlo.

SALMONELOSIS

La principal via de contagio de la salmonelosis es de forma directa a través de animales infectados por vía oral, por ejemplo mediante ingesta de algo (agua, pienso, pasto…) contaminado con heces de un animal infectado.
Aunque también se puede contagiar la salmonela por aire, y en aves a través de los huevos.
Algunos tipos de infecciones de salmonella pueden ser indirectas y proceder del agua, o del pienso o de otros animales como roedores, pájaros silvestres o insectos. Muchos animales se convierten en portadores aunque no todos enferman.

En granjas y grandes explotaciones, la Salmonella suele entrar a través de la compra de nuevos animales que sean portadores.

La bacteria de la Salmonella puede vivir meses o incluso años en ambientes cálidos y húmedos.

Es vital la prevención, el mantener a nuestros animales sanos y con un sistema inmunitario fuerte.

Sarna

La sarna en perros es una enfermedad de la piel y pelos de los perros producida por un ácaro ( parasito microscopico) llamado Sarcoptes Scabiei varidad canis; que excava galerías en la piel provocando mucha picazón,caida del pelo y muchas lesiones secundarias de la piel.
Puede afectar a cualquier perro,no importa la raza,la edad ni el sexo;aunque se sabe que la sarna en perros es mas frecuente en perros vagabundos ,mal alimentados ,desnutridos,con malas condiciones higienicas-sanitarias y quizá en mayor proporción en perros cachorros y jovenes.
Es muy contagiosa entre los perros y puede contagiar al ser humano.Aquí vale hacer una aclaración: el ácaro de la sarna en perros no es el causante de la sarna humana,ésta es otra enfermedad;pero si estas conviviendo con un perro con sarna y el contacto con él es bastante estrecho;es muy posible que el “bichito de la sarna ” (recuerda que no se ve porque es microscópico) ingrese a tu piel,intente cavar galerías como lo hace en el perro aunque afortunadamente no lo podrá realizar debido a diferencias en la estructura de nuestra piel que le impiden llevar a cabo su cometido.Por lo que la enfermedad no podrá desarrollarse,pero en el intento ocasiona gran picazón y algunas ronchas en las zonas del cuerpo que estuvieron en contacto con la piel del perro enfermo.

Sindrome de Wobbler

Sinónimos del Síndrome de Wobbler : Síndrome de tambaleo, espondilomielopatía cervical, inestabilidad vertebral cervical, espondilolistesis cervical, subluxación cervical caudal, malformación / mala articulación cervical caudal, doberman danzante.

SÍNDROME VESTIBULAR

El síndrome vestibular es una afección del equilibrio ligada a procesos relacionados con el oído interno, y que la mayoría de las veces se relaciona con la extensión de un proceso infeccioso del CAE.

Soplo

Un soplo en el corazón es un sonido anormal que el veterinario escucha al auscultar el corazón de un perro a través de un estetoscopio. Normalmente, el veterinario escucha dos sonidos, un «lub» y un «dub», que son los sonidos normales de cierre de las válvulas del corazón así como la sangre circula a través del corazón. Un sonido «silbante», adicional, conocido como un soplo en el corazón, se asocia generalmente con una alteración del flujo sanguíneo a través del corazón.

Los médicos veterinarios clasifican la intensidad o volumen de sonido de un soplo en el corazón en grados de uno a seis, uno siendo apenas audible y seis siendo el más alto. También hay un sistema de clasificación de uno a cinco que funciona de la misma manera. Estos grados no se correlacionan necesariamente con la severidad de la condición del corazón; no son más que una de las varias formas en que los veterinarios intentan caracterizar el murmullo cardiaco.

Sordera

La principal causa de sordera en los perros es la congénita, aunque también la sordera se puede deber a una infección crónica, por una lesión traumática o por su edad avanzada.  La sordera congénita se relaciona principalmente con los perros blancos con ausencia de pigmentación en la piel del oído interno, aunque hay perros blancos que escuchan perfectamente.  La falta de pigmentación en la piel del oído interno hace que las terminaciones nerviosas de esa zona se mueran y atrofien durante los primeros días de vida del cachorro, resultando en sordera.  Este problema se puede presentar en uno o en los dos oídos y no se puede ver a simple vista.  Cuando el problema se presenta en un solo oído, es muy probable que nunca te des cuenta del problema, ya que el perro actúa de forma normal.

TAQUICARDIA

Latido del corazón rápido en los perros. Taquicardia supraventricular (SVT) se refiere a un ritmo cardíaco anormalmente rápido se origine en los ventrículos del corazón. Esto puede ocurrir durante las horas de descanso o de baja actividad (es decir, en otras ocasiones que el ejercicio, enfermedad, o estrés). Una frecuencia cardíaca que sigue siendo excesivamente alto en el largo plazo (tales como las observadas con SVT) puede conducir a la progresiva del miocardio (músculo cardíaco) fracaso, así como la insuficiencia cardíaca congestiva.

SVT puede pasar desapercibida cuando es periódico, pero cuando hay repetitivas supraventriculares prematuras del corazón despolarizaciones eléctricas (cambios en el potencial eléctrico del corazón) que se originan desde un sitio distinto del nodo sinusal (el marcapasos del corazón), tal como en el músculo auricular o atrioventricular tejido nodal, la condición puede convertirse en un problema grave de salud.

TÉTANOS

El tétanos en perros y gatos (o tétano) es una enfermedad frecuentemente mortal provocada por una potente neurotoxina, la exotoxina tetanospasmina, que es producida por una bacteria del género Clostridium.[1] La bacteria prolifera en condiciones anaeróbicas, es decir, en ausencia de oxígeno y segrega sustancias tóxicas (toxinas) que penetran en las fibras nerviosas motoras periféricas hasta llegar al sistema nervioso central con afectación inhibitoria de neuronas productoras del neurotransmisor GABA y el aminoácido glicina, provocando la típica parálisis y espasmos musculares. La bacteria produce esporas resistentes y provienen de casi cualquier parte, incluso del polvo de la calle o el suelo del jardín. La infección ocurre por la penetración de las esporas en las heridas contaminadas.

Tiña

Tiña en perros. Dermatofitosis en perros. Dermatofitosis es el término médico que se la da a una infección parasitaria por hongos que afecta a la piel, el cabello, y las uñas.

Dermatofitosis es el término médico que se la da a una infección parasitaria por hongos que afecta a la piel, el cabello, y las uñas (garras). Los microorganismos más frecuentemente aislados de hongos son Microsporum canis (más comúnmente conocida como tiña), Trichophyton, Mentagrophytes y Microsporum gypseum. Esta enfermedad se presenta en perros, gatos, y otros mamíferos. Se diagnostica con mayor frecuencia en animales jóvenes que en viejos.

Los síntomas de la dermatofitosis incluyen la acumulación de células superficiales de la piel, tales como las que se ven en la caspa (escamas); pelaje pobre, enrojecimiento de la piel (eritema), piel oscura (hiperpigmentación), picazón (prurito), y la pérdida del cabello (alopecia), que puede ser irregular o circular. Otros indicadores de las dermatofitosis que son fácilmente visibles son el levantamiento de la piel en forma de nudos (nodular) conocidas como lesiones granulomatosas, o lesiones nodulares que con frecuencia exudan pus (queriones), y son el resultado una infección por tiña. También puede haber inflamación de los pliegues de las uñas – los pliegues de la piel que bordean la uña, que médicamente es conocido como paroniquia.

Torsión de estómago

El síndrome de dilatación-torsión de estómago es una enfermedad aguda que puede presentarse en animales domésticos, principalmente perros y ganado, aunque no en gatos, de pronóstico muy grave y que debe ser tratada con la máxima urgencia, ya que puede acabar con la vida del perro en cuestión de horas. Su tasa de mortalidad es muy elevada, situándose en los perros tratados a tiempo alrededor del treinta y cinco por ciento y en los no tratados en el cien por ciento. Aunque las causas no están completamente aclaradas, la teoría más extendida es que debido a la acumulación de gases el estómago se dilata hasta un punto en que los ligamentos que lo fijan no lo sujetan y el peso del bazo, situado pegado al estómago, produce el giro del intestino. Esto provoca un colapso en el riego sanguíneo, ya que las arterias y venas que discurren por el estómago se estrangulan, impidiendo que la sangre llegue a otros órganos vitales, que la sangre se oxigene correctamente y produciendo arritmias cardiacas; derivando finalmente en un shock de fatales consecuencias.

Tos de la perrera

La traqueobronquitis infecciosa canina, más comúnmente conocida como «la tos de las perreras», es una patología que afecta al sistema respiratorio y suele desarrollarse en lugares donde conviven una gran cantidad de canes, tales como perreras o criaderos. Este hecho fue el que dio lugar al nombre popular de la afección.

Antiguamente, esta enfermedad se producía únicamente en aquellas perreras o criaderos con inadecuadas condiciones higiénicas. No obstante, con el incremento de protectoras animales, casas de acogida de mascotas abandonadas, paseadores de perros, exposiciones caninas y, en general, de lugares en los que se concentran un gran número de canes, la patología se ha propagado con mayor rapidez debido a su elevado índice de contagio, y no tanto por condiciones inapropiadas. Si sospechas que tu perro ha sido contagiado.

Toxoplasmosis

Toxoplasma gondii es un protozoo ubicuo de los animales de sangre caliente, donde la infección crónica es frecuente y la infección reciente raramente es bien diagnosticada. Se trata de un parásito intracelular obligado perteneciente al orden Coccidia y al Phyllum Apicomplexa.

La enfermedad se presenta en tres formas: el ooquiste que contiene esporozoítos, que vive y resiste a la intemperie, el taquizoíto, su forma proliferativa y el bradizoíto, que vive en los quistes tisulares. La multiplicación de los taquizoítos es siempre intracelular por endodiogonia dentro de una vacuola parasitófora de las células nucleadas. Llega a contener de 8 a 32 taquizoítos, antes que la célula muera y libere los parásitos que colonizarán nuevas células. Simultáneamente con el desarrollo de la inmunidad humoral y celular, los taquizoítos dejan de progresar y proliferan los quistes habitados por bradizoítos en los tejidos. Los bradizoítos son más pequeños, de multiplicación lenta y son la fuente de las reactivaciones y de la transmisión por consumo de carnes. Se han descrito tres tipos de linajes clonales. El clon tipo I es más común en casos de toxoplasmosis congénita humana y mayor virulencia en infecciones en ratones, el clon tipo II está identificado más comúnmente en humanos, en casos de SIDA y en casos congénitos, y el clon tipo III es el más veces aislado en animales.

TUMORES

Un tumor no es nada más que un grupo de células del organismo que se han descontrolado en su multiplicación y al aumentar en su número forma un bulto que podemos incluso palpar.

UREMIA

La insuficiencia renal crónica (IRC) es consecuencia de la pérdida irreversible de las capacidades metabólicas, endocrinas y excretoras del riñón. Es un problema clínico frecuente que aparece en el 2 al 5% de los perros (Bronson, 1982; Lund et al., 1999). La insuficiencia renal crónica está considerada como una causa importante de mortalidad en animales de edad avanzada (Figura 1). El estudio sobre la salud animal realizado por la Morris Animal Foundation en 1997 entre más de 2000 propietarios de animales domésticos identificó la enfermedad renal como la tercera causa de muerte en el perro. La edad media de los perros en el momento del diagnóstico es de 6,5 años y en el 45% de los casos, más de 10 años (Polzin, 1989; Polzin et al., 2000). El comienzo de la insuficiencia renal tiende a ser insidioso al ir deteriorándose la función renal en general durante un periodo de varios meses a años. El síndrome urémico se manifiesta cuando la masa renal residual es en general inferior al 25% de la normal y los mecanismos compensadores ya no pueden asegurar las funciones metabólicas y excretoras para mantener la homeostasis del organismo.
Urolitiasis

Urolitiasis Canina: Los urolitos son cúmulos policristalinos formados por la aglomeración y cristalización de minerales y una matriz orgánica. Una de las principales causas iniciadoras de la formación de urolitos es la sobresaturación de la orina de sustancias calculogenéticas. Los tipos más frecuentes de urolitos en el perro son, de mayor a menor frecuencia, estruvita, oxalato cálcico, urato, cistina, silicio, fosfato cálcico y mixtos. Las consecuencias de la presencia de urolitos en el tracto urinario son las [IBTU], obstrucción urinaria frecuentemente en uretra de machos y formación de pólipos vesicales debido a reacción hiperplásica de la mucosa.

UROLITIASIS

Urolitiasis canina. Cálculos en la vejiga urinaria. El hallazgo de elementos compatibles con urolitos, sumado a la presencia de signos clínicos asociados al aparato urinario, despiertan la sospecha de  urolitiasis, independientemente  de la especie que se trate. La densidad radiológica puede asociarse al tipo de cálculos, siendo los cristales de oxalato cálcico los más radiodensos, y los cálculos de urato los de menor densidad radiológica. En muchas ocasiones el diagnóstico suele ser un hallazgo después de una radiología abdominal, aunque la mayoría de las consultas suele estar relacionada con signos como hematuria, disuria, estranguria y/o obstrucción uretral.

WOBBLER

SÍNDROME DE WOBBLER O ESPONDILOMIELOPATÍA CERVICAL CAUDAL

Existen una variedad de patologías que afectan la     medula espinal cervical resultando en déficit neurológico y discapacidad. Establecer un diagnóstico preciso es muy importante tanto para el paciente como para el propietario, de manera de advertirles de posibles tratamientos y pronósticos. El curso temprano de muchas enfermedades cervicales puede ser similar, haciendo fundamental la realización de pruebas diagnósticas para establecer un diagnóstico certero.


Otros temas que también te puede interesar..


Síndrome vestibular en perros

Síntomas y tratamiento

El síndrome vestibular es una afección del equilibrio ligada a procesos relacionados con el oído interno, y que la mayoría de las veces se relaciona con la extensión de un proceso infeccioso del CAE.
Por ello, y aunque es necesario realizar un diagnóstico diferencial de este síndrome, debe descartarse la implicación del CAE como perpetuador del proceso.

El síndrome vestibular en sí no es indicativo de cirugía, ni siquiera aún se puede asegurar que el origen esté en una otitis externa o media, pero si debe ser valorada la cirugía inclusive como elemento diagnóstico una vez superadas las pruebas más elementales.

La otitis como origen del síndrome vestibular

Desde un punto de vista clínico y quirúrgico, se podría asegurar que una OTITIS CRÓNICA es una otitis no diagnosticada a tiempo, terapéuticamente tratada en forma deficiente, o con una indicación quirúrgica tardía o sin indicación quirúrgica cuando ésta era la única solución.

Tomando como base teórica de discusión a la posición casi vertical del CAE y sutendencia gravitacional a colectar secreciones, más que eliminarlas y a todos los componentes de la inflamación como favorecedores de medios constantemente húmedos y en estados cercanos a la anaerobiosis, es lógico suponer que la proliferación bacteriana y fúngica provoque una reacción por parte del epitelio que contribuya a la perpetuación de un estado inflamatorio, doloroso, sumamente prurítico y desagradable para el animal.

Video síndrome vestibular en gato doméstico

Ref.: http://www.diagnosticoveterinario.com/


Síndrome Vestibular

 •  El Sistema Vestibular

•  Definición de Síndrome Vestibular

•  Manifestaciones clínicas

El Sistema Vestibular

El sistema vestibular se inicia en el laberinto, dentro del oído. De determinadas zonas de éste, parten pequeños filamentos nerviosos que son el inicio de la vía vestibular. Juntos forman el nervio vestibular, que termina en el núcleo del mismo nombre en el bulbo raquídeo.

Está conectado con la corteza, el cerebelo, los núcleos oculomotores y las astas anteriores de la médula espinal.

Su función fundamental es el control y mantenimiento del equilibrio, y para eso:

  1. Informa a la corteza cerebral de la posición de la cabeza
  2. Hace que la mirada se adapte a la posición de la cabeza
  3. Hace que las extremidades y el tronco se adapten a la posición de la cabeza

Definición de Síndrome Vestibular

El Síndrome Vestibular es el conjunto de manifestaciones clínicas neurológicas que aparecen cuando se lesiona la vía vestibular.

Hay dos grandes tipos:

  1. Síndrome Vestibular Periférico: cuando se lesionan el laberinto o el nervio vestibular. Son los más frecuentes. Causados por otitis o menos frecuentemente por tumores o traumatismos con fractura de la base del cráneo.
  2. Síndrome Vestibular Central: por lesión del núcleo vestibular. Tiene un pronóstico peor, más grave. Se produce por inflamaciones, tumores o accidentes cerebrovasculares en esa zona.

Manifestaciones clínicas

  1. Vértigo: sobre todo al más mínimo movimiento de la cabeza.
  2. Ataxia Vestibular: que es un trastorno de la coordinación, el equilibrio y la marcha. El paciente:
    • No mantiene el equilibrio en posición estática
    • La prueba de Romberg es (+), sobre todo si el paciente cierra los ojos
    • En la marcha se desvían siempre hacia el mismo lado, generalmente el mismo que la lesión
  3. Nistagmo: oscilación de los ojos (lateral, vertical o rotatorio). Tiene un componente lento y otro rápido. El componente lento suele ser hacia la lesión.
  4. Muchas manifestaciones clínicas vegetativas: taquicardia, hipotensión, sudoración, vómitos, ganas de orinar…

Si presenta solo estas manifestaciones, probablemente sea un Síndrome Vestibular Periférico. Si además hay alguna otra manifestación neurológica de cualquier tipo, probablemente sea central.


Bibliografía consultada

  • JOHN E. OLIVER (H) Y CRAIG E. GREENE. Enfermedades del cerebro. Sistema vestibular. Capitulo 34. Ettinger. Tratado de Medicina Interna Veterinaria. Enfermedades del perro y el gato. Editorial Intermedica. 1989.
  • CHERYL L. CHRISMAN, DAMON R. AVERILL (H). Enfermedades de los nervios periféricos y de los músculos. Capítulo 36. Ettinger. Tratado de Medicina Interna Veterinaria. Enfermedades del perro y el gato. Editorial Intermedica. 1989.
  • THERESA WELCH FOSSUM. Cirugía del oído. Capítulo 19. Cirugía en Pequeños Animales. Segunda Edición. Editorial Intermedica. 2004.
  • STANLEY H. DONE, METER C. GOODY, SUSAN A. EVANS, NEIL C. STICKLAND. Atlas en Color Anatomia Veterinaria. El perro y el gato. La cabeza. Láminas 2.30 a 2.35. Harcourt Brace, 1997.
  • RICHARD B. FORD, ELISA M. MAZZAFERRO. Exploración otológica, 347. Kirk y Bistner. Urgencias en Veterinaria. Procedimientos y terapeútica. Octava Edición. Elsevier Saunders, 2006.
  • SUSAN M. MERIC. Afecciones Neuromusculares. Parte 9. Inclinación de la cabeza. Pilares de Medicina Interna en Animales Pequeños. Richard W. Nelson, C. Guillermo Couto. Intermedica Editorial. 1995
  • H. E. EVANS, A. DE LAHUNTA. Miller. Disección del Perro. 3º edición. Interamericana. McGraw-Hill.1991
  • COLIN E. HARVEY. El oído. El oído medio. Sección XVII. Texto de Cirugía de los Pequeños Animales. Tomo II. Douglas H. Slatter. Editorial Masson. 1996

Otros temas que también te puede interesar..


¿Cuáles son las enfermedades más comunes en los perros?

Veterinaria, enfermedades caninas

Una relación de las principales afecciones y enfermedades caninas, identificación, diagnóstico y tratamiento. Los perros, al igual que las personas, enferman. Los problemas que puede llegar a tener el animal son muy variados, pero hay una serie de enfermedades que son más frecuentes. Conocer esta información te será muy útil para reconocer posibles síntomas de tu perro.

Enfermedades caninas


ADDISON, Enf. De

La enfermedad de Addison en perros, ocurre cuando el cuerpo no puede producir las cantidades adecuadas de ciertas hormonas, incluyendo una hormona llamada cortisol.

Alergias

Se rasca tu perro sin motivo aparente? ¿Se lame o muerde las patas de forma obsesiva? Si ya lo has inspeccionado por si tenía pulgas y no has encontrado nada, el motivo podría ser una alergia cutánea.

Alergias alimentarias

Los perros, como las personas, también pueden sufrir alergia a determinados alimentos o ingredientes. «La mayoría de las alergias alimentarias se deben a determinadas proteínas presentes en leches, carnes y pescados, pero también hay algunos canes con intolerancia a los aditivos de los alimentos», explica la veterinaria Amanda Friedeck, quien ha realizado una extensa investigación para conocer las alergias a la comida en perros y gatos

Alzheimer

El Alzheimer en perros, Técnicamente se llama Síndrome de Disfunción Cognitiva, pero muchos propietarios lo conocen como el Alzheimer de los perros y es el responsable de los cambios muy marcados que aparecen en el comportamiento y en las capacidades cognitivas de algunos perros de edad avanzada. Detrás de este síndrome está un intenso proceso de degeneración del sistema nervioso central que no tiene nada que ver con el deterioro cognitivo normal que experimentan muchos perros mayores.

ANEMIA

La anemia en perros,  resulta de la pérdida o destrucción de las células rojas de la sangre o de una falla del organismo en la producción de suficientes células rojas de la sangre. Los glóbulos rojos transportan oxígeno por todo el cuerpo, por lo que la anemia puede causar letargo (cansancio) e intolerancia al ejercicio (dificultad para hacer ejercicio).

Ansiedad por separación

La ansiedad por separación en perros, podría tener su origen en una excesiva dependencia, o exceso de apego, del perro hacia uno o varios de los miembros de la familia. Por ello, los síntomas de la ansiedad se manifiestan siempre cuando el propietario se encuentra ausente o en los momentos anteriores al abandono del domicilio.

Artritis

La artritis en los perros es la inflamación de una o varias articulaciones de su cuerpo. Por lo general se acompaña de dolor y rigidez. La artritis no sólo se produce en los seres humanos, sino que es común en los perros y otros animales también. Hay numerosas formas de artritis.

Artrosis

La artrosis canina es una enfermedad de las articulaciones de carácter progresivo (los síntomas se agudizan con el tiempo), degenerativo y que puede ser congénita. Esta dolencia produce la pérdida de la estructura del cartílago, responsable de la movilidad de la articulación. Como en el caso de las personas, las molestias y los síntomas derivados de la artrosis del perro se agravan con el frío y la humedad y con el calor del verano. Por ello, con las temperaturas extremas, el estado del animal que padece artrosis empeora.

Ataques de pánico

Los ataques de pánico en perros, motivos principales más frecuentes que les provoca ansiedad y estrés se detallan a continuación: ruido desmedido, separación de sus dueños, viajes en automóvil u otros vehículos, recibir asistencia médica y vivir en un hogar donde impera el nerviosismo.

Autoinmune

En el tratamiento de los procesos autoinmunes en perros, es la adaptación del fármaco y dosis, en cada paciente. Es útil dividir a los caninos enfermos en dos grandes grupos terapéuticos: a) aquéllos que padecen procesos intensos y/o generalizados, como suelen ser los casos del pénfigo vulgar (PV) o el lupus eritematoso sistémico (LES), a los que se les somete a inmunosupresión sistémica; y b) los que muestran procesos leves y/o localizados, como el lupus eritematoso discoidal (LED) o el pénfigo eritematoso (PE), los cuales se manejan con terapias sistémicas menos agresivas o con tratamientos tópicos.

Babesiosis

La babesiosis en perros, es una enfermedad parasitaria de animales domésticos, causada por un hematozoario de ciclo indirecto:Babesia spp, y transmitida por garrapatas.La babesiosis en el perro es causada por Babesia canis. Estudios recientes han demostrado que existen tres genotipos en todo el mundo, Babesia canis canis, Babesia canis vogeli y Babesia canis rossi (Lahler). De éstas, la que transmiteRhipicephalus sanguineus es la subespecie vogeli.

Barlow

Barlow en perros, La ausencia de vitamina C provoca una patología denominada escorbuto. Los perros con esta dolencia tienen los huesos débiles y las articulaciones inflamadas. El aporte extra de vitamina C así como un cambio a una dieta completa y equilibrada pueden ayudar a corregir la enfermedad.

Botulismo

El botulismo en perros, es causado por el Clostridium botulinum, un bacilo anaerobio, Gram positivo y formador de esporas. Es un saprofito que habita naturalmente el suelo y el tracto gastrointestinal de los animales y el hombre. La mayoría de los casos en caninos se atribuyen a la ingestión de carroña, carne cruda o alimentos descompuestos con toxina preformada 1, 2, 3. El Clostridium botulinum crece, principalmente, en materia orgánica en descomposición 1 con alto contenido proteico 4.

Brucelosis

La brucelosisen perros, es una enfermedad infecto-contagiosa de distribución mun­dial, que afecta a animales domésticos, silvestres y al hombre. Una de las últimas especies descritas es aquella que afecta al perro, la que se conoce como Brucella carvis. A pesar que el impacto económico no es tan importante como el de las bru­celas clásicas, no pueden minimizarse las pérdidas que genera en criaderos comerciales, el costo social producto de la enfermedad en el hombre y un costo tan difícil de valorizar como es el afecti­vo. Otro factor de gran interés es la rápida capacidad de diseminación, no sólo debida a características propias de la bacteria, sino también al gran movi­miento de la población canina dentro y fuera de los límites nacionales.

Cáncer

Las señales de advertencia del cáncer en los perros son similares a las detectadas en las personas, explica la Dra. Troutman: una protuberancia o bulto, una herida que no cicatriza, cualquier tipo de hinchazón, sangrado anormal. Pero, por lo general, el dueño de una mascota debe mantenerse atento a lo que la Dra. Troutman denomina los indicios “básicos” —cambios en las funciones normales de comer, beber, orinar, defecar y dormir— y consultar con su veterinario si algo le preocupa.

Cataratas

Cataratas en perros, Una catarata es la opacificación de una pequeña estructura transparente del ojo llamada cristalino que funciona a modo de lente intraocular. Es la causa más común de ceguera en perros (no tan frecuente en gatos). Puede afectar a uno o a los dos ojos. Cualquier opacidad anormal del cristalino es llamada catarata y unas pequeñas manchas blanquecinas no afectan significativamente a la visión. Sin embargo, en general las cataratas progresarán irremediablemente hacia la ceguera. Cuando aparece una catarata completa se manifiesta como una “nube dentro del ojo”.

Ceguera

La cegueraen perros, Los animales con cegueras agudas se mostrarán asustados, desorientados, se tropezarán contra objetos, permanecerán apartados y escondidos, no saltarán a las camas o sillones, les costará manejarse ante escaleras o no podrán encontrar su juguete preferido. Las cegueras agudas son fáciles de observar porque los signos son evidentes.

Cistitis

La cistitis canina es una inflamación de las vías urinarias con origen bacteriano que afecta a perros de todas las razas por igual. Los casos de cistitis en perros, sin embargo, tienen una mayor prevalencia en perras que en perros. La razón por la que esto sucede es la extensión de la uretra en las perras. Al ser más cortas que las de los perros las bacterias tienen un recorrido menor entre los distintos órganos urinarios. Por lo general, el origen de las infecciones urinarias en perros se puede localizar en el tracto intestinal de los mismos perros.

Coccidiosis

Coccidiosis en perros, COCCIDIO: Es una célula simple que infecta el intestino. Son parásitos microscópicos detectables solo en las rutinas de análisis de material. La infección causa diarrea a veces sanguinolenta y puede aún poner en riesgo la vida especialmente si toma a animales muy jóvenes

Conjuntivitis

La conjuntivitis en perros es una afección de los ojos caracterizada por la inflamación de la membrana mucosa que recubre el interior de los parpados. A veces, además de la inflamación, puede estar acompañada de una infección. La vamos a distinguir porque normalmente los ojos de nuestros perros estarán rojos, lacrimosos o con legañas.

Coronavirus

El Coronavirus Canino es una enfermedad infecciosa viral contagiosa de curso agudo causada por un coronavirus que afecta a los perros de todas las edades, pero principalmente a los cachorros, donde su periodo de incubación es de 24 a 36 horas. Si es tratada a tiempo, lo normal es que el perro que la padece sobreviva y no haya secuelas de ningún tipo tras la recuperación.

Cushing

Sindrome de Cushing en perros Es una enfermedad endocrina (hormonal) que por diversas causas produce un aumento crónico en la concentración de cortisol sanguíneo, responsable de la amplia gama de síntomas que muestran los animales que tienen este problema.

Depresión

Los síntomas de depresión en los perros no son muy diferentes a lo que podemos ver en humanos. Un perro deprimido va a mostrarse desganado y con un comportamiento muy diferente al habitual. El perro buscará un lugar tranquilo o escondido, duermen más o menos de lo habitual, lo mismo con la comida, puede ser que la dejen de lado o la devoren muy rápido. Si a tu mascota antes le encantaba salir a pasear y era muy activo, se mostrará poco interesado en estas actividades.

Dermatitis

La dermatitis en los perros es una enfermedad dermatológica lo cual es una de las más frecuentes en nuestros perros domésticos. Se calcula que entre un 10% o un 15% de los perros padecen de esta enfermedad, llegando a superar el 30% en razas como lo son el West Highland Terrier o el Bulldog francés). Se trata por lo general de una enfermedad muy compleja.

Diabetes

La diabetes en los perros, diabetes mellitus (a veces llamada diabetes de azúcar), es una enfermedad común en los perros. Los perros de raza Golden Retriever, Schnauzer miniatura, Keeshond, los pastores alemanes y los caniches tienen una incidencia más alta, pero todas las razas pueden ser afectadas. Las hembras con esta enfermedad superan a los machos en una proporción de tres a uno. La edad promedio de inicio de esta enfermedad es de 6 a 9 años.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es una enfermedad ósea, hereditaria, no congénita puesto que no se manifiesta en el nacimiento, sino que se desarrolla con el crecimiento del cachorro y puede aparecer a partir de los 4 ó 5 meses de edad, y además es degenerativa; producida por una malformación de la articulación coxofemoral (unión del acetábulo de la cadera y la cabezafemoral); que puede producir dolor e incluso cojera en el animal que la padece, y dificultad para sentarse o subir escaleras. La edad de presentación varía entre los 4 meses en los casos más extremos y 12 meses. Sin embargo, antes de los 4 meses se puede realizar el test de PennHip donde se podrá precisar las probabilidades para que un cachorro desarrolle displasia, pero nunca diagnosticarla ya que no es hasta los 4 meses cuando hay un desarrollo suficiente de las mismas. Los casos de displasia de cadera, por lo general, suelen ser bilaterales.

Displasias

Displasia de perros: una enfermedad de razas grandes La displasia es una enfermedad de carácter genético que afecta más a los machos de razas grandes. Cojera, dificultad para levantarse o subir escaleras, acuda al veterinario porque puede ser displasia. La más habitual en los perros es la de cadera, pero también hay bastantes casos de displasia de codo. Esta enfermedad consiste en una anomalía en la formación de la articulación y ocurre, sobre todo, en las razas de tamaño grande. A menudo, la displasia es una afección de origen genético, aunque también pueden influir otros factores como el tipo de alimentación.

Eclampsia Canina

La eclampsia en caninos y felinos es una baja del calcio moderada a severa que se da en las hembras en lactación y que suele presentarse en las cuatro semanas post parto. Suele darse en perras jóvenes y raramente en gatas. Las hembras primerizas, una camada numerosa y una alimentación con mucho calcio durante la gestación son factores predisponentes.

Endocarditis

La endocarditis infecciosa es una enfermedad sistémica asociada a una alta morbilidad y mortalidad. Afecta fundamentalmente a perros de edad media y mayores, sobre todo de razas grandes. La endocarditis bacteriana presenta un gran desafío con respecto a su diagnóstico y tratamiento eficaz. La auscultación puede aportar indicios en relación a la implicación valvular, particularmente cuando está presente un soplo sistólico en la base izquierda que se corresponde con la regurgitación aórtica. Las vegetaciones e insuficiencia de la válvula aórtica también pueden alterar las características del pulso femoral. La ecocardiografía puede facilitar el diagnóstico, particularmente en las lesiones de la válvula aórtica, pero es menos específica a la hora de distinguir entre pequeñas vegetaciones de la válvula mitral y lesiones tempranas de degeneración mitral crónica. Las lesiones vegetativas se desarrollan principalmente a lo largo de los bordes de las válvulas aórtica y mitral y frecuentemente desprenden émbolos hacia bazo, riñón, cerebro y corazón. Las consecuencias clínicas más comunes incluyen el fallo cardiaco congestivo, sepsis, arritmias e infartos orgánicos sistémicos. La terapia para tratar las endocarditis infecciosas requiere la administración a largo plazo (6 a 8 semanas o más) de altas dosis de antibióticos bactericidas, y el manejo de las complicaciones concurrentes.

Enfermedades bucales

Enfermedad Periodontal en caninos y felinos. La corona de las mascotas, esta recubierta por el esmalte, se encuentra sobre la línea de la encía, o gingiva. Por debajo del esmalte y la corona se encuentra la dentina, que se extiende por debajo de la encía hasta la raíz del diente. Alrededor de la porción de la dentina se encuentra cámara pulpar, o canal de la raíz. Que contiene los nervios y los vasos sanguíneos que mantienen al diente.

Enfermedades prostáticas

Enfermedades prostáticas en perros, La hiperplasia prostática benigna (HPB) es una enfermedad que se da de forma espontánea en machos no castrados; comienza como una hiperplasia de las células prostáticas (incremento del número de células), y como una hipertrofia (un aumento de su tamaño). Generalmente comienza a los 3 años de edad y aproximadamente a los 9 años el 95% de los machos no castrados presentan HPB; sin embargo, la mayoría no llegan a desarrollar signos clínicos apreciables por el propietario

Epilepsia

La epilepsia canina – Convulsiones en perros, ¿Qué es una convulsión en caninos?, Es un síntoma de disfunción neurológica del cerebro. Existen episodios de «incendios incoordinados» en el encéfalo, iniciados por ejemplo por: sustancias tóxicas, anormalidades o desbalances metabólicos o electrolíticos, que desencadenan el cuadro en forma de convulsiones o ataques que se presentan en forma de temblores leves o severos y que causan una gran fatiga en los animales. Este padecimiento se puede presentar en forma secundaria a otras enfermedades como: moquillo, tumores cerebrales, falla hepática o cardiaca, diabetes, traumas o exposición a sustancias tóxicas. Sin embargo, la «verdadera» epilepsia, es la que se presenta debido a un síndrome hereditario en ciertas razas caninas se manifiesta como una disfunción neurológica primaria cuya causa se desconoce por el momento. Por esto, desde un punto de vista clínico, en los casos de epilepsia «verdadera» sólo se pueden tratar los síntomas.

Gastritis

La gastritis en los perros es un trastorno gastrointestinal que requiere tratamiento médico. En algunos casos, la gastritis puede ser extremadamente grave y causar afecciones secundarias; debido a esto es imperativo que cualquier aparición de gastritis se trate rápidamente. Hay una variedad de antibióticos disponibles que pueden utilizarse para tratar con éxito la gastritis en perros.

Gusano del corazón

La dirofilariasis canina o enfermedad del gusano del corazón es una enfermedad producida por una especie denematodo parásito (Dirofilaria immitis) que se expande de huésped a huésped a través de las picaduras de mosquitos. El parásito afecta a los perros, gatos, lobos, coyotes, zorros, hurones, leones marinos, e incluso a los humanos. El gusano es llamado «gusano del corazón» porque el parásito, en su último estado reproductivo del ciclo de vida, reside en el corazón de su huésped donde puede quedarse varios años, hasta que mata al huésped por un paro cardíaco.

Halitosis, mal aliento

Los problemas de mal aliento en el perro se pueden combatir. Bastan tres sencillos trucos para lograrlo: la limpieza bucal del animal, una alimentación adecuada y recurrir a aperitivos y juguetes que mejoran el aliento del can. Un perro con halitosis despide un olor desagradable cuando respira, pero si este no responde a una enfermedad, es posible evitarlo.

Hemofilia

La hemofilia en perros y gatos. Hemofilia y otras deficiencias hereditarias de factores de la coagulación en mascotas. Son defectos hemostáticos congénitos en caninos y felinos causados por mutaciones que deterioran la producción de los factores de la coagulación. Es decir son alteraciones genéticas que hacen que los mecanismos de la coagulación no puedan actuar como es debido. Puede afectar a perros y gatos entre los 6 y 12 meses de vida. Los machos suelen sufrir de la Hemofilia A y B (alteraciones de los factores de coagulación VIII y IX) mientras que ambos sexos sufren el resto de las afecciones. Las razas como ser Caniches, Siameses, Jack Russell son razas mas predispuestas.

Hepatitis

La hepatitis canina se produce por una inflamación del hígado, que puede estar ocasionada por una mala alimentación o por una exposición reiterada a distintos tóxicos, lo que afecta progresivamente al hígado y puede llegar a causar un daño crónico. Cuando el daño hepático ha afectado a las funciones de este importante órgano podremos observar signos graves que indican un mal funcionamiento ya no del hígado, sino de todo el organismo.

Hernias

Una hernia es una protuberancia de tejido de un órgano a través de una apertura normal o anormal. Las hernias se producen comúnmente en perros y son una tendencia hereditaria. La hernia más frecuente se localiza en el ombligo y se denomina hernia umbilical. Algunas personas erróneamente creen que este es un problema causado por la masticación del cordón umbilical por parte de la madre al acercarse demasiado cerca del abdomen.

Herpesvirus

La Herpesvirosis Canina es una enfermedad producida por un virus que no soporta el calor. En la temperatura normal del organismo del perro (38ºC) no se desarrolla bien y no es capaz de hacer daño. El Herpes Virus Canino (CHV), se aisló por primera vez en 1965, y es responsable de una patología mortal en los cachorros recién nacidos. Los síntomas en un perro adulto con herpesvirosis canina son rinitis y conjuntivitis leves, es decir unas lagañas y un poco de secreción nasal y nada más. Puede haber lesiones en el aparato genital (pequeñas vesículas en la vagina y en la superficie del pene). Estos síntomas desaparecen rápidamente y pueden reaparecer en situaciones de stress o cuando se medica al perro con corticoides, que hacen bajar las defensas.

Hiperactividad en perros

La hiperactividad en perros es una enfermedad conocida como déficit de atención o hiperkinesis. Los cachorros tienen una predisposición natural a jugar y moverse, forma parte de su modo de comunicarse y relacionarse. Este tipo de hiperactividad es normal y se corrige con la edad. Un perro con más de dos años, que ya no es ningún cachorro, se mostrará mucho más tranquilo y centrado. Ya ha pasado la edad de las travesuras, por lo que su conducta experimentará notables cambios. En caso contrario, conviene consultar al veterinario. 

Hipertiroidismo

El hipotiroidismo en perros es una anomalía de la glándula tiroides que produce que dicha glándula produzca menos hormonas tiroideas de las necesarias. La glándula del tiroides gracias a la secreción de estas hormonas, controla el metabolismo de nuestro perro, además de otras muchas funciones secundarias pero igualmente importantes.

Hipotiroidismo

Hipotiroidismo en perros, En los perros, la causa del hipotiroidismo es una deficiente secreción de hormonas tiroideas. La gran mayoría de los perros con trastornos tiroideos presentan hipotiroidismo primario, que suele ser consecuencia de una tiroiditis linfocítica o una atrofia tiroidea idiopática. El hipotiroidismo se diagnostica más frecuentemente en perros de mediana edad y suele afectar a razas medianas y grandes. Los signos clínicos más habituales del hipotiroidismo son letargo, inactividad, aumento de peso, intolerancia al frío, pérdida o muda excesiva del pelo, ausencia de crecimiento del pelo tras su afeitado, pelaje seco o sin lustre, excesiva descamación e infecciones recurrentes de piel y/u oído.

Leishmaniasis Canina

La leishmaniosis canina es una conocida enfermedad parasitaria, causada por la multiplicación dentro del sistema fagocitario mononuclear del animal, del  protozoo flagelado de la especie, Leishmania infantum. La enfermedad afecta principalmente a los cánidos, considerándose  estos su principal reservorio, aunque también puede afectar a roedores (hamster, ratones) y en zonas de fuerte incidencia incluso a otras especies animales menos habituales.

Leptospirosis

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa, producida por bacterias del género Leptospira, que afecta a animales domésticos y silvestres. Es una zoonosis de gran distribución mundial, donde los perros actúan de manera importante en la transmisión de la leptospirosis al hombre, especialmente en zonas urbanas. Las leptospiras, son microorganismos que miden 0,1 micras de espesor por 7 a 14 micras de longitud, terminadas en ganchos, son extremadament

Leucemia

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta a los leucocitos (glóbulos blancos). La médula ósea de los perros que padecen leucemia produce una gran cantidad de leucocitos defectuosos. Estos glóbulos blancos defectuosos inundan el torrente sanguíneo y la misma médula ósea, pero debido a sus defectos son incapaces de proteger al organismo.

Levaduras

Su perro puede desarrollar una levadura infección en otras áreas de su cuerpo que no sean sólo sus oídos, tal como la piel. Si su perro tiene una infección por hongos en la piel, lo hará causar costras y enrojecimiento. Su perro probablemente rayará y masticar en su pelaje y la piel, ya que será muy picante. También se puede notar que su ojo perro puede llegar a ser muy acuosa, estornudos frecuentes, tos y secreción nasal anormal.

Lupus Eritematoso

Lupus Eritematoso Sistemico. ETIOLOGÍA: Enfermedad multisistémica de etiología desconocida causada por una disfunción en el sistema inmunológico que produce anticuerpos contra diversos tejidos y células del organismo. Existe una clara predisposición racial Afgano, Beagle, Setter Irlandés, Collie, Bobtail, Caniche y Pastor Alemán afectando principalmente animales adultos (promedio 6 años). Se han descrito pocos casos en gatos. Se forman complejos antígeno-anticuerpo circulantes causantes de lesiones inflamatorias tisulares (glomerulonefritis, artritis, y vasculitis) y también anticuerpos contra células hematopoyéticas (anemia, trombocitopenia, leucopenia). Raramente puede provocar pleuritis, miocarditis y afectación del SNC.

Malabsorción

SÍNDROME DE MALABSORCIÓN INTESTINAL. Se caracteriza por una absorción inadecuada de nutrientes desde el intestino hasta su incorporación al torrente circulatorio o a la linfa. Se considera que existe malabsorción cuando existen determinadas alteraciones en el interior del intestino, en su pared o en el transporte linfático.

Mastitis

La mastitis post destete (o post parto en el caso de muerte de toda la camada) es un proceso frecuente, relacionado con el éstasis de leche y la falta de succión repentina, ya sea por falta de la camada o bien por separación total de la misma. La Naturaleza tiene previsto el destete en coincidencia con la aparición de la dentadura de leche, y con el inicio gradual de la alimentación semisólida por regurgitación de la madre, situación para la que la hembra debería trasladarse a recoger comida (cazar o carroñar) y de a poco el estímulo de la succión empezaría a desaparecer.

Miopatías

El síndrome miopático en perros, se caracteriza por debilidad generalizada, donde los animales a veces asumen un parado palmígrado y/o plantígrado, intolerancia al ejercicio, fatiga, marcha rígida y afectada, y a menudo ventroflexión de la cabeza y cuello, y trismos.
Mientras que las alteraciones en la marcha empeoran con el ejercicio en la mayoría de las miopatías (a menudo hay un regreso variable en la fortaleza muscular después del descanso), en ciertos desórdenes miotónicos, tales como aquellos reportados en Chow Chows, Terriers Staffordshire, Schnauzers miniatura con miotonía congénita, la rigidez llega a ser menos aparente con el ejercicio. También, en estas razas como en gatos con distrofia muscular distrofinopática, la masa muscular está incrementada (hipertrofia), especialmente en los músculos proximales del miembro, músculos del cuello y lengua.

Moquillo

El moquillo, también conocido como distemper, en la literatura inglesa, o enfermedad de Carré, en la francesa, es una enfermedad infectocontagiosa de origen viral, que afecta a animales de las familias Canidae, Mustelidae,Mephitidae, Hyaenidae, Ailuridae, Procyonidae, Pinnipedia, algunos Viverridae y Felidae (aunque no a los gatos domésticos, que sufren otras enfermedades, como la rinotraqueítis o la calicivirosis, que cursan con sintomatología respiratoria). De ellos, los más importantes por su relación con los seres humanos, son el perro, el hurón y el visón. El virus es un tipo de una sola hebra de ARN de polaridad negativa perteneciente al género Morbillivirus de la familiaparamyxovirus y por lo tanto un familiar muy cercano de sarampión.  A pesar de haber una vacuna contra el virus, la enfermedad sigue siendo muy común en muchas regiones del mundo.

Nefritis

La nefritis canina es una inflamación de uno o ambos riñones del animal, provocada por alguna infección de tipo bacteriano o por una sucesión de resfriados muy fuertes. El origen puede tener, igualmente, carácter genético, dándose con mayor frecuencia en ciertas razas de perros, atacando el correcto funcionamiento de los riñones e impidiendo que los mismos realicen su filtrado de forma adecuada. Además reduce la producción de eritropoyetina en los animales.

Neumotorax

Neumotórax es el término médico para la acumulación de aire en el espacio pleural, el área entre las paredes del tórax y los pulmones. Puede ser clasificado como traumático o espontáneo o cerrado o abierto. Ambos perros y gatos son susceptibles a neumotórax. Los perros con pecho profundo y grande como el Husky Siberiano, se cree que son más propensos al neumotórax espontáneo.

Osteodistrofia nutricional

Osteodistrofia Hipertrofica en perros, Es un proceso que se da en los perros de gran crecimiento entre los 4 y los 8 meses de edad y que afecta a la metáfisis de los huesos largos. Se caracteriza por la aparición de una inflamación trabecular que provoca secundariamente una necrosis, fallo en la deposición ósea y microfracturas trabeculares. La etiología es desconocida pero se apuntan factores hereditarios, hipovitaminosis C, exceso de nutrición, deficiencias en cobre, etc. El origen infeccioso del problema no se ha demostrado pero diversos estudios han aislado en varias ocasiones el virus del moquillo canino en las células óseas de perros con osteodistrofia hipertrófica.

Otitis

La otitis infecciosa es una patología del oído debida a un proceso inflamatorio causada por diferentes especies depatógenos y agentes injuriantes.

Dependiendo de la porción del conducto auditivo afectado, se distinguen tres clases de otitis:

  1. Otitis externa: afecta al conducto auditivo externo.
  2. Otitis media: afecta al oído medio.
  3. Otitis interna: afecta al oído interno.

La otitis externa es una enfermedad inflamatoria aguda ó crónica que puede afectar el pabellón auricular, el conducto auditivo externo y el tímpano. El pabellón auricular y el conducto auditivo que juntos constituyen el oído externo, están recubiertos de piel, por esta razón, las otitis externas deben ser consideradas como problemas dermatológicos. Se estima que la frecuencia de otitis externa en el perro va del 10–20% de la población canina y resulta menos frecuente en los gatos (del 2 al 6%).

Panosteítis

La panosteítis es una enfermedad común de los perros jóvenes de razas medianas a grandes; afecta uno o más huesos largos, y se caracteriza clínicamente por claudicación, debido a que es una patología dolorosa, aunque autolimitante. Se la conoce también bajo diversos sinónimos: enostosis, osteomielitis juvenil, osteodistrofia fibrosa (enfermedad de huesos largos), y panosteítis eosinófila.
La raza más afectada es el pastor alemán y sus cruzas, aunque suele comunicarse en otras razas medianas a grandes, como el bassett hound2,3, doberman, gran danés, san bernardo, setter irlandés, labrador retriever, samoyedo, scottish terrier, airedale terrier y schnauzer miniatura.
La edad de los perros enfermos generalmente es de 5-12 meses, aunque algunos autores extienden este periodo hasta los 18 meses. Sin embargo, animales de 2 meses así como de hasta 5 años han sido también afectados. El sexo predominante en la población afectada es el masculino, con una frecuencia cuatro veces mayor a la de las hembras. Aunque es una enfermedad común, no existen estimaciones fiables acerca de su incidencia y/o prevalencia.

PARÁLISIS/PARESIA

La parálisis resulta de la inoculación de una toxina desde las glándulas salivales de las garrapatas durante la alimentación. Debido a su limitada concentración, la toxina causa síntomas en un plazo aproximado de 2-7 días, dependiendo de la salud general del hospedador y su grado de infestación, comenzando con debilidad en las extremidades posteriores, progresando a parálisis. Consecutivamente se presenta un cuadro de parálisis ascendente por el tronco, los brazos y la cabeza, que puede llevar a una insuficiencia respiratoria y la muerte. La enfermedad puede manifestarse en forma aguda (ataxia) sin debilidad muscular.

Los pacientes pueden reportar síntomas sensoriales menores, pero los signos constitucionales suelen estar ausentes. Los reflejos tendinosos profundos suelen serhipoactivos o ausentes, también pueden presentarse oftalmoplejía y parálisis bulbar.

Los estudios Electromiografícos (EMG) por lo general muestran una reducción variable de la amplitud del potencial de acción del músculo compuesto, pero sin mostrar anormalidades en los estudios de repetición de estimulación eléctrica de los nervios. Esto parece ser el resultado de una falla en la liberación de acetilcolina a nivel de la terminal del nervio motor. Puede haber anormalidades sutiles la velocidad de conducción de los nervios motores y en los potenciales de acción sensoriales.

Parásitos externos

Uno de los problemas más comunes de nuestras mascotas  es cuando se han infestado de pulgas, piojos o garrapatas, es muy frecuente observar que llegan a la consulta veterinaria llenas  de pulgas y lógicamente que representan un problema de salud y sanidad no solo para ellos sino también para nosotros como sus dueños. La reacción natural es el rechazo al animal.

Hay muchas formas en las que se puede  controlar este tipo de parasitismo externo,  y van desde el uso de talcos, jabones, collares,  hasta los tratamientos más modernos que permiten que el animal este totalmente protegido por algunos meses.

Parásitos internos

Los síntomas son muy distintos e indeterminados, por lo que “pueden ser confundidos con otras enfermedades”, aclara la veterinaria. La estrategia de echinococcus consiste en reproducirse discretamente en forma de huevos durante la vida del animal. No obstante, aunque los huevos no son directamente infecciosos para el perro o el gato, pueden infectar a las personas. De hecho, el echinococcus es responsable del quiste hidatídico en humanos, trasmitido por ingestión accidental de huevos del parásito, que proceden de las heces del perro y del gato. Según Machuca Arenas, “la infección con este parásito puede ser mortal en humanos, al formar quistes de líquido llenos de parásitos en su interior, en órganos de personas infectadas”.

Parvovirosis

La parvovirosis afecta a los cánidos jóvenes a partir de las 6 semanas al perder la inmunidad maternal, es infrecuente en animales adultos porque ya están inmunizados por vacunación o infecciones subclínicas. Además, la patogenia del virus requiere la presencia de factores moleculares presentes solo en células enmitosis, por lo que es indispensable que el tejido a infectar esté en proliferación (como en el crecimiento, o las células del epitelio intestinal).

Hay determinadas razas caninas que son más sensibles a contraer el parvovirus; este es el caso de los Poodle toy, dóberman, pinscher, rottweiler, springer spanielingleses, y según los estudios, los pitbull terrier americanos y los pastores alemanes y también los galgos ((choiueros)) , corren el riesgo de enfermarse con mayor gravedad en comparación con otras razas.

El período de incubación aproximado es de 5 días. La fuente de contaminación es la materia fecal de los animales que han contraído la infección. Puede haber gran cantidad de virus en las heces fecales de los animales que sufren la enfermedad. El virus es resistente bajo condiciones climáticas extremas y puede sobrevivir durante largos períodos.

El parvovirus no es contagioso para el hombre, excepto en casos aislados según reportes de la Jurisdicción Sanitaria de Lerdo, Dgo.,( El caso Fernando Rodríguez Pérez).

PERTHES

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes consiste en la degeneración espontánea de la cabeza del hueso fémur, que se encuentra en las patas traseras del perro. Esto da lugar a la desintegración de la articulación de la cadera (coxofemoral) y a la inflamación del hueso y las articulaciones (osteoartritis).
La causa exacta de la enfermedad es desconocida, aunque los problemas de suministro de sangre a la cabeza del fémur se ven generalmente en perros que sufren de enfermedad de Legg-Calvé-Perthes. Se presenta con frecuencia en los perros miniatura, toy y de razas pequeñas, y tiene una base genética en Manchester Terriers. Por otra parte, la mayoría de los perros afectados con enfermedad de Legg-Calvé-Perthes son de cinco a ocho meses de edad.

Piometra

La piometra es una enfermedad originada por una infección en el útero y acumulación de secreciones y pus en su interior. Es muy frecuente en las perras que han alcanzado la madurez sexual. También afecta a las hembras de gato,conejo, hurón y cobaya. Se trata de una enfermedad grave de inicio súbito y consecuencias potencialmente mortales si no se trata a tiempo, por lo que puede considerarse una urgencia. Debido a que ocurre en un órgano que se encuentra en la cavidad abdominal, se ha comparado con la apendicitis pues en ambos procesos se produce acumulación de pus

Pododermatitis

La pododermatitis es una afección de tipo inflamatoria al comienzo que luego generalmente culmina en procesos infecciosos. Son muy molestas para el perro ya que cursan con fuertes inflamaciones que en ocasiones producen cojera por la extensión de la infección. Pueden verse afectadas una o varias extremidades. En numerosos casos estos procesos aparecen en forma cíclica y el paciente debe concurrir a la veterinaria para que se le practique el drenaje de la tumefacción. Casos muy graves involucran infecciones profundas llegando ocasionalmente a la base ósea del pie. Si hay infección, al igual que en otras piodermas profundas, la bacteria mas comúnmente encontrada es el Staphylococcus intermedius.

Procesionaria

Durante los meses de Marzo y Abril es muy frecuente encontrar por el suelo de las zonas donde haya pinos o cedros largas hileras en movimiento: son Orugas Procesionarias del Pino (Thaumetopoea Pityocampa). Esta comunidad de orugas, sensibles al frío y a la humedad, vive en los bosques de pinos y cedros de toda la península y Baleares, no obstante, no suelen ser comunes en las zonas lluviosas o por encima de los 1500m de altitud.

La oruga procesionaria, es fácilmente reconocible por varios motivos, su apariencia y su conducta. Esta oruga, con cabeza y piel de color negro y costados de color gris, cuenta en su dorso con unos pelos rojizos, llamados tricomas, llenos de una sustancia muy urticante (histamina) que la protege de sus depredadores, quiénes con sólo tocarla u olfatearla pueden sufrir graves reacciones alérgicas.

PROSTATITIS

La próstata canina es una glándula que rodea la uretra a la salida de la vejiga de la orina en los gatos y los perros machos.
La misión de la próstata es producir una parte importante del fluido seminal y tiene por ello una relación directa con las funciones reproductoras. Por esto se asocia estrechamente con el funcionamiento de los órganos genitales y los niveles de hormonas masculinas en la sangre. 

Pulgas y garrapatas

Las garrapatas, después de las pulgas, son los parásitos externos que más afectan a los perros en todo el mundo; afectan menos a los gatos. Las garrapatas son arácnidos (como los ácaros de la sarna), no insectos. Todas las garrapatas chupan sangre del hospedador.

Rabia

La rabia es una enfermedad aguda infecciosa viral del sistema nervioso central ocasionada por un Rhabdoviridae que causa encefalitis aguda con una letalidad cercana al 100 %. Es la zoonosis viral conocida más antigua.

El virus de la rabia pertenece a la familia Rhabdoviridae, género Lyssavirus tipo 1, tiene forma de bala o bastoncillo y mide entre 130 y 240 por entre 65 y 80 nm. Este virus consta de una sola cadena de ARN. Su envoltura está constituida por una capa de lípidos cuya superficie contiene cinco proteínas estructurales: la G (glico proteína) que alterna con proteínas M1 y M2 (proteínas matriz); en la nucleocápside se encuentran las proteínas N (nucleoproteína), NS (nucleocápside) y L (transcriptasa). La glicoproteína es el mayor componente antigénico, responsable de la formación de anticuerpos neutralizantes que son los que confieren inmunidad. No obstante, es posible que participen otros mecanismos en la protección contra la enfermedad.

El virus de la rabia se encuentra difundido en todo el planeta y ataca a mamíferos, tanto domésticos como salvajes, incluyendo también al ser humano. Se encuentra en la saliva y en las secreciones de los animales infectados y se inocula al hombre cuando animales infectados lo atacan y provocan en el hombre alguna lesión por mordedura. Además el virus puede ser transfundido también cuando un individuo que tiene algún corte en la piel (vía de entrada del virus) tiene contacto con las secreciones salivales de un animal infectado.

Rascado

Una de las principales causas de visita al veterinario es , mi perro se rasca qué le puede dar para que pare. Siendo tan frecuente y tan clara la pregunta , la mayoría de los propietarios buscan algún remedio que solucione el problema y les cuesta entender que a veces la solución es complicada y en muchas ocasiones casi imposible. Estadísticamente los casos de dermatología se resuelven sólo en el 60 % de las ocasiones y vemos como muchos propietarios van peregrinando por veterinarios buscando segundas opiniones. El principal problema es la dificultad de explicar qué está pasando realmente y qué podemos hacer para modificarlo.

SALMONELOSIS

La principal via de contagio de la salmonelosis es de forma directa a través de animales infectados por vía oral, por ejemplo mediante ingesta de algo (agua, pienso, pasto…) contaminado con heces de un animal infectado.
Aunque también se puede contagiar la salmonela por aire, y en aves a través de los huevos.
Algunos tipos de infecciones de salmonella pueden ser indirectas y proceder del agua, o del pienso o de otros animales como roedores, pájaros silvestres o insectos. Muchos animales se convierten en portadores aunque no todos enferman.

En granjas y grandes explotaciones, la Salmonella suele entrar a través de la compra de nuevos animales que sean portadores.

La bacteria de la Salmonella puede vivir meses o incluso años en ambientes cálidos y húmedos.

Es vital la prevención, el mantener a nuestros animales sanos y con un sistema inmunitario fuerte.

Sarna

La sarna en perros es una enfermedad de la piel y pelos de los perros producida por un ácaro ( parasito microscopico) llamado Sarcoptes Scabiei varidad canis; que excava galerías en la piel provocando mucha picazón,caida del pelo y muchas lesiones secundarias de la piel.
Puede afectar a cualquier perro,no importa la raza,la edad ni el sexo;aunque se sabe que la sarna en perros es mas frecuente en perros vagabundos ,mal alimentados ,desnutridos,con malas condiciones higienicas-sanitarias y quizá en mayor proporción en perros cachorros y jovenes.
Es muy contagiosa entre los perros y puede contagiar al ser humano.Aquí vale hacer una aclaración: el ácaro de la sarna en perros no es el causante de la sarna humana,ésta es otra enfermedad;pero si estas conviviendo con un perro con sarna y el contacto con él es bastante estrecho;es muy posible que el “bichito de la sarna ” (recuerda que no se ve porque es microscópico) ingrese a tu piel,intente cavar galerías como lo hace en el perro aunque afortunadamente no lo podrá realizar debido a diferencias en la estructura de nuestra piel que le impiden llevar a cabo su cometido.Por lo que la enfermedad no podrá desarrollarse,pero en el intento ocasiona gran picazón y algunas ronchas en las zonas del cuerpo que estuvieron en contacto con la piel del perro enfermo.

Sindrome de Wobbler

Sinónimos del Síndrome de Wobbler : Síndrome de tambaleo, espondilomielopatía cervical, inestabilidad vertebral cervical, espondilolistesis cervical, subluxación cervical caudal, malformación / mala articulación cervical caudal, doberman danzante.

SÍNDROME VESTIBULAR

El síndrome vestibular es una afección del equilibrio ligada a procesos relacionados con el oído interno, y que la mayoría de las veces se relaciona con la extensión de un proceso infeccioso del CAE.

Soplo

Un soplo en el corazón es un sonido anormal que el veterinario escucha al auscultar el corazón de un perro a través de un estetoscopio. Normalmente, el veterinario escucha dos sonidos, un «lub» y un «dub», que son los sonidos normales de cierre de las válvulas del corazón así como la sangre circula a través del corazón. Un sonido «silbante», adicional, conocido como un soplo en el corazón, se asocia generalmente con una alteración del flujo sanguíneo a través del corazón.

Los médicos veterinarios clasifican la intensidad o volumen de sonido de un soplo en el corazón en grados de uno a seis, uno siendo apenas audible y seis siendo el más alto. También hay un sistema de clasificación de uno a cinco que funciona de la misma manera. Estos grados no se correlacionan necesariamente con la severidad de la condición del corazón; no son más que una de las varias formas en que los veterinarios intentan caracterizar el murmullo cardiaco.

Sordera

La principal causa de sordera en los perros es la congénita, aunque también la sordera se puede deber a una infección crónica, por una lesión traumática o por su edad avanzada.  La sordera congénita se relaciona principalmente con los perros blancos con ausencia de pigmentación en la piel del oído interno, aunque hay perros blancos que escuchan perfectamente.  La falta de pigmentación en la piel del oído interno hace que las terminaciones nerviosas de esa zona se mueran y atrofien durante los primeros días de vida del cachorro, resultando en sordera.  Este problema se puede presentar en uno o en los dos oídos y no se puede ver a simple vista.  Cuando el problema se presenta en un solo oído, es muy probable que nunca te des cuenta del problema, ya que el perro actúa de forma normal.

TAQUICARDIA

Latido del corazón rápido en los perros. Taquicardia supraventricular (SVT) se refiere a un ritmo cardíaco anormalmente rápido se origine en los ventrículos del corazón. Esto puede ocurrir durante las horas de descanso o de baja actividad (es decir, en otras ocasiones que el ejercicio, enfermedad, o estrés). Una frecuencia cardíaca que sigue siendo excesivamente alto en el largo plazo (tales como las observadas con SVT) puede conducir a la progresiva del miocardio (músculo cardíaco) fracaso, así como la insuficiencia cardíaca congestiva.

SVT puede pasar desapercibida cuando es periódico, pero cuando hay repetitivas supraventriculares prematuras del corazón despolarizaciones eléctricas (cambios en el potencial eléctrico del corazón) que se originan desde un sitio distinto del nodo sinusal (el marcapasos del corazón), tal como en el músculo auricular o atrioventricular tejido nodal, la condición puede convertirse en un problema grave de salud.

TÉTANOS

El tétanos en perros y gatos (o tétano) es una enfermedad frecuentemente mortal provocada por una potente neurotoxina, la exotoxina tetanospasmina, que es producida por una bacteria del género Clostridium.[1] La bacteria prolifera en condiciones anaeróbicas, es decir, en ausencia de oxígeno y segrega sustancias tóxicas (toxinas) que penetran en las fibras nerviosas motoras periféricas hasta llegar al sistema nervioso central con afectación inhibitoria de neuronas productoras del neurotransmisor GABA y el aminoácido glicina, provocando la típica parálisis y espasmos musculares. La bacteria produce esporas resistentes y provienen de casi cualquier parte, incluso del polvo de la calle o el suelo del jardín. La infección ocurre por la penetración de las esporas en las heridas contaminadas.

Tiña

Tiña en perros. Dermatofitosis en perros. Dermatofitosis es el término médico que se la da a una infección parasitaria por hongos que afecta a la piel, el cabello, y las uñas.

Dermatofitosis es el término médico que se la da a una infección parasitaria por hongos que afecta a la piel, el cabello, y las uñas (garras). Los microorganismos más frecuentemente aislados de hongos son Microsporum canis (más comúnmente conocida como tiña), Trichophyton, Mentagrophytes y Microsporum gypseum. Esta enfermedad se presenta en perros, gatos, y otros mamíferos. Se diagnostica con mayor frecuencia en animales jóvenes que en viejos.

Los síntomas de la dermatofitosis incluyen la acumulación de células superficiales de la piel, tales como las que se ven en la caspa (escamas); pelaje pobre, enrojecimiento de la piel (eritema), piel oscura (hiperpigmentación), picazón (prurito), y la pérdida del cabello (alopecia), que puede ser irregular o circular. Otros indicadores de las dermatofitosis que son fácilmente visibles son el levantamiento de la piel en forma de nudos (nodular) conocidas como lesiones granulomatosas, o lesiones nodulares que con frecuencia exudan pus (queriones), y son el resultado una infección por tiña. También puede haber inflamación de los pliegues de las uñas – los pliegues de la piel que bordean la uña, que médicamente es conocido como paroniquia.

Torsión de estómago

El síndrome de dilatación-torsión de estómago es una enfermedad aguda que puede presentarse en animales domésticos, principalmente perros y ganado, aunque no en gatos, de pronóstico muy grave y que debe ser tratada con la máxima urgencia, ya que puede acabar con la vida del perro en cuestión de horas. Su tasa de mortalidad es muy elevada, situándose en los perros tratados a tiempo alrededor del treinta y cinco por ciento y en los no tratados en el cien por ciento. Aunque las causas no están completamente aclaradas, la teoría más extendida es que debido a la acumulación de gases el estómago se dilata hasta un punto en que los ligamentos que lo fijan no lo sujetan y el peso del bazo, situado pegado al estómago, produce el giro del intestino. Esto provoca un colapso en el riego sanguíneo, ya que las arterias y venas que discurren por el estómago se estrangulan, impidiendo que la sangre llegue a otros órganos vitales, que la sangre se oxigene correctamente y produciendo arritmias cardiacas; derivando finalmente en un shock de fatales consecuencias.

Tos de la perrera

La traqueobronquitis infecciosa canina, más comúnmente conocida como «la tos de las perreras», es una patología que afecta al sistema respiratorio y suele desarrollarse en lugares donde conviven una gran cantidad de canes, tales como perreras o criaderos. Este hecho fue el que dio lugar al nombre popular de la afección.

Antiguamente, esta enfermedad se producía únicamente en aquellas perreras o criaderos con inadecuadas condiciones higiénicas. No obstante, con el incremento de protectoras animales, casas de acogida de mascotas abandonadas, paseadores de perros, exposiciones caninas y, en general, de lugares en los que se concentran un gran número de canes, la patología se ha propagado con mayor rapidez debido a su elevado índice de contagio, y no tanto por condiciones inapropiadas. Si sospechas que tu perro ha sido contagiado.

Toxoplasmosis

Toxoplasma gondii es un protozoo ubicuo de los animales de sangre caliente, donde la infección crónica es frecuente y la infección reciente raramente es bien diagnosticada. Se trata de un parásito intracelular obligado perteneciente al orden Coccidia y al Phyllum Apicomplexa.

La enfermedad se presenta en tres formas: el ooquiste que contiene esporozoítos, que vive y resiste a la intemperie, el taquizoíto, su forma proliferativa y el bradizoíto, que vive en los quistes tisulares. La multiplicación de los taquizoítos es siempre intracelular por endodiogonia dentro de una vacuola parasitófora de las células nucleadas. Llega a contener de 8 a 32 taquizoítos, antes que la célula muera y libere los parásitos que colonizarán nuevas células. Simultáneamente con el desarrollo de la inmunidad humoral y celular, los taquizoítos dejan de progresar y proliferan los quistes habitados por bradizoítos en los tejidos. Los bradizoítos son más pequeños, de multiplicación lenta y son la fuente de las reactivaciones y de la transmisión por consumo de carnes. Se han descrito tres tipos de linajes clonales. El clon tipo I es más común en casos de toxoplasmosis congénita humana y mayor virulencia en infecciones en ratones, el clon tipo II está identificado más comúnmente en humanos, en casos de SIDA y en casos congénitos, y el clon tipo III es el más veces aislado en animales.

TUMORES

Un tumor no es nada más que un grupo de células del organismo que se han descontrolado en su multiplicación y al aumentar en su número forma un bulto que podemos incluso palpar.

UREMIA

La insuficiencia renal crónica (IRC) es consecuencia de la pérdida irreversible de las capacidades metabólicas, endocrinas y excretoras del riñón. Es un problema clínico frecuente que aparece en el 2 al 5% de los perros (Bronson, 1982; Lund et al., 1999). La insuficiencia renal crónica está considerada como una causa importante de mortalidad en animales de edad avanzada (Figura 1). El estudio sobre la salud animal realizado por la Morris Animal Foundation en 1997 entre más de 2000 propietarios de animales domésticos identificó la enfermedad renal como la tercera causa de muerte en el perro. La edad media de los perros en el momento del diagnóstico es de 6,5 años y en el 45% de los casos, más de 10 años (Polzin, 1989; Polzin et al., 2000). El comienzo de la insuficiencia renal tiende a ser insidioso al ir deteriorándose la función renal en general durante un periodo de varios meses a años. El síndrome urémico se manifiesta cuando la masa renal residual es en general inferior al 25% de la normal y los mecanismos compensadores ya no pueden asegurar las funciones metabólicas y excretoras para mantener la homeostasis del organismo.
Urolitiasis

Urolitiasis Canina: Los urolitos son cúmulos policristalinos formados por la aglomeración y cristalización de minerales y una matriz orgánica. Una de las principales causas iniciadoras de la formación de urolitos es la sobresaturación de la orina de sustancias calculogenéticas. Los tipos más frecuentes de urolitos en el perro son, de mayor a menor frecuencia, estruvita, oxalato cálcico, urato, cistina, silicio, fosfato cálcico y mixtos. Las consecuencias de la presencia de urolitos en el tracto urinario son las [IBTU], obstrucción urinaria frecuentemente en uretra de machos y formación de pólipos vesicales debido a reacción hiperplásica de la mucosa.

UROLITIASIS

Urolitiasis canina. Cálculos en la vejiga urinaria. El hallazgo de elementos compatibles con urolitos, sumado a la presencia de signos clínicos asociados al aparato urinario, despiertan la sospecha de  urolitiasis, independientemente  de la especie que se trate. La densidad radiológica puede asociarse al tipo de cálculos, siendo los cristales de oxalato cálcico los más radiodensos, y los cálculos de urato los de menor densidad radiológica. En muchas ocasiones el diagnóstico suele ser un hallazgo después de una radiología abdominal, aunque la mayoría de las consultas suele estar relacionada con signos como hematuria, disuria, estranguria y/o obstrucción uretral.

WOBBLER

SÍNDROME DE WOBBLER O ESPONDILOMIELOPATÍA CERVICAL CAUDAL

Existen una variedad de patologías que afectan la     medula espinal cervical resultando en déficit neurológico y discapacidad. Establecer un diagnóstico preciso es muy importante tanto para el paciente como para el propietario, de manera de advertirles de posibles tratamientos y pronósticos. El curso temprano de muchas enfermedades cervicales puede ser similar, haciendo fundamental la realización de pruebas diagnósticas para establecer un diagnóstico certero.

 

 

 


Otros temas que también te puede interesar..


ENFERMEDADES DENTALES DE LOS PERROS

Enfermedad periodontal

La periodontitis es la causa más habitual de enfermedad dental en los perros; afecta a muchos de ellos a partir de los 2 años de edad. Se puede prevenir con un cuidado rutinario de los dientes. El mal aliento indica que el perro puede tener este problema. A menudo los propietarios no reconocen la periodontitis. Se puede tratar, pero si no se hace, puede provocar la pérdida de dientes e infecciones más graves que afecten al hígado, el riñón o el corazón.

Causas

La mayoría de perros de más de 2 años sufren algún grado de periodontitis. Normalmente en la boca hay bacterias, pero cuando su población crece demasiado deprisa pueden generar placa dentaria sobre los dientes. Si se produce la formación de placa dentaria y esta no se elimina, el perro puede sufrir una gingivitis (inflamación de las encías). En esta fase el tratamiento puede ser totalmente curativo. Sin embargo, si no se da ningún tratamiento, la enfermedad progresa a periodontitis con una inflamación más grave de las encías, sarro sobre los dientes y pérdida de hueso y estructuras de sostén alrededor de los dientes. Este proceso se puede controlar, pero no se puede invertir por completo. La periodontitis puede provocar pérdida de dientes y puede conducir a la extensión de una infección grave a hígado, corazón o pulmones.

Síntomas

A menudo el mal aliento (halitosis) es el primer signo de que un perro tiene una enfermedad dental. La halitosis es tan habitual en los perros que a menudo a los dueños no les molesta.

En la fase inicial (gingivitis) hay signos de inflamación de las encías alrededor de los dientes afectados. Esto progresa a periodontitis, con una inflamación mayor de las encías, que aparecen de color rojo, hinchadas y dolorosas. Se forma sarro sobre los dientes, que quedan sueltos y que pueden acabar cayendo si no se aplica tratamiento. Los perros pueden tener dificultades para comer.

El resultado de una enfermedad periodontal sin tratar pueden ser abscesos periodontales y bacteriemia (bacterias en la sangre), que pueden provocar la difusión de la infección hacia el corazón, el hígado o los riñones, y después desembocar en una enfermedad grave.

Diagnosis

Los veterinarios tiene la formación necesaria para hacer exámenes dentales que les permitan determinar si un perro presenta enfermedad periodontal. Para determinar la magnitud de la enfermedad, suele ser necesario examinar la boca bajo anestesia general y tomar radiografías dentales. A veces se puede hacer a la vez que se empieza del tratamiento.

Si su perro tiene mal aliento o sospecha Ud. que puede tener una enfermedad dental, pida cita al veterinario para una revisión dental.

Tratamiento

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento deberá empezar cuanto antes. La gingivitis, la fase inicial de la enfermedad, se puede revertir por completo con tratamiento. Una vez alcanzada la fase de periodontitis, los cambios no se pueden revertir por completo pero se pueden controlar para evitar su progresión.

El elemento fundamental para el tratamiento es la eliminación mecánica de la placa y el sarro de los dientes afectados. En casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica y si la enfermedad está avanzada quizá haya que extraer algún diente. Para hacer este tipo de intervenciones es necesario que el perro esté anestesiado.

Los antibióticos pueden tener un papel importante en el tratamiento de las enfermedades dentales, administrados conjuntamente a la realización del tratamiento médico o quirúrgico. Se utilizan en casos de periodontitis grave, cuando existe el riesgo de infección ósea o de difusión de la infección al resto del organismo.

Prevención

La mejor estrategia es la prevención. Un programa preventivo de salud oral consiste en una dieta adecuada, cepillado regular de los dientes en casa y una limpieza periódica de los dientes por parte del veterinario. La administración de pienso duro y seco en lugar de alimento blando y húmedo ayuda a prevenir la enfermedad. Las limpiezas de boca regulares para eliminar la placa bacteriana y el sarro evitan que la gingivitis progrese a periodontitis. Es también muy importante empezar con el cepillado de dientes cuando el perro es muy joven, para que se acostumbre.

Fuente de informacion:

https://www.zoetis.es/

Otros temas que también te puede interesar..


Tags: , ,

Castración preescrotal canino macho

La castración en los machos caninos puede tener un objetivo de control poblacional o como una medida terapéutica, en el caso de afecciones testiculares neoplásicas o también como medida complementaria en tratamientos de conducta.

 http://www.diagnosticoveterinario.com/

Adrian Romairone Duarte

Técnica de castración preescrotal

Esta técnica, tiene como objetivo, preservar la bolsa testicular (escroto) y la extracción por un único acceso quirúrgico de ambos testículos.

El video detalla desde los inicios de la cirugía, hasta el resultado final. Se mezclan imágenes de dos cirugías distintas, aprovechando de cada una los mejores planos, los más explicativos.

En un primer momento, se prepara el campo quirúrgico en forma rutinaria, y en este caso se fijan los paños con sutura de nylon con el fin de adaptarlos a la cirugía.

Se realiza una incisión con bisturí unos centímetros por delante de la bolsa escrotal, teniendo la precaución de interesar solo piel con una suave presión.

Se continúa disecando los planos más profundos con tijera, hasta que se visualizan las bolsas testiculares.

Con una presión suave, se dirigen ambos testículos hacia la incisión, con el fin de proceder a su extracción. Con este objetivo, se realiza una pequeña incisión con el bisturí sobre la superficie de las bolsas y de esta forma protruye el primer testículo.

Realizada esta  maniobra de exteriorización, se procede a la identificación de las estructuras, pinzando el conducto deferente junto con el paquete vascular y ligando a continuación. Una vez realizada la primera lazada y su nudo correspondiente, se corta entre las dos pinzas y se realiza un nuevo nudo con los cabos aún sin cortar, atrapando parte del tejido en la segunda lazada y ajustando bien el nudo (ver imagen). De esta forma se consigue afianzar el nudo sin realizar transfixión, que en este caso podría conducir a un pinchazo accidental de los vasos y el sangrado consecuente (sin grandes problemas, pero bastante molesto si ocurre).

El paso siguiente, una vez comprobado que el extremo distal (el que “se queda”) no sangra, se lo deposita suavemente en el sitio y se realiza el desgarro (no corte) de las túnicas con las ramas de la tijera en V. Se “raspa” repetidas veces haciendo una pequeña presión (ver imagen) y las túnicas se desgarran con un sangrado inexistente o muy pequeño que no es necesario coaptar. De esta forma se evita la ligadura de una porción muy grande de tejido y que posee una gran tendencia a inflamarse y complicar esta sencilla cirugía.

Comprobado el sangrado, se procede a la sutura minuciosa y delicada del subcutáneo (para evitar inflamación) y se cierra la piel en forma rutinaria.

El cierre de la piel, obedece más a la costumbre y método preferido por el cirujano, más que a una regla general.

En este video, hemos editado tres formas distintas: con puntos en U, puntos simples y ambos combinados con grapas.

Todas las suturas son igual de efectivas, siempre que se observen las normas básicas de sutura de piel y sobre todo que nuestro paciente colabore y nuestro cliente entienda lo importante que es el cuidado pos-operatorio de la herida quirúrgica.

Fuente de información:

 http://www.diagnosticoveterinario.com/

Adrian Romairone Duarte

Otros temas que también te puede interesar..


Tags: , ,

Piometra en la perra

La piometra canina es una de las afecciones uterinas mejor conocidas por el cirujano veterinario debido a su frecuencia de aparición en la clínica diaria.

El procedimiento quirúrgico requiere estar familiarizado con la cirugía de tejidos blandos y vísceras huecas, así como con la anatomía de la zona.

https://www.youtube.com/user/diagnosticoveterinar

Ginecología veterinaria 

Fuente: http://www.diagnosticoveterinario.com/

La piometra canina es una de las afecciones uterinas mejor conocidas por el cirujano veterinario debido a su frecuencia de aparición en la clínica diaria.

El procedimiento quirúrgico requiere estar familiarizado con la cirugía de tejidos blandos y vísceras huecas, así como con la anatomía de la zona.

piometra-campo-quirurgico-490

Es un proceso estacional en la mayoría de los casos, que aparece en la fase de diestro y suele tener una secuencia de signos bastante características, y dentro de ellos, la pérdida a través de la vulva, suele ser el de mayor frecuencia.

El diagnóstico puede complicarse cuando esta secreción no aparece y el estado de la colecta uterina de pus no es muy evidente.

piometra-4-490

La anamnesis, la exploración clínica y sobre todo la ecografía nos otorgan los párametros justos para indicar la cirugía.

El tratamiento es siempre quirúrgico, excepto en aquellos casos de endometritis incipiente en perras de un gran valor reproductivo, donde se puede intentar evitar la ovariohisterectomia con un lavado quirúrgico del útero, instalación de un drenaje transcervical (Bojrab) y un tratamiento antibiótico.

piometra-1-490

La experiencia nos dice que la mejor solución siempre es la extracción completa de ovarios y útero, aunque también es cierto, que la técnica conservadora (drenaje quirúrgico) no se recomienda en perras con estado de toxemia y tampoco se utiliza con frecuencia, y quizá de su aplicación al diagnóstico precoz se podrían obtener buenos resultados.

Esta expresión de deseo no es más que una invitación a modificar, siempre que se pueda,  los criterios tradicionalmente aceptados de ovariohisterectomia como terapeutica única.

La fisiopatología de este proceso involucra a un momento hormonal que se caracteriza por niveles de progesterona altos y sostenidos en el tiempo, sumado a la particulares características del útero canino y por supuesto a una infección bacteriana.

Luego, si bloqueando la hormona y diagnosticando a tiempo la infección podemos lograr su tratamiento eficaz; ¿porque no hacerlo?. Ahí queda el interrogante. Esperamos opiniones a favor y en contra.

Fisiología del ciclo estral en la perra

Las perras alcanzan la pubertad entre los 6 y 12 meses, momento en que presentan su primer periodo de celo. Este se repite a partir de entonces con intervalos que oscilan entre 4 y 12 meses, siendo la media cada 6 meses.

El ciclo completo se divide en 4 fases que reciben los nombres de anestro, proestro, estro y diestro también llamado metaestro.

  • Anestro. Es el período más largo, dura alrededor de 4 meses y no existe actividad sexual.
  • Proestro. Esta fase es la previa al celo y dura entre 7 y 10 días. Existe secreción sanguinolenta por la vagina. La perra no acepta al macho.
  • Estro. Es el periodo de celo. La hembra es fértil, atrae al macho y lo acepta. La vulva se vuelve turgente. Durante esta fase se produce la ovulación. El momento más propicio para que quede preñada es el día 12 desde el comienzo del sangrado.
  • Diestro. Dura unos 60 días. La hembra rechaza al macho de nuevo, la vulva disminuye de tamaño y a veces expulsa a través de la vagina un flujo mucoso. Los cambios se originan por un predominio en la secreción de la hormona progesterona. Durante esta fase el animal es susceptible de presentar piometra.

Causas de la Piometra

La piometra es la consecuencia de los cambios que sufre el útero en el metaestro (periodo posterior al celo). Puede ocurrir a cualquier edad una vez alcanzada la fertilidad, aunque es más común a medida que el animal se hace mayor. El momento de riesgo máximo para su aparición es entre la 6a y 8a semana después del inicio del celo. Normalmente durante esta fase el cuello del útero que ha permanecido abierto durante el celo comienza a cerrarse y el endometrio vuelve a su estado habitual.

Sin embargo puede ocurrir una hiperplasia endometrial quística como una inadecuada respuesta a la secreción de la hormona progesterona que tiene lugar en este periodo, lo que significa que la zona más interna de la pared del órgano aumenta excesivamente de grosor y se forman quistes. En esta situación, las bacterias que han emigrado al útero procedentes de la vagina, encuentran unas condiciones favorables para su crecimiento. Además la progesterona disminuye la contractibilidad del útero y aumenta la secreción de moco lo que facilita el cierre del cérvix y dificulta el drenaje del órgano.

El cierre del cérvix en un factor importante en la gravedad de la enfermedad. Si este permanece abierto las secreciones producidas por la infección pueden ser expulsadas, lo que facilita la curación . Esto se llama piometra abierta. Por el contrario si el cuello del útero permanece totalmente cerrado, el pus y las secreciones no pueden ser expulsadas a través de la vulva por lo que se acumulan y el útero se distiende. Es lo que se conoce como piometra cerrada. En estas circunstancias no es raro que el útero puede llegar a romperse y la infección se disemine dentro de la cavidad peritoneal produciendo una peritonitis que puede ser mortal.

Síntomas de la Piometra

Suelen aparecer varias semanas después de la época de estro (celo). En las perras, los signos y síntomas más frecuentes son :

  • Descarga vaginal que puede ser sanguinolenta o purulenta (con pus) y está presente en el 85% de los casos.
  • Letargia en el 62%.
  • Inapetencia en el 42%,
  • Poliuria y polidipsia (sed excesiva) en el 28%.
  • Menos usual es la presencia de diarrea, nicturia (micción nocturna) y agrandamiento abdominal.

Si la enfermedad sigue evolucionando, el animal puede llegar ha estado de shock circulatorio, como consecuencia de septicemia (presencia de bacterias en la sangre), toxemia (toxinas en la sangre), insuficiencia renal y peritonitis.

Tratamiento de la Piometra

El tratamiento de elección es quirúrgico. Se realiza una intervención que consiste en la extirpación de los ovarios y el útero. Previamente puede ser necesario administrar tratamiento antibiótico y la infusión de suero para mejorar la situación del animal y combatir la deshidratación.

En un número reducido de casos se puede realizar tratamiento con antibióticos y prostaglandinas (sustancia que aumenta la contracción uterina), lo cual permite evitar la cirugía y mantener la capacidad reproductiva; pero esta opción solo es aplicable en casos seleccionados en que la situación general es buena y cuándo sea piometra abierta.

Piometra, una enfermedad peligrosa

La infección del útero de la perra o piómetra es una enfermedad infecciosa, que se caracteriza por la presencia de pus en el útero. Esta patología tiene su origen en trastornos hormonales que provocan que el útero de la hembra canina sea menos resistente a las infecciones.

Las bacterias penetran en el útero cuando el cuello se abre durante el celo de la perra y es entonces cuando se produce la infección. Si el cuello del útero se cierra después de la infección canina, se acumula un gran volumen de pus que provoca la piómetra (bolsa de pus).

Pero, ¿es frecuente la infección de útero en perras? Una clínica veterinaria con 5.000 clientes puede atender al mes entre dos y tres piómetras. Según Imanol Sagarzazu, veterinario, «desde que ha aumentado del número de perras esterilizadas, el número de infecciones de útero ha disminuido de manera proporcional».

Las infecciones de útero en perras -y en gatas- se producen de manera más habitual en las hembras de edad avanzada y están provocadas por alteraciones hormonales. Según Ana Cameno, veterinaria, «los tratamientos inhibidores del celo de la perra pueden provocar un desajuste hormonal que puede resultar un factor de riesgo que le desencadene infecciones de útero».

Infección uterina de la perra, señales

Los síntomas de la infección uterina de la perra aparecen entre las tres y las seis semanas posteriores al celo. Cada perra presenta síntomas distintos, pero es frecuente que la hembra se muestre decaída, tenga secreción de pus por la vagina, beba gran cantidad de agua y orine de manera muy habitual. También es frecuente la deshidratación, pérdida de apetito, fiebre y vómitos.

La piómetra es una infección grave, que puede afectar a otros órganos de la hembra y provocar problemas renales, alteraciones hepáticas, peritonitis (inflamación de la membrana que recubre la cavidad abdominal), debido a las toxinas que se liberan a la sangre por la infección uterina.

Infección de útero en la perra, ¿cómo reconocerla?

Frente a síntomas como la secreción de líquido vaginal purulento o el aumento de la sed y pérdida de apetito en la perra, es recomendable acudir al veterinario sin dilación. La piométra es una patología del aparato reproductor de la hembra cuya curación depende en gran medida de lo pronto que se diagnostique y trate.

Los veterinarios que tienen una paciente con infección uterina llevan a cabo pruebas para diagnosticar y realizar una valoración del estado general del animal. Para ello se suelen hacer: análisis de sangre de la hembra de can, para conocer el número de glóbulos rojos en la sangre de la perra enferma y el estado en que se encuentran sus riñones. Asimismo, se llevan a cabo radiografías del abdomen y ecografías del aparato genital.

Pus en el útero en la perra, prevención

La manera más eficaz de prevenir piómetras en la hembra canina es a través de la esterilización u ovariohisterectomía (extirpación de ovarios y útero). Si además esta cirugía se practica a una edad temprana, antes del segundo celo, también se previenen tumores mamarios en la perra.

Los medicamentos o tratamientos que ayudan a prevenir las infecciones de útero en las hembras son inexistentes. En cuanto a los tratamientos hormonales que evitan el celo en las perras resulta ser un factor de riesgo para la aparición de las infecciones uterinas.

La intervención quirúrgica de la hembra para extirpar los ovarios y el útero, así como el diagnóstico y tratamiento tempranos son la mejor forma de luchar contra esta enfermedad que puede poner en riesgo la vida del animal.

Infección de útero en perras: tratamiento

La infección de útero en la perra se previene con la esterilización

La práctica totalidad de los casos de piométra o infección uterina de la perra precisan de una intervención quirúrgica llamada ovariohisterectomía, que consiste en la extirpación de los ovarios y el útero canino. Hay casos en los que antes de la cirugía es necesario tratar a la perra con antibióticos para reducir la infección.

Según Cameno, «antes de operar a la perra hay que estabilizar su situación en caso de que el funcionamiento renal esté alterado y la sangre intoxicada por la infección, pero la intervención quirúrgica no puede tardar, porque la perra puede morir si no se actúa con rapidez».

La operación quirúrgica para limpiar la infección uterina de la perra puede resultar exitosa, pero hay casos en los que la perra muere horas después de la operación, advierte la veterinaria. Por ello, es fundamental tratar a la hembra cuando la enfermedad no se encuentra en un estado muy avanzado.

La utilización de tratamiento médico (sin cirugía) es posible solo en ocasiones muy especiales y concretas, y ha de ser valorado con mucha precaución por el veterinario.

Infecciones uterinas de la perra: dos claves

  • La piómetra puede ser de dos tipos: abierta o cerrada. En el primer caso es menos grave porque la secreción purulenta se expulsa a través de la vagina y no se acumula en el interior, con el consiguiente riesgo de provocar una infección más grave.En el segundo caso, el pus queda atrapado en el interior del útero y forma una gran bolsa, que puede infectar la sangre de la perra y provocar alteraciones renales y hepáticas.
  • Una bolsa de pus uterina en la perra puede alcanzar el tamaño de un melón en una hembra de tamaño mediano o grande, como el bóxer.

 

Saber más sobre la Piometra Canina

Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires


Tratamiento médico de la piómetra canina:

Una nueva opción para un viejo problema

http://www.cvpba.org/assets/pdf/pdf_pequenos/tratamiento_piometra_canina.pdf

Corrada, Y* Gobello, C* *

Docentes. Instituto de Teriogenología.

Cátedra de Reproducción Animal,

Área de Pequeños Animales.

Facultad de Ciencias Veterinarias.

UNLP. Calle 60 y 118. La Plata (1900).

Tel. 221-44236663/4 – 221-4249621.

cgobello@fcv.medvet.

unlp.edu.ar

Introducción

El complejo hiperplasia endometrial quística – piómetra, es una enfermedad hormonal progesterona dependiente del útero de la perra que cursa con una complicación infecciosa.

Durante la fase lútea del ciclo estral, la progesterona alcanza altos niveles sanguíneos, siendo la principal responsable de esta entidad patológica.

Esta afección compromete no sólo el potencial reproductivo de la perra, sino que puede también conducirla a la muerte.

Este complejo presenta una elevada prevalencia y se observa frecuentemente en hembras de edad media y viejas, o bien en hembras jóvenes que han recibido tratamientos hormonales.

La piómetra ha sido tradicionalmente tratada quirúrgicamente (ovariohisterectomía), con la resultante terminación de la vida reproductiva de la hembra.

Los primeros intentos de resolución médica incluyeron la aplicación prostaglandina (PG) F2a natural de síntesis y mas tarde la de las formas sintéticas de PG, debido a los mayores efectos luteolíticos y uterotónicos de estas últimas.

Los resultados son alentadores, aunque este tratamiento presenta importantes efectos colaterales en el momento de la aplicación y ciertas limitaciones para su uso en casos de piómetras a cuello cerrado.

Sin embargo, el reciente advenimiento de drogas específicas para bloquear la progesterona en el tracto genital de la perra (antiprogestágenos) crea un panorama por demás alentador en el manejo médico de esta entidad.

El objetivo de la presente revisión es describir los aspectos mas relevantes del complejo hiperplasia endometrial quística (HEQ) – piómetra haciendo especial hincapié en las posibilidades de tratamiento médico del mismo.

 

Clasificación de la piómetra

1» De acuerdo a los signos clínicos locales pueden distinguirse 2 tipos de piómetras:

  • Piómetra a cuello cerrado: debido a que el cuello del útero permanece cerrado, no se observa descarga vulvar. Comúnmente se acompaña de distensión abdominal. La palpación es dificultosa y evidencia una masa pastosa ocupando gran parte del abdomen. Los signos generales asociados son generalmente graves.
  • Piómetra a cuello abierto: debido a la permeabilidad del cuello uterino se observa descarga vulvar, la cual puede variar en su aspecto macroscópico (sanguino/purulento o purulento) y cantidad (abundante o escasa, dependiendo generalmente del grado de apertura cervical). Dicha descarga puede a su vez ser continua o intermitente. Los signos generales asociados, frecuentemente, son menos alarmantes que en la piómetra a cuello cerrado. La progesterona sérica parece ser la responsable de la apertura o no de la cervix

2» De acuerdo a su evolución se la puede clasificar en:

  • Aguda: la forma aguda es de rara presentación en la perra. Se asocia con septicemia, hipertermia y evoluciona hacia la muerte en pocos días. Generalmente se produce inmediatamente post estro.
  • Subaguda o crónica: la forma subaguda o crónica es la más frecuente. Puede producirse en cualquier momento del diestro. Generalmente se instala una insuficiencia renal aguda, siendo esta última la complicación mas grave, y la que origina normalmente la muerte del animal.

Fisiopatología

  • Hormonas sexuales: La enfermendad proviene de la interacción bacteriana con un endometrio anormal que ha sufrido cambios patológicos derivados de una exagerada respuesta a la estimulación de la progesterona ovárica. La progesterona durante el período de diestro del ciclo estral (9-12 semanas post-ovulación) se eleva a más de 40 ng/ml. La misma promueve o sostiene el crecimiento endometrial y secreción glandular, en tanto que suprime la actividad miometrial. De este modo se favorece la acumulación de las secreciones glandulares.

Estas secreciones aportan un excelente ambiente para el crecimiento bacteriano, el cual a su vez se ve realzado por la inhibición de la respuesta leucocitaria a la infección que adquiere el útero bajo la acción de la progesterona. Los estrógenos aumentan los efectos de la progesterona sobre el útero. Debido a esto la administración de estrógenos exógenos (por ejemplo en casos de preñez no deseada) durante el estro o muy especialmente en diestro aumentan marcadamente el riesgo de padecer piómetra.

  •  Hiperplasia endometrial quística: la hiperplasia endometrial inducida por la progesterona usualmente precede la presentación de la piómetra. Esta hiperplasia se transforma en quística, resultando en un proceso patológico denominado HEQ. En ocasiones, esta HEQ ocasiona la acumulación de un líquido viscoso en el lumen uterino (hidrómetra o mucómetra), creando un ambiente propicio para la contaminación bacteriana y el acúmulo de pus en la luz uterina (piómetra).
  •  Bacterias: Debido a la dilatación cervical que ocurre durante el proestro y estro, la flora vaginal normal es la fuente lógica de contaminación uterina. Sin embargo, la instalación de esta contaminación en un endometrio sin cambios hiperplásicos es improbable.
  • El agente infeccioso involucrado en más del 70% de los casos es la enterobacteria Esterichia coli, de la cual algunos de sus serotipos tienen particular afinidad por el útero bajo la acción de la progesterona. En menos del 15% de los casos se hallan involucrados estafilococos y estreptococos.
  • Resumiendo: la aparición de piómetra es producto de la hiperprogesteronemia fisiológica particularmente prolongada y elevada de esta especie. Dichos niveles altos de progesterona hacen que se desarrollen cambios hiperplásicos en el endometrio que favorecen la contaminación bacteriana secundaria. La administración exógena de estrógenos o bien de progestágenos pueden precipitar su aparición aún en animales jóvenes.

Diagnóstico

  • Reseña y anamnesis: hembras en diestro, generalmente de edad media o avanzada. Antecedentes de administración de estrógenos (por preñez no deseada) o progestágenos (para supresión del celo).
  • Signos clínicos: abatimiento, anorexia, abdomen dilatado, síndrome poliuria-polidipsia (PP), descarga vulvar. Generalmente el diagnóstico clínico es suficiente para contar con un fuerte presuntivo de piómetra. El resto de exámenes complementarios permiten arribar al diagnóstico definitivo.

Exámenes complementarios

  • Radiografía: permite evidenciar una masa homogénena, radiopaca, con circunvoluciones visibles en la parte declive del abdomen, que en ocasiones desplaza al recto y la vejiga. La ausencia de estas imágenes no permiten descartar la presencia de piómetra.
  • Ecografía: constituye el examen complementario de elección. En la piómetra la acumulación de líquido en el seno del útero se traduce por la obtención de una imagen anecogénica, generalmente circular en un corte transversal del órgano. En ocasiones, debido a las circunvoluciones formadas se pueden visualizar múltiples imágenes circulares anecogénicas.
  • Hematología: el recuento leucocitario aumentado permite recuentemente confirmar la presencia de un proceso infeccioso.
  •  Diagnósticos diferenciales: los diagnósticos diferenciales se hacen considerando cada uno de los signos principales:
  • PP: diabetes (modificaciones bioquímicas, medición de glucosa en orina). A veces puede coexistir la diabetes con la piómetra. Insuficiencia renal (urea, creatinina). La insuficiencia renal generalmente se asocia a la piómetra. Insuficiencia hepática (modificaciones bioquímicas). Cushing (pruebas de supresión para cortisol y signos asociados).
  • Descargas vulvares: tumores vaginales, vaginitis, otras afecciones urinarias.
  • Distensión abdominal: ascitis, obesidad, ruptura vesical, tumor abdominal, gestación. También se debe diferenciar de otras entidades del diestro como la pseudopreñez con la que puede coexistir.

Pronóstico

El pronóstico de esta afección es especialmente grave si existe afección renal asociada, por lo cual es esencial evaluar la urea y la creatinina.

El pronóstico también depende del momento en que se instaura el tratamiento, siendo mas favorable en los casos de diagnóstico y tratamiento temprano de la entidad.

 

Tratamiento

El tratamiento tradicional de este complejo es el quirúrgico (ovariohisterectomía). Este procedimiento señala desde ya, el final de la vida reproductiva de la hembra, situación especialmente frustrante cuando se trata de una perra reproductora. Los avances científicos en el entendimiento de la fisiopatología de la piómetra canina permitirán, en muchas ocasiones, el manejo médico de la misma brindando la posibilidad de evitar la cirugía. Los protocolos terapéuticos citados en la bibliografía para realizar el tratamiento médico de las piómetras incluyen las PG. Antes de iniciar este tipo de tratamiento el clínico debe considerar la edad de la hembra, deseo del propietario respecto al potencial reproductivo del animal, gravedad de la condición al momento del examen y presencia o ausencia de alguna otra enfermedad concurrente. La respuesta clínica no se observa,

generalmente, hasta luego de 48 hs de iniciada la terapia, por lo cual estos agentes no son los ideales para utilizar en animales que presentan cuadros serios, a menos que el propietario rechace la cirugía. Las PG tienen varios efectos fisiológicos sobre el organismo como son la contracción del miometrio y la relajación del cuello del útero. Estos efectos se traducen en la expulsión del exudado del útero. Asimismo, la PG producen lisis del cuerpo lúteo e inhibición transitoria de la esteroidogénesis luteal en la segunda mitad de la fase lútea del ciclo estral canino. La acción de las PG depende en parte de la dosis, vía, frecuencia de administración y momento del ciclo estral en que es aplicada. En todos los casos debe realizarse una antibióticoterapia de amplio espectro durante todo el tiempo que dure el tratamiento médico así como también controlarse y manejar la posible deshidratación del animal. La PG F2a natural de síntesis (dinoprost) se administra en dosis ascendentes desde 0,10 a 0,30 o hasta 0,50 mg/kg subcutánea 3 a 5 veces por día hasta la mejoría total de la perra. La hembra debe ser controlada diariamente a fin de identificar y tratar, en caso de ser necesario, cualquier efecto colateral inducido por la droga. Los efectos colaterales que pueden observarse luego de la administración subcutánea de PG incluyen: inquietud, jadeo, dolor abdominal, taquicardia, fiebre, vómitos y defecación. Por lo general estos efectos son transitorios no se extienden por mas de 20 a 40 minutos del momento de la aplicación y disminuyen en intensidad con las sucesivas aplicaciones. La perra se reevalua 1 semana 10 días después de comenzado el tratamiento con PG. Si la hembra continúa con descarga vulvar sanguinolenta o purulenta, fiebre, neutrofilia o histeromegalia, generalmente se propone la resolución quirúrgica. Los indicadores positivos de una respuesta a la terapia con PG incluyen la pérdida de signos clínicos sistémicos, el desarrollo de una secreción serosa que luego se detiene por completo, la reducción del diámetro uterino palpable y el leucograma normal. También se describen en la actualidad protocolos terapéuticos con PG de síntesis como el cloprostenol. Las PG deben emplearse con cuidado en hembras con piómetra a cuello cerrado debido a la posibilidad que el exudado uterino sea expulsado hacia la cavidad peritoneal por los tubos falopianos o bien por el desgarro de la pared uterina. No obstante, este protocolo con dosis crecientes apunta a producir la apertura de la cervix antes de inducir contracciones uterinas fuertes. El uso de estrógenos para relajar el cuello antes de la terapia con PG F2a no está recomendado debido a que los estrógenos potencian la acción de la progesterona sobre el útero. La combinación de PG con drogas que disminuyen los niveles de la progesterona circulante o muy especialmente aquellas que bloquean su efecto como los agonistas dopaminérgicos y los antiprogestágenos respectivamente, parecen permitir la reducción de la dosis de PG y por ende la de sus efectos colaterales, con resultados muy alentadores incluso en caso de piómetras a cuello cerrado. Los antiprogestágenos, como la molécula sintética aglepristone, compiten con alta afinidad con la progesterona endógena por los receptores uterinos bloqueando su efecto. Por lo tanto, este grupo de drogas constituyen una herramienta muy prometedora en el manejo médico de la piómetra.

 

Conclusiones

El tratamiento quirúrgico sigue siendo la única opción terapéutica en perras viejas o cuando el animal presenta un deterioro importante de su estado general. En tanto, el tratamiento médico es de elección en: perras sin grave deterioro de su estado general ni enfermedades orgánicas (cardiopatías, diabetes mellitus, insuficiencia hepática o renal) previas y hembras reproductoras (ya que preserva su futura vida reproductiva), o cuyo propietario desea evitar la cirugía. La ausencia en el mercado veterinario de drogas específicas que bloqueen el efecto de la progesterona ocasionó resultados poco alentadores en el manejo médico de la piómetra debido a las limitaciones que presentan las PG en el caso de las piómetras a cuello cerrado y a los efectos colaterales que provocan el uso exclusivo y de altas dosis de estos fármacos. La combinación de PG y antiprogestágenos (*), vislumbra el comienzo de una nueva etapa para este viejo problema: la piómetra canina. No obstante, aún son necesarios mas estudios a fin de establecer un protocolo terapéutico óptimo.

http://cvpba.org.ar

Tratamiento médico de la piómetra canina: una nueva opción para un viejo problema. //

Lectura complementaria
» Blendinger, K; Boestedet, H; Hoffman, B; (1997) Hormonal state and effects of the use of an antiprogestagen in bitches with
pyometra. J Reprod Fertil (Suppl 51): 317-325.
» Breitkopt, M; Hoffman, B; Boestedet, H (1997) Treatment of pyometra in itches with an antiprogestin. J Reprod Fertil 1997; (Suppl
51): 327-331.
» Dumon, Ch.; Fontbonne, A. (1992). Pyométre de la chienne. En: Reproduction du chien et du chat. PMCAC. París. 187-192.
» Feldman, E.C.; Nelson, R.W. (1996) CEH- Pyometra Complex. En: Canine and Feline endocrinology and Reproduction (2da ed). WB
Saunders, Philadelphia. 605-618.
» Gobello, M.C. (1987) Complejo hiperplasia endometrial quística -Piómetra canina. Trabajo de revisión para optar por el Titulo de
Docente Universitario, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLP.
» Gobello, M.C. (1993) Metrorragia en la perra. Veterinaria Argentina . Vol.X.Nº93.
» Gobello, M.C. et al (1998) Determinaciones hormonales en caninos. Analecta Veterinaria. Vol. 18 Nº 1-2. 71-81.
» Gobello, M.C.; Castellano, M.C. (1991) Descargas vulvares en la perra: procedimientos diagnósticos. Veterinaria Argentina.Vol.VIII.
Nº76.
» Nelson,R.W.; Feldman; E.C.; Stanbenfeldt, GH. (1982) Treatment of canine and endometritis with a prostaglandin F2a ..JAVMA, Vol18,
Nº 9. 899-903.
» Taintuier, D; Treboz, D (1985) Taitement de la chienne de la metriti schronique par la cloprostenol, un analogue de la P F2a .
Practique Medicale et quirurgicale de l animal de companie.20 (3). 239-244.

 

 

References:

http://www.cvpba.org/

http://www.cvpba.org/assets/pdf/pdf_pequenos/tratamiento_piometra_canina.pdf

http://www.diagnosticoveterinario.com/

http://www.consumer.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Piometra

https://www.youtube.com/user/diagnosticoveterinar

Otros temas que también te puede interesar..


Prevención y saber en qué consiste la «gripe» en los perros.

  • Traqueobronquitis infecciosa canina
  • Complejo respiratorio canino
  • o Tos de las perreras

La Traqueo-Bronquitis infecciosa, comúnmente llamada (Tos de Perreras), es una enfermedad de vías respiratorias altas que afecta a los perros y otros cánidos salvajes, de todas las edades.

Tiene alta morbilidad y se caracteriza por tos, anorexia, depresión y puede avanzar a la traqueobronquitis, neumonía y aún muerte en casos severos.

Etiología: En este complejo pueden intervenir más de un agente infeccioso que pueden combinarse o aparecer secuencialmente: el agente bacteriano más comúnmente detectado es la Bordetella bronchiseptica y en segunda instancia Mycoplasma spp. Los componentes virales son los virus de la Parainfluenza y Adenovirus canino tipo 2; menos frecuente el Herpesvirus canino y el reovirus canino.

La Bordetella bronchiseptica es un patógeno primario y muy frecuente. Se trata de un coco Bacilo Gram. negativo pequeño, Aerobio obligado, móvil por flagelos perítricos. (Las restantes especies de Bordetella son inmóviles).

Por sí mismo puede producir traqueobronquitis infecciosa. Está ampliamente extendido en la cavidad nasal, y se ha encontrado en pulmones de perros sanos.

Mecanismo de acción de la Tos de las perreras:

La Bordetella Bronchiseptica tiene en su superficie “fimbrias”, semejantes a pelos, que se extienden desde la membrana de la bacteria. Estas estructuras funcionan en la fijación de la bacteria al hospedador junto con adhesinas superficiales (la hemaglutinina filamentosa y la pertactina), permitiendo la colonización de los tejidos, por reconocimiento de receptores específicos en el epitelio ciliado del tracto respiratorio, así como también el reconocimiento de la especie hospedada.

Cuando la colonización ha sido establecida se liberan exotoxinas (adenilato ciclasa – hemolisina, toxina dermonecrótica y cytotoxina traqueal) y endotoxinas que dañan el tracto respiratorio paralizando los fagocitos, he impidiendo la respuesta inmunomediada y humoral, se cree que todo esto es responsable de los signos clínicos desarrollados por perros con Tos de las perreras.

Además, hay otros mecanismos que contribuyen al problema porque incrementan la actividad secretora, hay mucha secreción mucosa, afecta a la fagocitosis y favorece la implantación de otras bacterias oportunistas que complican el cuadro.

Cuadro clínico en el  perro de la Traqueobronquitis infecciosa canina:

Los signos clínicos aparecen de 3 a 4 días post – infección; es una infección respiratoria localizada. No da comunmente síntomas generales como fiebre o anorexia. Si los hay, hay otra patología añadida. Los perros afectados presentan tos seca y estridente, tendencia a expectorar poco moco (como si retuviera un cuerpo extraño en vías respiratorias altas – motivo de consulta frecuente) y puede haber secreción nasal mucosa o mucopurulenta de duración variable. Las lesiones pueden ser traqueobronquitis aguda y exudado purulento.

En casos leves, el perro sigue comiendo, tomando agua y con su actividad normal, pero en los casos más severos, el perro realmente se ve enfermo. Presenta letargia, fiebre, inapetencia, disnea, intolerancia al ejercicio, puede llegar a la neumonía e inclusive llegar a la muerte. La Mayoría de los casos muy severos, se presentan en animales inmunodeprimidos y cachorros sin vacunas. Hay inmunidad local y aparece a los 20 días post infección (inmunoglobulina A).

El Mycoplasma spp muchas veces es flora normal de la cavidad oronasal, pero puede ser oportunista y produce una lesión muy localizada. (Mycoplasma cynos). M. Cynos y M. Felis producen lesiones en los lóbulos apicales del pulmón.

Otros agentes contaminantes secundarios pueden ser: E. coli, Klebsiella spp, Pseudomonas spp, etc.

El virus de la Parainfluenza puede acompañar a la Bordetella. Es un Paramyxovirus (RNA con cubierta y resiste poco en condiciones ambientales). Es muy contagioso por contacto directo. Se multiplica en el epitelio de las vías respiratorias altas dando rinitis, traqueitis, Bronquitis y bronqueolitis. No suele avanzar hacia el pulmón. Causa desciliación del epitelio con producción de tos. También hay hipersecreción mucosa y se favorecen las infecciones oportunistas. Los anticuerpos que aparecen son seroneutralizantes e indica que han contactado con el virus. Las lesiones son microscópicas. Es un virus muy poco patógeno pero si aparece combinado con Bordetella es más grave.

El Adenovirus canino tipo 2 Se aisló de la laringotraqueítis infecciosa canina. Afecta a la laringe y tráquea. El tipo 1 produce la hepatitis infecciosa canina. No tiene envoltura y resiste mucho en el medio ambiente. También resiste a la acción de diferentes desinfectantes. Lo mejor es usar vapor a presión para eliminar el virus. Se multiplica en el epitelio respiratorio y en el pulmón a través de las células alveolares (neumocitos tipo 2). El cuadro es muy parecido con conjuntivitis, secreción nasal serosa y tos aguda. Produce rinitis serosa, laringotraqueítis, traqueobronquitis y neumonía intersticial.

Se ha visto que también aparecen otros patógenos como el Herpesvirus canino (CHV) que es muy importante en casos de mortalidad neonatal con síndrome hemorrágico a las 48-72 hrs. También causa problemas de infertilidad en adultos. El reovirus canino 1,2 y 5produce infecciones inaparentes, pero está muy difundidos en la población y puede contribuir a agravar el cuadro.


Epidemiología de la Tos de las perreras:

Afecta a perros de todas las edades, especialmente a los que se encuentran en criaderos, guarderías, peluquerias, hospitales veterinarios, tiendas de animales y los que estan sueltos en las calles…

Es una enfermedad altamente contagiosa diseminada a través de la tos estornudo por aerosol y por contacto indirecto (utensilios, ropa o personal).

Diagnóstico de la Tos de las perreras:

El diagnóstico de la RA se puede realizar según síntomas clínicos y presencia de lesiones características, y según pruebas de laboratorio, siendo estas últimas las que confirmarán el diagnóstico. Laboratorio: Se pueden realizar cultivos bacterianos, aislamiento viral, y otras pruebas en sangre, pero por la naturaleza de los signos, no se realizan como rutina.


Tratamiento de la Tos de las perreras:

Evitar situaciones de estrés y agitacion. Pueden usarse fluidificante de las secreciones bronquiales, antibiótico-terapia y según criterio profesional glucocorticoides.

El antibiótico de elección para Bordetella y Micoplasma es la DOXICICLINA. La DOXICICLINA presenta el más alto grado de liposolubilidad entre todas las tetraciclinas, penetrando en forma directa como droga activa a través de la doble membrana lipídica de los agentes infecciosos, atacando inclusive a algunas cepas resistentes a otras tetraciclinas.

El mecanismo de acción es común a todas las tetraciclinas: entran al microorganismo, en parte por difusión pasiva y en parte por transporte activo, se unen a un receptor específico en la subunidad ribosomal 30S, bloqueando la unión del ARN mensajero con el ARN transmisor, lo que bloquea la correcta síntesis proteica, impidiendo la reproducción de la bacteria.

Dosis de la DOXICICLINA10 MG /Kg. una vez al día, durante 15 días o según criterio profesional.

Profilaxis/Prevención:

Separar los enfermos de los sanos. Mejorar las condiciones ambientales, desinfectar periódicamente alternando productos (lavandina, clorhexidina).

Las vacunas múltiples disponibles, por lo regular inmunizan contra la Parainfluenza y Adenovirus. Aún si el perro ha sido vacunado puede contraer la enfermedad, pero de una manera menos severaLas Vacunas vía intranasal: estimulan la producción de inmunoglobulina «A» o locales y protegen por 10-12 meses.

Salud pública:

Es una zoonosis, puede ser trasmitida de animales infectados a humanos probablemente por aerosoles o gotitas. La Bordetella bronchiseptica en niños inmuno-suprimidos puede producir problemas. Hay predisposición si hay enfermedad respiratoria previa (bronconeumonía) o después de intubación y traqueotomías.

Laboratorio Mayors presento su producto DOXILINA Antibiótico de amplio espectro a base de DOXICICLINA en blister con 10 comp. de 50 MG. de DOXICICLINA base y blister con 10 comp. de 150 MG. de DOXICICLINA base.

Fuente de información:

http://www.foyel.com/

Otros temas que también te puede interesar..


Problemas neurológicos

Problemas neurológicos en perros y gatos

http://www.vidavet.es/

En este artículo vamos a introducirnos en unas patologías que de entrada se parecen mucho unas a otras y que en muchas ocasiones sino somos sistemáticos y no hacemos una buena historia clínica podemos perdernos , los problemas neurológicos.

Tal y como explicamos en el artículo de la Epilepsia en perro y gatos el cerebro es el encargado de controlar las respuestas de nuestro organismo delante de estímulos tanto externos como internos . Aquí vamos a intentar simplificar qué pasos sigue esta respuesta y cómo se transmite .

Vamos a elegir un estímulo exterior como puede ser el de apretar un dedo de nuestra mascota y ver si aparta la pata.

www.vidavet.es

La verdad es que si empezamos a explicar todo en profundidad nos podemos perder pero es bastante sencillo de entender

Antes de nada , decir que el hecho de retirar la pata o no depende en gran medida de que la respuesta sea consciente o no . Nosotros podemos decidir conscientemente si queremos retirar la pierna o no ante un mismo estímulo , como nuestra mascota , pero para que eso suceda la información ha debido viajar através de los nervios de la pata , ir a la médula espinal , subir hasta el cerebro , procesar la información , crear una respuesta adecuada , bajar por la médula otra vez , retornar a los nervios que se encargan del movimiento de la pata y finalmente estimular a aquellos músculos que hacen que retiremos la pierna.

En algunas ocasiones la respuesta es refleja y no necesita de un procesamiento tan elaborado , el cuerpo tiene una serie de respuestas preparadas delante de un estímulo antes de que podamos ni ser conscientes del problema , el viaje va desde la piel hasta la médula y vuelve , ahorrándose unas milésimas de segundo que pueden ser vitales en muchas ocasiones , todos conocemos el reflejo rotuliano , nos golpean con un martillo en el ligamento rotuliano y la pierna se «mueve sola» hacia delante.

El sistema nervisoso por tanto transmite la información pero esta información debe ser comunicada a los músculos y tendones correspondientes . En algunas ocasiones esta comunicación se encuentra rota o imposibilitada y la respuesta no se puede hacer , este problema lo vemos sobretodo en intoxicaciones.

También podemos tener un problema finalmente en el músculo o en el tendón que debe contraerse o relajarse . Esto lo vemos cuando tenemos un problema ortopédico o alguna enfermedad en los músculos.

Cada paso además lo podemos detallar mucho más y poder analizar con más detenimiento la localización del problema , lo cual será fundamental para poder encontrar la causa y poner una solución.

Como se ve en el video , no hacen falta muchos instrumentos para hacer un exámen neurológico , pero si que en muchas ocasiones deberemos hacer pruebas más complejas si queremos saber o descartar alguna patología , estas pruebas pueden ser resonancias magnéticas , biopsias musculares , electromiografías , análisis de líquido cefalorraquideo ,…

Lo importante es siempre una buena exploración , una extensa historia clínica y localizar el problema , a partir de ahí decidir que pruebas nos serán más útiles y poner en marcha un tratamiento.

Este tema da para más artículos así que iremos ampliando la información más adelante detallando dónde está el problema y analizando los problemas que vemos en nuestras mascotas.

Un gran video sobre un montón de síntomas que podemos ver.

Libros sobre Neurología canina


Neurología del Perro y el Gato | 9789505553280 | Portada

NEUROLOGíA DEL PERRO Y EL GATO

Marco Bernardini, Valentina Lorenzo Fernández

ISBN 9789505553280

Año Edición2007

Páginas420 IdiomaEspañol

Sinopsis

Neurología del perro y el gato está pensado para veterinarios clínicos que deben enfrentarse con patologías del sistema nervioso. Por su practicidad, el libro sigue todos los pasos que se deben tomar en el curso diagnóstico y terapéutico de un caso neurológico.

Índice

Capítulo 1 Neuroanatomía
Capítulo 2 El paciente neurológico
Capítulo 3 El examen neurológico
Capítulo 4 Localización de la lesión
Capítulo 5 Pruebas diagnósticas
Capítulo 6 Diagnóstico diferencial
Capítulo 7 Patologías vasculares
Capítulo 8 Enfermedades inflamatorias
Capítulo 9 Traumatismos
Capítulo 10 Anomalías congénitas
Capítulo 11 Enfermedades metabólicas
Capítulo 12 Enfermedades idiopáticas
Capítulo 13 Neoplasias y síndromes paraneoplásicos
Capítulo 14 Enfermedades degenerativas
Capítulo 15 Patología del raquis con afectación neurológica secundaria
Capítulo 16 Epilepsia y síndromes convulsivos
Capítulo 17 Temblores y otros movimientos involuntarios
Capítulo 18 Síndromes vestibulares y alteraciones de la audición
Capítulo 19 Neurooftalmología
Capítulo 20 Disautonomías
Capítulo 21 Alteraciones de la micción
Capítulo 22 El dolor y su control
Capítulo 23 Enfermedades de la placa neuromuscular y del músculo

 

Fernando C. Pellegrino

  • ISBN 9789505554249
Año Edición2014
Páginas456
EncuadernaciónTapa Dura
Idioma Español

Sinopsis

Es fundamental el completo y correcto examen para asegurar el éxito diagnóstico en neurología, además de la utilización de los medios complementarios existentes para tal fin (en imagenología, biología molecular u otros). Aquí les presentamos claramente y con una lectura amena, las herramientas necesarias para poder resolver los problemas neurológicos de sus pacientes con la mayor eficiencia posible. Es importante que se valore los conocimientos relacionados a estructura y función, porque en ellos encontrarán los fundamentos para entender los procesos fisiopatológicos que sustentan el manejo terapéutico más adecuado para cada caso.

Índice

Sección 1. La neuroanatomía desde sus aspectos funcionales

Conceptos básicos para el estudio de la neuroanatomía
Sistemas sensitivos
Sistema motor
Vascularización del sistema nervioso

Sección 2. Nociones básicas de neurofisiología clínica

Bases biológicas de la generación y transmisión del impulso nervioso
Metabolismo cerebral

Sección 3. Nociones básicas de neurofisiopatología

Fisiopatología de los trastornos intracraneanos
Fisiopatología de los trastornos medulares
Fisiopatología de los trastornos de la unidad motora

Sección 4. Abordaje diagnóstico del paciente neurológico

El examen neurológico
Diagnóstico neuroanatómico

Sección 5. Diagnóstico diferencial

Categorización de enfermedades
Métodos de diagnóstico complementarios

Otros temas que también te puede interesar..


Aprende con nuestros tutoriales










Nuestras Bellezas..


Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO


Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846