Category Archives: Medicina preventiva

Qué hacer Cuando el cachorro se rompe una pata

Sin conocimientos de primeros auxilios, no se debe mover la extremidad rota del perro para no lesionar más la zona

Los atropellos y las caídas son las causas más habituales de fracturas o roturas de huesos en el perro. Pero no todas las fracturas son iguales. Cuando son graves y el perro no recibe tratamiento, puede morir. En este artículo se explica cómo debe actuar el dueño de un perro con una fracturacómo prevenirlas y qué perros tienen más riesgo de sufrir fracturas, así como los motivos

Cómo debe actuar el dueño de un perro con una fractura

Si se tienen ciertos conocimientos de primeros auxilios, se puede inmovilizar la zona lesionada con una revista o periódico

Los dueños pueden seguir ciertas pautas cuando su perro sufre una fractura. La principal es acudir cuanto antes al veterinario y mover lo menos posible al perro durante su traslado. Si se tienen ciertos conocimientos de primeros auxilios, se puede inmovilizar la zona lesionada con una revista o periódico, atado o vendado alrededor de la extremidad afectada.

En caso de no saber cómo hacerlo, por no tener unos mínimos conocimientos sobre cómo entablillar la extremidad, es recomendable no manipularla. Se corre el riesgo de lesionar más la zona. Las fracturas localizadas debajo del codo o de la rodilla, en las articulaciones, son más susceptibles de empeorar si se mueve al perro.

Los perros pueden quedar inconscientes tras sufrir una fractura. En estos casos, conviene trasladarlos con la cabeza levantada y no doblar o comprimir el cuello. De esta manera, evitaremos que se traguen la lengua y podrán respirar. Además, se reduce el peligro de lesiones en la zona de las cervicales.

La rapidez con la que traslademos al perro al veterinario es fundamental. Puede ser que el accidente ocurra durante el fin de semana o en día festivo, pero hay clínicas veterinarias que cuentan con servicio de urgencias y están disponibles las 24 horas del día.

Algunas de estas clínicas cuentan con una ambulancia para la recogida urgente de animales heridos. Hay que tener en cuenta que las lesiones internas pueden ser más graves que las fracturas, por lo que cuanto antes se localicen y se traten, mejor.

«Las fracturas que se producen en huesos planos se sueldan solas», asegura el veterinario Ángel Suela. «Sin embargo, las localizadas en huesos largos, como el fémur, que rompen el tejido, son fracturas más graves», señala. Las hay que pueden necesitar cirugía o cédulas (similares a una escayola) que inmovilicen la zona afectada durante un mes.

Cómo prevenir las roturas de hueso en el perro

Las caídas y los atropellos son motivos frecuentes de traumatismo en el can

La mejor forma de prevenir las fracturas en el perro pasa por evitar los accidentes que les provoquen el traumatismo. «Las canalones, desagües y alcantarillas son lugares donde el perro sufre fracturas y accidentes son frecuencia», advierte la veterinaria Leire Jiménez. La mayoría de las fracturas de perros se deben a caídas y atropellos. «Hay perros que se caen por la ventana o meten la pata en un lugar donde queda atrapada y se fractura», explica.

En caso de contar con un jardín en casa, hay que asegurarse de que no haya lugares donde el animal se pueda accidentar. Se deben tapar los huecos donde sus patas queden atrapadas. Si es un perro al que le gusta asomarse por la ventana -y es nervioso y activo, como un cachorro-, conviene cerrar las ventanas o colocar parapetos que impidan que pueda caer.

Los atropellos también son una fuente de fracturas y traumatismos, que pueden poner en peligro su vida. Por ello, el animal debe circular sujeto con la correa por la vía pública. En el campo, aunque el perro camine sin correa en algunos tramos, debe estar vigilado por sus dueños. El animal puede escapar y sufrir un atropello en una carretera cercana o caer por un barranco o un pozo.

Perros con más riesgo de sufrir fracturas

Las fracturas o roturas de huesos tienen más probabilidad de ocurrir en cachorros, ya que son muy inquietos y corren más riesgo de sufrir caídas y accidentes. Pero también son candidatos los canes que padecen desgaste de huesos (osteoporosis) o son muy mayores.

  • Perros muy mayores, a partir de 10 años. Tienen más riesgo de romperse un hueso y sus fracturas tardan más tiempo en soldar. La falta de calcio, debido a la edad, ralentiza la reparación de la fractura.
  • Perros que padecen osteoporosis o descalcificación de los huesos. Tienen más riesgo de sufrir fracturas debido a que sus huesos son más endebles y un golpe puede provocar la rotura.
  • Cachorros y perros muy activos. Sobre todo, cuando el perro tiene acceso a un jardín, se le debe vigilar, ya que tiene más riesgo de sufrir caídas y golpes.

    Fuente de información: http://www.consumer.es

 

 

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

Otros temas que también te puede interesar..


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Cómo prevenir el sarro en el Yorkshire Terrier

La formación del sarro

El  sarro dental es una acumulación de sales, calcio y fósforo, sobre la superficie de los dientes. La concentración de estas sustancias es aprovechada por las bacterias presentes en la boca, ya que en ese depósito cae la saliva y los restos de comida que no se retiran con el cepillo de dientes.

La comida que el animal ingiere se va acumulando entre los dientes y alrededor de las encías, se endurecerá y aparece el sarro. Este sarro es el hogar perfecto para las bacterias que irán poco a poco degradando las encías (gingivitis).

La eliminación de este sarro incrustado requiere la intervención del veterinario, incluso sería necesario anestesiar al animal. Una buena salud bucal en nuestra mascota evitaría tener que someter al perro a esta intervención. Así, es importante hacer una revisión semanal de la boca del animal por parte de los dueños y una cada seis meses en el veterinario.

Para entender la formación del sarro, más frecuente en las razas pequeñas y saber prevenir la formación del sarro, acudimos a los consejos de los expertos, en este caso nos aclara todas las dudas D. Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada).

Es el sarro otro de los motivos por los que los perros acuden con bastante frecuencia a la clínica y que, empezando a prevenirlo desde jóvenes, se evitan muchos problemas graves para salud de nuestros perros.

Son muchos los dueños de perros que acuden a la clínica debido a que creen que su perro tiene alguna caries ya que le ven los dientes de color oscuro. La inmensa mayoría de las veces, lo que tenemos entre manos es un problema de sarro dental, algo que no debemos confundir con las caries.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) 

Las caries como una afectación de la estructura de las partes calcificadas de los dientes debido a que sobre ellos actúan ciertos organismos microscópicos que van a producir sustancias ácidas que son las que provocan ese daño en los dientes.

El sarro es el depósito mineral que se produce sobre la parte visible del diente y en la zona del margen gingival. Esto va a originar un proceso inflamatorio de los tejidos blandos que, junto a la proliferación de la placa bacteriana va a originar un daño en la encía, un aumento de profundidad del saco gingival y, en casos más avanzados, daño en las estructuras de sujeción del diente que va a dar lugar a la caída de la pieza afectada.

Esto que hemos visto es un proceso evolutivo y que va a depender de diversos factores. Hay perros que tienen mucha placa bacteriana y poco sarro y otros es al contrario, es decir, tienen mucho sarro y poca placa bacteriana.

La placa bacteriana es determinante en la evolución del proceso y también de la halitosis o mal olor de boca que presentan los perros afectados.

Cuanto antes detectemos el problema, antes se podrá instaurar tratamiento y podremos salvar las piezas dentales afectadas. Desgraciadamente aún cuesta mucho trabajo que los propietarios de perros se conciencien del problema pues es algo que evoluciona en el tiempo y no surge de un día para otro, tal y como pasa, por ejemplo, con el problema de la obesidad, y que cuando los perros acuden a la clínica el daño ya es bastante severo y suelen producirse pérdidas de piezas dentarias.

Actualmente se recomienda, ya en las primeras visitas a la clínica, el empezar a cuidar la dentadura lo antes posible. En las revisiones que se realizan para vacunaciones o por cualquier otro motivo realizamos un examen de la boca y según el estado en que se encuentre damos las recomendaciones pertinentes a los dueños.

Cuando un perro acude a la clínica debido a que tiene sarro, gingivitis, halitosis, etc. normalmente se va a tener que recomendar una buena exploración para ver si hay algún problema más ( caries, dientes de leche que no se han caído, mal posicionamiento de los dientes, crecimientos neoplásicos, etc.) que pueden ser parte del problema y que nunca debemos olvidar revisarlos pues el tratamiento de la boca puede requerir limpieza, extracción dentaria, extirpación de masas, empastes, etc.

En relación al sarro, que es de lo que hoy hablamos más concretamente, cuando se presenta en el perro, la única solución es realizar una limpieza de boca para su completa eliminación y, a partir de ese momento, realizar un tratamiento preventivo con el cepillado en casa y el uso de productos que ayuden a mantener sana la boca controlando el depóstito de placa bacteriana y de sarro.

Cuanto antes se tomen estas medidas menos dañada estarán las estructuras ( diente y aparato de sujeción) y así evitaremos la pérdida de la pieza afectada. Hay veces en las que los dientes simplemente se caen al realizar una limpieza de boca ya que sólo están unidos a otro dientes por la placa de sarro, que actúa como una especie de cemento.

Para realizar una buena limpieza bucal es preciso anestesiar al perro afectado para poder actuar con seguridad tanto para el paciente como para el personal que la realiza. Es un acto sencillo, aunque en ocasiones hay que realizar extracciones dentarias u otras actuaciones una vez que el sarro permite ver correctamente el estado de la boca. Una vez limpia la boca, nuestro perro estará en casa en pocas horas y completamente recuperado.

Dedicaremos otros artículos para hablar de otros tratamientos de la boca ( extracciones, radiografías para ver el alcance de ciertas lesiones, empastes, ortodoncias y endodoncias, etc.).

Una vez limpia la boca de nuestro perro es FUNDAMENTAL prevenir que la boca se mantenga sana y para ello debemos limpiarla a diario. Ya hace tiempo tenemos a disposición dentríficos específicamente formulados para su uso en perros y debemos utilizarlos a diario con la ayuda de cepillos de dientes que estén adaptados para su uso en perros. Hay cepillos como los que usamos nosotros. También existen cabezas de cepillos que se ajustan a nuestro dedo e, incluso, hay cepillos que actúan sobre las dos caras de los dientes a la vez.

Junto al cepillado de los dientes podemos utilizar los premios que hay preparados para controlar el depósito de sarro en los dientes limpios y que actúan de forma mecánica ( por su estructura) como química ( eliminando sustancias que ayudan a la higiene oral).

La inmensa mayoría de perros de razas pequeñas y miniatura tienen problemas con el sarro y la placa bacteriana que derivan en una grave afección, la parodontitis, que en su fase más avanzada es irreversible y da lugar a la pérdida de la pieza o piezas afectadas.

Como siempre decimos, y no nos cansaremos de ello, más vale prevenir que curar y, en este caso, es muy evidente pues si no hay una buena prevención desde edades tempranas, casi con toda seguridad habrá afectación de la boca con pérdida de dientes, mal olor y , lo que es más importante para la salud de nuestros perros, habrá dolor y riesgo de enfermedades en otros órganos ( aparato respiratorio, riñones, etc.) debido a la infección crónica en la boca de nuestro perro.

Aprovechamos para recordaros que en la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) ponemos a vuestra disposición nuestro Servicio de Urgencias 24 horas, así como el teléfono de consulta que aparece en nuestra página (www.tuveterinario.info), también operativo las 24 horas para que podáis solucionar todas las dudas que os surjan sobre este o cualquier otro tema relacionado con la salud y cuidados de vuestros animales.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada)

www.tuveterinario.info

Otros temas que también te puede interesar..


El baño del Yorkshire Terrier5Cómo limpiar correctamente los oídos del perro

Para mantener a nuestro perro sano y saludable, debemos mantener la limpieza e higiene de los oídos, con una frecuencia semanal coincidiendo con los baños periódicos de nuestro perro,

El oído del perro es el órgano responsable de su extraordinaria capacidad auditiva, pero también de su equilibrio, por ello debemos realizar la limpieza de forma correcta para no dañarlo.

Recurrimos a los consejos de D. Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada), que de una forma muy didáctica, nos explica correctamente cómo limpiar el oído del perro, así como las consecuencias de hacerlo de forma inadecuada.

Manuel Olivares Martín, veterinario de la Clínica Veterinaria OLIVARES (Granada) y de www.tuveterinario.info

Revisión antes de la limpieza del oído del perro

El aseo de los oídos del perro es un momento idóneo para revisar si existe alguna dolencia o infección en esta zona. La entrada del conducto auditivo debe presentar un color rosado pálido: es síntoma de buena salud. Un oído sano, además, no huele mal.

La presencia anómala de cera en esta zona del pabellón, por el contrario, puede estar avisando de que existe una dolencia. Un hedor desagradable e intenso procedente de la zona del oído del perro es un posible aviso de que existe una infección (otitis) . La inflamación auditiva suele ocasionar picor y molestia: el perro se rasca con insistencia y sacude sus orejas de un modo anormal.

Una pronta visita al veterinario es lo recomendable en este caso. Una vez descartadas posibles patologías, se puede proceder a la normal higiene de los oídos del perro.

La limpieza de los oídos del perro

Limpiar la parte externa, y generalmente peluda, de la oreja no entraña especial dificultad. Suele bastar una toalla humedecida con agua templada y el champú habitual de nuestra mascota. El producto se retira después con cuidado y se seca el manto humedecido, en su totalidad, con una toalla.

La parte rosada desnuda del pabellón auditivo y las porciones interiores de este extraordinario órgano, precisan algo más de atención. Una gasa limpia es el material adecuado para este aseo: se cubre nuestro dedo con la gasa y se introduce con extrema delicadeza el dedo en el interior del oído, cuidando de no tocar el fondo. El contacto de la gasa con las paredes limpia los restos de cera que se hayan podido acumular.

Existen productos específicos para ayudarnos en la higiene auditiva del animal. «Los llamados limpiadores auricular», explica la veterinaria María López, «ayudan a que los restos de cera se disuelvan en el producto». Este tipo de limpiadores suelen venderse con un aplicador, que ayuda a impregnar todas las zonas del oído interno, también las menos accesibles. Masajear la base del la oreja del perro favorece que el limpiador se reparta por todos los rincones.

La veterinaria advierte de que algunos productos que, a priori, pueden parecer inocuos, no son aconsejables cuando se trata de limpiar el oído de un perro. Es el caso del suero fisiológico. «El suero es perjudicial para el perro puesto que queda atrapado en el interior del oído. El líquido retenido se convierte en un caldo de cultivo ideal para las bacterias y otros microorganismos causantes de infecciones», explica López.

Una vez a la semana para los perros de orejas grandes

Los conductos internos del oído de un perro conforman un intrincado laberinto de canales que se retuercen. Este enredo explica que no siempre sea fácil para su mascota airear sus conductos. La tarea de limpieza se complica aún más para un perro con orejas grandes, ya que su pabellón colgante (oreja) funciona como barrera natural para la entrada del aire.

El dueño debe ayudar a su perro a cuidar de su higiene auditiva. «La limpieza de los oídos del perro debe hacerse al menos una vez cada quince días«, explica la veterinaria María López. No obstante, en el caso de los animales de grandes orejas, que airean peor sus conductos, la frecuencia debe duplicarse, «y proceder al aseo una vez a la semana». Ref.: http://www.consumer.es/

El oído de los perros

El campo de audibilidad de los perros es aproximadamente de 40 Hz a 60.000 Hz. Detectan sonidos tan graves como 16-20 Hz  (en comparación con 20-70 Hz en los humanos) y también por encima de 45 kHz (en comparación con 13-20 kHz en los humanos), y además tienen un grado de movilidad de las orejas que les permite determinar rápidamente el origen exacto de un sonido. Dieciocho o más músculos pueden inclinar, rotar, levantar o bajar las orejas de un perro. Además, puede localizar el origen de un sonido mucho más rápido que un humano y detectar sonidos a una distancia hasta cuatro veces mayor que los humanos. Los perros con una forma de la oreja más natural, como las orejas de cánidos salvajes como el zorro, suelen oír mejor que los perros con las orejas más flexibles típicas de muchas razas domésticas.

 

 

Otros temas que también te puede interesar..


ENFERMEDADES DENTALES DE LOS PERROS

Enfermedad periodontal

La periodontitis es la causa más habitual de enfermedad dental en los perros; afecta a muchos de ellos a partir de los 2 años de edad. Se puede prevenir con un cuidado rutinario de los dientes. El mal aliento indica que el perro puede tener este problema. A menudo los propietarios no reconocen la periodontitis. Se puede tratar, pero si no se hace, puede provocar la pérdida de dientes e infecciones más graves que afecten al hígado, el riñón o el corazón.

Causas

La mayoría de perros de más de 2 años sufren algún grado de periodontitis. Normalmente en la boca hay bacterias, pero cuando su población crece demasiado deprisa pueden generar placa dentaria sobre los dientes. Si se produce la formación de placa dentaria y esta no se elimina, el perro puede sufrir una gingivitis (inflamación de las encías). En esta fase el tratamiento puede ser totalmente curativo. Sin embargo, si no se da ningún tratamiento, la enfermedad progresa a periodontitis con una inflamación más grave de las encías, sarro sobre los dientes y pérdida de hueso y estructuras de sostén alrededor de los dientes. Este proceso se puede controlar, pero no se puede invertir por completo. La periodontitis puede provocar pérdida de dientes y puede conducir a la extensión de una infección grave a hígado, corazón o pulmones.

Síntomas

A menudo el mal aliento (halitosis) es el primer signo de que un perro tiene una enfermedad dental. La halitosis es tan habitual en los perros que a menudo a los dueños no les molesta.

En la fase inicial (gingivitis) hay signos de inflamación de las encías alrededor de los dientes afectados. Esto progresa a periodontitis, con una inflamación mayor de las encías, que aparecen de color rojo, hinchadas y dolorosas. Se forma sarro sobre los dientes, que quedan sueltos y que pueden acabar cayendo si no se aplica tratamiento. Los perros pueden tener dificultades para comer.

El resultado de una enfermedad periodontal sin tratar pueden ser abscesos periodontales y bacteriemia (bacterias en la sangre), que pueden provocar la difusión de la infección hacia el corazón, el hígado o los riñones, y después desembocar en una enfermedad grave.

Diagnosis

Los veterinarios tiene la formación necesaria para hacer exámenes dentales que les permitan determinar si un perro presenta enfermedad periodontal. Para determinar la magnitud de la enfermedad, suele ser necesario examinar la boca bajo anestesia general y tomar radiografías dentales. A veces se puede hacer a la vez que se empieza del tratamiento.

Si su perro tiene mal aliento o sospecha Ud. que puede tener una enfermedad dental, pida cita al veterinario para una revisión dental.

Tratamiento

Una vez diagnosticada la enfermedad, el tratamiento deberá empezar cuanto antes. La gingivitis, la fase inicial de la enfermedad, se puede revertir por completo con tratamiento. Una vez alcanzada la fase de periodontitis, los cambios no se pueden revertir por completo pero se pueden controlar para evitar su progresión.

El elemento fundamental para el tratamiento es la eliminación mecánica de la placa y el sarro de los dientes afectados. En casos más graves puede ser necesaria la intervención quirúrgica y si la enfermedad está avanzada quizá haya que extraer algún diente. Para hacer este tipo de intervenciones es necesario que el perro esté anestesiado.

Los antibióticos pueden tener un papel importante en el tratamiento de las enfermedades dentales, administrados conjuntamente a la realización del tratamiento médico o quirúrgico. Se utilizan en casos de periodontitis grave, cuando existe el riesgo de infección ósea o de difusión de la infección al resto del organismo.

Prevención

La mejor estrategia es la prevención. Un programa preventivo de salud oral consiste en una dieta adecuada, cepillado regular de los dientes en casa y una limpieza periódica de los dientes por parte del veterinario. La administración de pienso duro y seco en lugar de alimento blando y húmedo ayuda a prevenir la enfermedad. Las limpiezas de boca regulares para eliminar la placa bacteriana y el sarro evitan que la gingivitis progrese a periodontitis. Es también muy importante empezar con el cepillado de dientes cuando el perro es muy joven, para que se acostumbre.

Fuente de informacion:

https://www.zoetis.es/

Otros temas que también te puede interesar..


Tags: , ,

Castración preescrotal canino macho

La castración en los machos caninos puede tener un objetivo de control poblacional o como una medida terapéutica, en el caso de afecciones testiculares neoplásicas o también como medida complementaria en tratamientos de conducta.

 http://www.diagnosticoveterinario.com/

Adrian Romairone Duarte

Técnica de castración preescrotal

Esta técnica, tiene como objetivo, preservar la bolsa testicular (escroto) y la extracción por un único acceso quirúrgico de ambos testículos.

El video detalla desde los inicios de la cirugía, hasta el resultado final. Se mezclan imágenes de dos cirugías distintas, aprovechando de cada una los mejores planos, los más explicativos.

En un primer momento, se prepara el campo quirúrgico en forma rutinaria, y en este caso se fijan los paños con sutura de nylon con el fin de adaptarlos a la cirugía.

Se realiza una incisión con bisturí unos centímetros por delante de la bolsa escrotal, teniendo la precaución de interesar solo piel con una suave presión.

Se continúa disecando los planos más profundos con tijera, hasta que se visualizan las bolsas testiculares.

Con una presión suave, se dirigen ambos testículos hacia la incisión, con el fin de proceder a su extracción. Con este objetivo, se realiza una pequeña incisión con el bisturí sobre la superficie de las bolsas y de esta forma protruye el primer testículo.

Realizada esta  maniobra de exteriorización, se procede a la identificación de las estructuras, pinzando el conducto deferente junto con el paquete vascular y ligando a continuación. Una vez realizada la primera lazada y su nudo correspondiente, se corta entre las dos pinzas y se realiza un nuevo nudo con los cabos aún sin cortar, atrapando parte del tejido en la segunda lazada y ajustando bien el nudo (ver imagen). De esta forma se consigue afianzar el nudo sin realizar transfixión, que en este caso podría conducir a un pinchazo accidental de los vasos y el sangrado consecuente (sin grandes problemas, pero bastante molesto si ocurre).

El paso siguiente, una vez comprobado que el extremo distal (el que “se queda”) no sangra, se lo deposita suavemente en el sitio y se realiza el desgarro (no corte) de las túnicas con las ramas de la tijera en V. Se “raspa” repetidas veces haciendo una pequeña presión (ver imagen) y las túnicas se desgarran con un sangrado inexistente o muy pequeño que no es necesario coaptar. De esta forma se evita la ligadura de una porción muy grande de tejido y que posee una gran tendencia a inflamarse y complicar esta sencilla cirugía.

Comprobado el sangrado, se procede a la sutura minuciosa y delicada del subcutáneo (para evitar inflamación) y se cierra la piel en forma rutinaria.

El cierre de la piel, obedece más a la costumbre y método preferido por el cirujano, más que a una regla general.

En este video, hemos editado tres formas distintas: con puntos en U, puntos simples y ambos combinados con grapas.

Todas las suturas son igual de efectivas, siempre que se observen las normas básicas de sutura de piel y sobre todo que nuestro paciente colabore y nuestro cliente entienda lo importante que es el cuidado pos-operatorio de la herida quirúrgica.

Fuente de información:

 http://www.diagnosticoveterinario.com/

Adrian Romairone Duarte

Otros temas que también te puede interesar..


Tags: , ,

Piometra en la perra

La piometra canina es una de las afecciones uterinas mejor conocidas por el cirujano veterinario debido a su frecuencia de aparición en la clínica diaria.

El procedimiento quirúrgico requiere estar familiarizado con la cirugía de tejidos blandos y vísceras huecas, así como con la anatomía de la zona.

https://www.youtube.com/user/diagnosticoveterinar

Ginecología veterinaria 

Fuente: http://www.diagnosticoveterinario.com/

La piometra canina es una de las afecciones uterinas mejor conocidas por el cirujano veterinario debido a su frecuencia de aparición en la clínica diaria.

El procedimiento quirúrgico requiere estar familiarizado con la cirugía de tejidos blandos y vísceras huecas, así como con la anatomía de la zona.

piometra-campo-quirurgico-490

Es un proceso estacional en la mayoría de los casos, que aparece en la fase de diestro y suele tener una secuencia de signos bastante características, y dentro de ellos, la pérdida a través de la vulva, suele ser el de mayor frecuencia.

El diagnóstico puede complicarse cuando esta secreción no aparece y el estado de la colecta uterina de pus no es muy evidente.

piometra-4-490

La anamnesis, la exploración clínica y sobre todo la ecografía nos otorgan los párametros justos para indicar la cirugía.

El tratamiento es siempre quirúrgico, excepto en aquellos casos de endometritis incipiente en perras de un gran valor reproductivo, donde se puede intentar evitar la ovariohisterectomia con un lavado quirúrgico del útero, instalación de un drenaje transcervical (Bojrab) y un tratamiento antibiótico.

piometra-1-490

La experiencia nos dice que la mejor solución siempre es la extracción completa de ovarios y útero, aunque también es cierto, que la técnica conservadora (drenaje quirúrgico) no se recomienda en perras con estado de toxemia y tampoco se utiliza con frecuencia, y quizá de su aplicación al diagnóstico precoz se podrían obtener buenos resultados.

Esta expresión de deseo no es más que una invitación a modificar, siempre que se pueda,  los criterios tradicionalmente aceptados de ovariohisterectomia como terapeutica única.

La fisiopatología de este proceso involucra a un momento hormonal que se caracteriza por niveles de progesterona altos y sostenidos en el tiempo, sumado a la particulares características del útero canino y por supuesto a una infección bacteriana.

Luego, si bloqueando la hormona y diagnosticando a tiempo la infección podemos lograr su tratamiento eficaz; ¿porque no hacerlo?. Ahí queda el interrogante. Esperamos opiniones a favor y en contra.

Fisiología del ciclo estral en la perra

Las perras alcanzan la pubertad entre los 6 y 12 meses, momento en que presentan su primer periodo de celo. Este se repite a partir de entonces con intervalos que oscilan entre 4 y 12 meses, siendo la media cada 6 meses.

El ciclo completo se divide en 4 fases que reciben los nombres de anestro, proestro, estro y diestro también llamado metaestro.

  • Anestro. Es el período más largo, dura alrededor de 4 meses y no existe actividad sexual.
  • Proestro. Esta fase es la previa al celo y dura entre 7 y 10 días. Existe secreción sanguinolenta por la vagina. La perra no acepta al macho.
  • Estro. Es el periodo de celo. La hembra es fértil, atrae al macho y lo acepta. La vulva se vuelve turgente. Durante esta fase se produce la ovulación. El momento más propicio para que quede preñada es el día 12 desde el comienzo del sangrado.
  • Diestro. Dura unos 60 días. La hembra rechaza al macho de nuevo, la vulva disminuye de tamaño y a veces expulsa a través de la vagina un flujo mucoso. Los cambios se originan por un predominio en la secreción de la hormona progesterona. Durante esta fase el animal es susceptible de presentar piometra.

Causas de la Piometra

La piometra es la consecuencia de los cambios que sufre el útero en el metaestro (periodo posterior al celo). Puede ocurrir a cualquier edad una vez alcanzada la fertilidad, aunque es más común a medida que el animal se hace mayor. El momento de riesgo máximo para su aparición es entre la 6a y 8a semana después del inicio del celo. Normalmente durante esta fase el cuello del útero que ha permanecido abierto durante el celo comienza a cerrarse y el endometrio vuelve a su estado habitual.

Sin embargo puede ocurrir una hiperplasia endometrial quística como una inadecuada respuesta a la secreción de la hormona progesterona que tiene lugar en este periodo, lo que significa que la zona más interna de la pared del órgano aumenta excesivamente de grosor y se forman quistes. En esta situación, las bacterias que han emigrado al útero procedentes de la vagina, encuentran unas condiciones favorables para su crecimiento. Además la progesterona disminuye la contractibilidad del útero y aumenta la secreción de moco lo que facilita el cierre del cérvix y dificulta el drenaje del órgano.

El cierre del cérvix en un factor importante en la gravedad de la enfermedad. Si este permanece abierto las secreciones producidas por la infección pueden ser expulsadas, lo que facilita la curación . Esto se llama piometra abierta. Por el contrario si el cuello del útero permanece totalmente cerrado, el pus y las secreciones no pueden ser expulsadas a través de la vulva por lo que se acumulan y el útero se distiende. Es lo que se conoce como piometra cerrada. En estas circunstancias no es raro que el útero puede llegar a romperse y la infección se disemine dentro de la cavidad peritoneal produciendo una peritonitis que puede ser mortal.

Síntomas de la Piometra

Suelen aparecer varias semanas después de la época de estro (celo). En las perras, los signos y síntomas más frecuentes son :

  • Descarga vaginal que puede ser sanguinolenta o purulenta (con pus) y está presente en el 85% de los casos.
  • Letargia en el 62%.
  • Inapetencia en el 42%,
  • Poliuria y polidipsia (sed excesiva) en el 28%.
  • Menos usual es la presencia de diarrea, nicturia (micción nocturna) y agrandamiento abdominal.

Si la enfermedad sigue evolucionando, el animal puede llegar ha estado de shock circulatorio, como consecuencia de septicemia (presencia de bacterias en la sangre), toxemia (toxinas en la sangre), insuficiencia renal y peritonitis.

Tratamiento de la Piometra

El tratamiento de elección es quirúrgico. Se realiza una intervención que consiste en la extirpación de los ovarios y el útero. Previamente puede ser necesario administrar tratamiento antibiótico y la infusión de suero para mejorar la situación del animal y combatir la deshidratación.

En un número reducido de casos se puede realizar tratamiento con antibióticos y prostaglandinas (sustancia que aumenta la contracción uterina), lo cual permite evitar la cirugía y mantener la capacidad reproductiva; pero esta opción solo es aplicable en casos seleccionados en que la situación general es buena y cuándo sea piometra abierta.

Piometra, una enfermedad peligrosa

La infección del útero de la perra o piómetra es una enfermedad infecciosa, que se caracteriza por la presencia de pus en el útero. Esta patología tiene su origen en trastornos hormonales que provocan que el útero de la hembra canina sea menos resistente a las infecciones.

Las bacterias penetran en el útero cuando el cuello se abre durante el celo de la perra y es entonces cuando se produce la infección. Si el cuello del útero se cierra después de la infección canina, se acumula un gran volumen de pus que provoca la piómetra (bolsa de pus).

Pero, ¿es frecuente la infección de útero en perras? Una clínica veterinaria con 5.000 clientes puede atender al mes entre dos y tres piómetras. Según Imanol Sagarzazu, veterinario, «desde que ha aumentado del número de perras esterilizadas, el número de infecciones de útero ha disminuido de manera proporcional».

Las infecciones de útero en perras -y en gatas- se producen de manera más habitual en las hembras de edad avanzada y están provocadas por alteraciones hormonales. Según Ana Cameno, veterinaria, «los tratamientos inhibidores del celo de la perra pueden provocar un desajuste hormonal que puede resultar un factor de riesgo que le desencadene infecciones de útero».

Infección uterina de la perra, señales

Los síntomas de la infección uterina de la perra aparecen entre las tres y las seis semanas posteriores al celo. Cada perra presenta síntomas distintos, pero es frecuente que la hembra se muestre decaída, tenga secreción de pus por la vagina, beba gran cantidad de agua y orine de manera muy habitual. También es frecuente la deshidratación, pérdida de apetito, fiebre y vómitos.

La piómetra es una infección grave, que puede afectar a otros órganos de la hembra y provocar problemas renales, alteraciones hepáticas, peritonitis (inflamación de la membrana que recubre la cavidad abdominal), debido a las toxinas que se liberan a la sangre por la infección uterina.

Infección de útero en la perra, ¿cómo reconocerla?

Frente a síntomas como la secreción de líquido vaginal purulento o el aumento de la sed y pérdida de apetito en la perra, es recomendable acudir al veterinario sin dilación. La piométra es una patología del aparato reproductor de la hembra cuya curación depende en gran medida de lo pronto que se diagnostique y trate.

Los veterinarios que tienen una paciente con infección uterina llevan a cabo pruebas para diagnosticar y realizar una valoración del estado general del animal. Para ello se suelen hacer: análisis de sangre de la hembra de can, para conocer el número de glóbulos rojos en la sangre de la perra enferma y el estado en que se encuentran sus riñones. Asimismo, se llevan a cabo radiografías del abdomen y ecografías del aparato genital.

Pus en el útero en la perra, prevención

La manera más eficaz de prevenir piómetras en la hembra canina es a través de la esterilización u ovariohisterectomía (extirpación de ovarios y útero). Si además esta cirugía se practica a una edad temprana, antes del segundo celo, también se previenen tumores mamarios en la perra.

Los medicamentos o tratamientos que ayudan a prevenir las infecciones de útero en las hembras son inexistentes. En cuanto a los tratamientos hormonales que evitan el celo en las perras resulta ser un factor de riesgo para la aparición de las infecciones uterinas.

La intervención quirúrgica de la hembra para extirpar los ovarios y el útero, así como el diagnóstico y tratamiento tempranos son la mejor forma de luchar contra esta enfermedad que puede poner en riesgo la vida del animal.

Infección de útero en perras: tratamiento

La infección de útero en la perra se previene con la esterilización

La práctica totalidad de los casos de piométra o infección uterina de la perra precisan de una intervención quirúrgica llamada ovariohisterectomía, que consiste en la extirpación de los ovarios y el útero canino. Hay casos en los que antes de la cirugía es necesario tratar a la perra con antibióticos para reducir la infección.

Según Cameno, «antes de operar a la perra hay que estabilizar su situación en caso de que el funcionamiento renal esté alterado y la sangre intoxicada por la infección, pero la intervención quirúrgica no puede tardar, porque la perra puede morir si no se actúa con rapidez».

La operación quirúrgica para limpiar la infección uterina de la perra puede resultar exitosa, pero hay casos en los que la perra muere horas después de la operación, advierte la veterinaria. Por ello, es fundamental tratar a la hembra cuando la enfermedad no se encuentra en un estado muy avanzado.

La utilización de tratamiento médico (sin cirugía) es posible solo en ocasiones muy especiales y concretas, y ha de ser valorado con mucha precaución por el veterinario.

Infecciones uterinas de la perra: dos claves

  • La piómetra puede ser de dos tipos: abierta o cerrada. En el primer caso es menos grave porque la secreción purulenta se expulsa a través de la vagina y no se acumula en el interior, con el consiguiente riesgo de provocar una infección más grave.En el segundo caso, el pus queda atrapado en el interior del útero y forma una gran bolsa, que puede infectar la sangre de la perra y provocar alteraciones renales y hepáticas.
  • Una bolsa de pus uterina en la perra puede alcanzar el tamaño de un melón en una hembra de tamaño mediano o grande, como el bóxer.

 

Saber más sobre la Piometra Canina

Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires


Tratamiento médico de la piómetra canina:

Una nueva opción para un viejo problema

http://www.cvpba.org/assets/pdf/pdf_pequenos/tratamiento_piometra_canina.pdf

Corrada, Y* Gobello, C* *

Docentes. Instituto de Teriogenología.

Cátedra de Reproducción Animal,

Área de Pequeños Animales.

Facultad de Ciencias Veterinarias.

UNLP. Calle 60 y 118. La Plata (1900).

Tel. 221-44236663/4 – 221-4249621.

cgobello@fcv.medvet.

unlp.edu.ar

Introducción

El complejo hiperplasia endometrial quística – piómetra, es una enfermedad hormonal progesterona dependiente del útero de la perra que cursa con una complicación infecciosa.

Durante la fase lútea del ciclo estral, la progesterona alcanza altos niveles sanguíneos, siendo la principal responsable de esta entidad patológica.

Esta afección compromete no sólo el potencial reproductivo de la perra, sino que puede también conducirla a la muerte.

Este complejo presenta una elevada prevalencia y se observa frecuentemente en hembras de edad media y viejas, o bien en hembras jóvenes que han recibido tratamientos hormonales.

La piómetra ha sido tradicionalmente tratada quirúrgicamente (ovariohisterectomía), con la resultante terminación de la vida reproductiva de la hembra.

Los primeros intentos de resolución médica incluyeron la aplicación prostaglandina (PG) F2a natural de síntesis y mas tarde la de las formas sintéticas de PG, debido a los mayores efectos luteolíticos y uterotónicos de estas últimas.

Los resultados son alentadores, aunque este tratamiento presenta importantes efectos colaterales en el momento de la aplicación y ciertas limitaciones para su uso en casos de piómetras a cuello cerrado.

Sin embargo, el reciente advenimiento de drogas específicas para bloquear la progesterona en el tracto genital de la perra (antiprogestágenos) crea un panorama por demás alentador en el manejo médico de esta entidad.

El objetivo de la presente revisión es describir los aspectos mas relevantes del complejo hiperplasia endometrial quística (HEQ) – piómetra haciendo especial hincapié en las posibilidades de tratamiento médico del mismo.

 

Clasificación de la piómetra

1» De acuerdo a los signos clínicos locales pueden distinguirse 2 tipos de piómetras:

  • Piómetra a cuello cerrado: debido a que el cuello del útero permanece cerrado, no se observa descarga vulvar. Comúnmente se acompaña de distensión abdominal. La palpación es dificultosa y evidencia una masa pastosa ocupando gran parte del abdomen. Los signos generales asociados son generalmente graves.
  • Piómetra a cuello abierto: debido a la permeabilidad del cuello uterino se observa descarga vulvar, la cual puede variar en su aspecto macroscópico (sanguino/purulento o purulento) y cantidad (abundante o escasa, dependiendo generalmente del grado de apertura cervical). Dicha descarga puede a su vez ser continua o intermitente. Los signos generales asociados, frecuentemente, son menos alarmantes que en la piómetra a cuello cerrado. La progesterona sérica parece ser la responsable de la apertura o no de la cervix

2» De acuerdo a su evolución se la puede clasificar en:

  • Aguda: la forma aguda es de rara presentación en la perra. Se asocia con septicemia, hipertermia y evoluciona hacia la muerte en pocos días. Generalmente se produce inmediatamente post estro.
  • Subaguda o crónica: la forma subaguda o crónica es la más frecuente. Puede producirse en cualquier momento del diestro. Generalmente se instala una insuficiencia renal aguda, siendo esta última la complicación mas grave, y la que origina normalmente la muerte del animal.

Fisiopatología

  • Hormonas sexuales: La enfermendad proviene de la interacción bacteriana con un endometrio anormal que ha sufrido cambios patológicos derivados de una exagerada respuesta a la estimulación de la progesterona ovárica. La progesterona durante el período de diestro del ciclo estral (9-12 semanas post-ovulación) se eleva a más de 40 ng/ml. La misma promueve o sostiene el crecimiento endometrial y secreción glandular, en tanto que suprime la actividad miometrial. De este modo se favorece la acumulación de las secreciones glandulares.

Estas secreciones aportan un excelente ambiente para el crecimiento bacteriano, el cual a su vez se ve realzado por la inhibición de la respuesta leucocitaria a la infección que adquiere el útero bajo la acción de la progesterona. Los estrógenos aumentan los efectos de la progesterona sobre el útero. Debido a esto la administración de estrógenos exógenos (por ejemplo en casos de preñez no deseada) durante el estro o muy especialmente en diestro aumentan marcadamente el riesgo de padecer piómetra.

  •  Hiperplasia endometrial quística: la hiperplasia endometrial inducida por la progesterona usualmente precede la presentación de la piómetra. Esta hiperplasia se transforma en quística, resultando en un proceso patológico denominado HEQ. En ocasiones, esta HEQ ocasiona la acumulación de un líquido viscoso en el lumen uterino (hidrómetra o mucómetra), creando un ambiente propicio para la contaminación bacteriana y el acúmulo de pus en la luz uterina (piómetra).
  •  Bacterias: Debido a la dilatación cervical que ocurre durante el proestro y estro, la flora vaginal normal es la fuente lógica de contaminación uterina. Sin embargo, la instalación de esta contaminación en un endometrio sin cambios hiperplásicos es improbable.
  • El agente infeccioso involucrado en más del 70% de los casos es la enterobacteria Esterichia coli, de la cual algunos de sus serotipos tienen particular afinidad por el útero bajo la acción de la progesterona. En menos del 15% de los casos se hallan involucrados estafilococos y estreptococos.
  • Resumiendo: la aparición de piómetra es producto de la hiperprogesteronemia fisiológica particularmente prolongada y elevada de esta especie. Dichos niveles altos de progesterona hacen que se desarrollen cambios hiperplásicos en el endometrio que favorecen la contaminación bacteriana secundaria. La administración exógena de estrógenos o bien de progestágenos pueden precipitar su aparición aún en animales jóvenes.

Diagnóstico

  • Reseña y anamnesis: hembras en diestro, generalmente de edad media o avanzada. Antecedentes de administración de estrógenos (por preñez no deseada) o progestágenos (para supresión del celo).
  • Signos clínicos: abatimiento, anorexia, abdomen dilatado, síndrome poliuria-polidipsia (PP), descarga vulvar. Generalmente el diagnóstico clínico es suficiente para contar con un fuerte presuntivo de piómetra. El resto de exámenes complementarios permiten arribar al diagnóstico definitivo.

Exámenes complementarios

  • Radiografía: permite evidenciar una masa homogénena, radiopaca, con circunvoluciones visibles en la parte declive del abdomen, que en ocasiones desplaza al recto y la vejiga. La ausencia de estas imágenes no permiten descartar la presencia de piómetra.
  • Ecografía: constituye el examen complementario de elección. En la piómetra la acumulación de líquido en el seno del útero se traduce por la obtención de una imagen anecogénica, generalmente circular en un corte transversal del órgano. En ocasiones, debido a las circunvoluciones formadas se pueden visualizar múltiples imágenes circulares anecogénicas.
  • Hematología: el recuento leucocitario aumentado permite recuentemente confirmar la presencia de un proceso infeccioso.
  •  Diagnósticos diferenciales: los diagnósticos diferenciales se hacen considerando cada uno de los signos principales:
  • PP: diabetes (modificaciones bioquímicas, medición de glucosa en orina). A veces puede coexistir la diabetes con la piómetra. Insuficiencia renal (urea, creatinina). La insuficiencia renal generalmente se asocia a la piómetra. Insuficiencia hepática (modificaciones bioquímicas). Cushing (pruebas de supresión para cortisol y signos asociados).
  • Descargas vulvares: tumores vaginales, vaginitis, otras afecciones urinarias.
  • Distensión abdominal: ascitis, obesidad, ruptura vesical, tumor abdominal, gestación. También se debe diferenciar de otras entidades del diestro como la pseudopreñez con la que puede coexistir.

Pronóstico

El pronóstico de esta afección es especialmente grave si existe afección renal asociada, por lo cual es esencial evaluar la urea y la creatinina.

El pronóstico también depende del momento en que se instaura el tratamiento, siendo mas favorable en los casos de diagnóstico y tratamiento temprano de la entidad.

 

Tratamiento

El tratamiento tradicional de este complejo es el quirúrgico (ovariohisterectomía). Este procedimiento señala desde ya, el final de la vida reproductiva de la hembra, situación especialmente frustrante cuando se trata de una perra reproductora. Los avances científicos en el entendimiento de la fisiopatología de la piómetra canina permitirán, en muchas ocasiones, el manejo médico de la misma brindando la posibilidad de evitar la cirugía. Los protocolos terapéuticos citados en la bibliografía para realizar el tratamiento médico de las piómetras incluyen las PG. Antes de iniciar este tipo de tratamiento el clínico debe considerar la edad de la hembra, deseo del propietario respecto al potencial reproductivo del animal, gravedad de la condición al momento del examen y presencia o ausencia de alguna otra enfermedad concurrente. La respuesta clínica no se observa,

generalmente, hasta luego de 48 hs de iniciada la terapia, por lo cual estos agentes no son los ideales para utilizar en animales que presentan cuadros serios, a menos que el propietario rechace la cirugía. Las PG tienen varios efectos fisiológicos sobre el organismo como son la contracción del miometrio y la relajación del cuello del útero. Estos efectos se traducen en la expulsión del exudado del útero. Asimismo, la PG producen lisis del cuerpo lúteo e inhibición transitoria de la esteroidogénesis luteal en la segunda mitad de la fase lútea del ciclo estral canino. La acción de las PG depende en parte de la dosis, vía, frecuencia de administración y momento del ciclo estral en que es aplicada. En todos los casos debe realizarse una antibióticoterapia de amplio espectro durante todo el tiempo que dure el tratamiento médico así como también controlarse y manejar la posible deshidratación del animal. La PG F2a natural de síntesis (dinoprost) se administra en dosis ascendentes desde 0,10 a 0,30 o hasta 0,50 mg/kg subcutánea 3 a 5 veces por día hasta la mejoría total de la perra. La hembra debe ser controlada diariamente a fin de identificar y tratar, en caso de ser necesario, cualquier efecto colateral inducido por la droga. Los efectos colaterales que pueden observarse luego de la administración subcutánea de PG incluyen: inquietud, jadeo, dolor abdominal, taquicardia, fiebre, vómitos y defecación. Por lo general estos efectos son transitorios no se extienden por mas de 20 a 40 minutos del momento de la aplicación y disminuyen en intensidad con las sucesivas aplicaciones. La perra se reevalua 1 semana 10 días después de comenzado el tratamiento con PG. Si la hembra continúa con descarga vulvar sanguinolenta o purulenta, fiebre, neutrofilia o histeromegalia, generalmente se propone la resolución quirúrgica. Los indicadores positivos de una respuesta a la terapia con PG incluyen la pérdida de signos clínicos sistémicos, el desarrollo de una secreción serosa que luego se detiene por completo, la reducción del diámetro uterino palpable y el leucograma normal. También se describen en la actualidad protocolos terapéuticos con PG de síntesis como el cloprostenol. Las PG deben emplearse con cuidado en hembras con piómetra a cuello cerrado debido a la posibilidad que el exudado uterino sea expulsado hacia la cavidad peritoneal por los tubos falopianos o bien por el desgarro de la pared uterina. No obstante, este protocolo con dosis crecientes apunta a producir la apertura de la cervix antes de inducir contracciones uterinas fuertes. El uso de estrógenos para relajar el cuello antes de la terapia con PG F2a no está recomendado debido a que los estrógenos potencian la acción de la progesterona sobre el útero. La combinación de PG con drogas que disminuyen los niveles de la progesterona circulante o muy especialmente aquellas que bloquean su efecto como los agonistas dopaminérgicos y los antiprogestágenos respectivamente, parecen permitir la reducción de la dosis de PG y por ende la de sus efectos colaterales, con resultados muy alentadores incluso en caso de piómetras a cuello cerrado. Los antiprogestágenos, como la molécula sintética aglepristone, compiten con alta afinidad con la progesterona endógena por los receptores uterinos bloqueando su efecto. Por lo tanto, este grupo de drogas constituyen una herramienta muy prometedora en el manejo médico de la piómetra.

 

Conclusiones

El tratamiento quirúrgico sigue siendo la única opción terapéutica en perras viejas o cuando el animal presenta un deterioro importante de su estado general. En tanto, el tratamiento médico es de elección en: perras sin grave deterioro de su estado general ni enfermedades orgánicas (cardiopatías, diabetes mellitus, insuficiencia hepática o renal) previas y hembras reproductoras (ya que preserva su futura vida reproductiva), o cuyo propietario desea evitar la cirugía. La ausencia en el mercado veterinario de drogas específicas que bloqueen el efecto de la progesterona ocasionó resultados poco alentadores en el manejo médico de la piómetra debido a las limitaciones que presentan las PG en el caso de las piómetras a cuello cerrado y a los efectos colaterales que provocan el uso exclusivo y de altas dosis de estos fármacos. La combinación de PG y antiprogestágenos (*), vislumbra el comienzo de una nueva etapa para este viejo problema: la piómetra canina. No obstante, aún son necesarios mas estudios a fin de establecer un protocolo terapéutico óptimo.

http://cvpba.org.ar

Tratamiento médico de la piómetra canina: una nueva opción para un viejo problema. //

Lectura complementaria
» Blendinger, K; Boestedet, H; Hoffman, B; (1997) Hormonal state and effects of the use of an antiprogestagen in bitches with
pyometra. J Reprod Fertil (Suppl 51): 317-325.
» Breitkopt, M; Hoffman, B; Boestedet, H (1997) Treatment of pyometra in itches with an antiprogestin. J Reprod Fertil 1997; (Suppl
51): 327-331.
» Dumon, Ch.; Fontbonne, A. (1992). Pyométre de la chienne. En: Reproduction du chien et du chat. PMCAC. París. 187-192.
» Feldman, E.C.; Nelson, R.W. (1996) CEH- Pyometra Complex. En: Canine and Feline endocrinology and Reproduction (2da ed). WB
Saunders, Philadelphia. 605-618.
» Gobello, M.C. (1987) Complejo hiperplasia endometrial quística -Piómetra canina. Trabajo de revisión para optar por el Titulo de
Docente Universitario, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLP.
» Gobello, M.C. (1993) Metrorragia en la perra. Veterinaria Argentina . Vol.X.Nº93.
» Gobello, M.C. et al (1998) Determinaciones hormonales en caninos. Analecta Veterinaria. Vol. 18 Nº 1-2. 71-81.
» Gobello, M.C.; Castellano, M.C. (1991) Descargas vulvares en la perra: procedimientos diagnósticos. Veterinaria Argentina.Vol.VIII.
Nº76.
» Nelson,R.W.; Feldman; E.C.; Stanbenfeldt, GH. (1982) Treatment of canine and endometritis with a prostaglandin F2a ..JAVMA, Vol18,
Nº 9. 899-903.
» Taintuier, D; Treboz, D (1985) Taitement de la chienne de la metriti schronique par la cloprostenol, un analogue de la P F2a .
Practique Medicale et quirurgicale de l animal de companie.20 (3). 239-244.

 

 

References:

http://www.cvpba.org/

http://www.cvpba.org/assets/pdf/pdf_pequenos/tratamiento_piometra_canina.pdf

http://www.diagnosticoveterinario.com/

http://www.consumer.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Piometra

https://www.youtube.com/user/diagnosticoveterinar

Otros temas que también te puede interesar..


La leishmaniosis es una Enfermedad Mortal

La leishmaniosis canina está causada por un parásito microscópico del género Leishmania, que se transmite por la picadura de un pequeño insecto (el flebotomo o «mosca de la arena») a menudo llamado incorrectamente mosquito. Puede afectar a varios animales, incluyendo los seres humanos, y es potencialmente mortal para todos los perros expuestos a flebotomos.
El riesgo de leishmaniosis es el mismo para perros macho que para hembras pero algunas razas tales como el Bóxer, Cocker spaniel, Rottweiler y Pastor alemán que parecen ser más susceptibles que la media al padecimiento de la enfermedad sintomática.
Los primeros datos sobre la leishmaniosis se registraron hace más de 100 años. Actualmente, y solo en Europa, hay más de 2,5 millones de perros infectados.

La Enfermedad: síntomas y signos de alarma

Los síntomas de la leishmaniosis canina no son siempre evidentes, pero los signos de alarma habituales son la fiebre, caída del pelo (sobre todo alrededor de los ojo), pérdida de peso, úlceras en la piel y crecimiento anormal de las
uñas.
Los órganos internos también pueden quedar afectados y, en algunos casos, causa anemia, artritis y una insuficiencia renal grave.

La Enfermedad: El ciclo biológico del flebotomo

El flebotomo hembra es el único que transmite la enfermedad. Cuando pica a un portador, este insecto se infecta con el
parásito, que desarrolla un ciclo que puede durar entre 4 y 25 días.
Los perros son especialmente vulnerables a la picadura de los flebotomos en las horas del día en que son más activos, desde el atardecer hasta el amanecer.

La Enfermedad: ¿Cómo diagonosticar la leishmaniosis?

El periodo de incubación de la leishmaniosis es muy variable, lo que significa que antes de vacunar a un perro, debe someterse a algunas pruebas para confirmar que está sano.
Habla con tu veterinario, que es el único profesional cualificado para realizar las pruebas.

La Enfermedad: España es una zona endémica

Los flebotomos son habituales en el sur de Europa, donde los países y regiones de la cuenca mediterránea son áreas de riesgo elevado. La leishmaniosis es especialmente activa en casi toda España, Portugal, Italia, Grecia y el sur de Francia.
Ahora mismo, más de dos terceras partes de los perros del sur de Europa están expuestos a la infección, que tiene tendencia a expandirse hacia el norte sobre todo por el cambio climático y el número creciente de personas que viajan con sus perros.
A pesar de que la enfermedad es endémica en casi toda España, algunas áreas están más afectadas. No obstante, cualquier migración supone un riesgo de infección. Si vas a viajar con tus animales a áreas de riesgo elevado, pide información sobre esta enfermedad mortal y toma las medidas de protección apropiadas.
 mappa.jpg

La prevención: ¿Qué puedo hacer para proteger a mi perro?

Puesto que la infección se transmite a los perros por la picadura de flebotomos infectados, la mejor protección consiste teóricamente en la prevención completa del contacto con estos insectos parecidos a mosquitos durante toda la

vida del animal. Pero esto es casi imposible llevarlo a la práctica para los perros que viven en las áreas endémicas.

La reducción de los hábitats de los flebotomos, reducción del contacto físico manteniendo a los perros en el interior de casa desde el atardecer hasta el amanecer (horas de actividad de los flebotomos) y la utilización de insecticidas sobre los perros (sprays, productos tópicos, collares repelentes, etc.) eran las únicas medidas de protección existentes hasta ahora.

Ahora disponemos de un nuevo nivel de protección para los perros. Durante 20 años, los científicos han estado trabajando con tecnologías de vanguardia para proteger a los perros frente a este parásito mortal. Ahora, y por primera vez, hay una vacuna contra la leishmaniosis canina disponible en Europa.
Pregunta a tu veterinario sobre la vacunación contra la leishmaniosis canina.
Tu veterinario es la persona ideal para consultar los mejores métodos de protección contra la leishmaniosis canina para tu perro. Tu veterinario es el único que conoce los detalles acerca de tu perro para recomendarte el mejor sistema protección adaptado contra la leishmaniosis canina.

Preguntas y Respuestas

¿Está en peligro mi perro?
Los flebotomos pueden encontrarse en muchos hábitats del sur de Europa. En las regiones que bordean la cuenca mediterránea (España, Italia, Grecia, Portugal, sur de Francia, etc.), existe un riesgo especialmente elevado para los perros.
¿Qué puedo hacer por mi perro?
Hasta ahora, los métodos de prevención contra la leishmaniosis canina se habían limitado a la reducción del hábitat de estos insectos, del contacto con el perro mediante el uso de insecticidas o repelentes. A pesar de la disponibilidad de estas medidas, la leishmaniosis canina no se ha erradicado en Europa.
¿Pueden vacunarse todos los perros?
Pueden vacunarse todos los perros de más de seis meses que no tengan enfermedades infecciosas, incluyendo la propia leishmaniosis, que deberá descartarse mediante un test previo.
¿Cómo puedo obtener más información sobre la vacuna?
¡Pregunta hoy mismo a tu veterinario acerca de la vacuna para tu perro!
¿Por qué es importante la revacunación?
Como en casi todas las vacunas, el sistema inmune necesita recordatorios regulares. El programa completo de vacunación, incluyendo una revacunación anual, asegura que tu perro mantendrá las defensas internas contra esta enfermedad de forma prolongada.
¿Qué ocurre si me retraso en una dosis o me la salto?
Es muy importante respetar las fechas de revacunación que te indique tu veterinario, tanto la primera vez como en los refuerzos anuales. Según los días de retraso, podría ocurrir que tuvieras que reiniciar todo el protocolo desde el principio.
¿Cuándo es mejor empezar la vacunación?
No hay una época concreta para la vacunación de su perro contra la leishmaniosis canina. Si vives en una zona endémica, lo mejor es vacunar a tu perro lo antes posible. Si vives en una zona libre de leishmaniosis pero tienes previsto viajar con tu perro a un área de riesgo, informa a tu veterinario inmediatamente para poder empezar la vacunación lo antes posible.

¿Tengo que vacunar a mi perro contra la leishmania ?

Hace ya unos meses que vamos hablando de este tema , vacuna leishmania y últimas noticias , y esta semana por fín ha sido la presentación oficial de la vacuna de la leishmania , caniLeish , por parte de los laboratorios Virbac.

www.vidavet.esPresentación de las vacunas Canileish

Fuente: (http://www.vidavet.es/)

Cuando empecé a elaborar este post ví que me iba a resultar un poco complicado poder explicar de manera objetiva la vacuna y he ido recogiendo información de muchos sitios intentando que las fuentes fueran lo más originales posibles y que pudieran explicar en que consiste esta vacuna.

También me dí cuenta que muchos de mis veterinarios y colaboradores necesitaban una información mayor para podérsela dar a los propietarios y tener todos un guión parecido para poderla explicar , así que vereis que este post es mucho más técnico de lo normal y que en muchas ocasiones es excesivo pero va dirigido también a profesionales , que espero que también les guste.

A veces podemos ser un poco dispares en nuestra interpretación de la información por eso es bueno que cualquier persona que le interese saber más también tenga acceso a esta información.

Os recomiendo ver los tres videos , ya se que alguno es muy largo y tedioso , y sobretodo el final del tercero ya que es allí donde respondemos a la pregunta del millón ¿tengo que vacunar a mi perro de leishmania? , espero vuestros comentarios.

En este primer video tenemos la presentación de la vacuna y la opinión de dos veterinarios destacados de nuestro país acerca de la enfermedad y la vacuna

En este segundo video , el laboratorio Virbac , explica mediante los investigadores y desarrolladores de la vacuna , los estudios que hay de eficacia y las recomendaciones sobre su uso.

En este tercer video vemos las recomendaciones de un grupo de expertos para diagnosticar leishmania y la interpretación de los estudios de la vacuna . Por último veremos nuestra visión del asunto y nuestras recomendaciones.

 

Fuente de información:

Otros temas que también te puede interesar..


Aspectos importantes en el tratamiento de la pioderma profunda del perro
http://argos.portalveterinaria.com/

El enfoque terapéutico de la pioderma profunda conlleva la administración sistémica de antibiótico de manera prolongada, así como una terapia tópica a base de baños con un champú antiséptico. Si se presentan recidivas, es necesario averiguar la causa subyacente que las origina.

Ana Martorell, Verónica Bravo, José Luis González
Servicio de Dermatología
Hospital Clínico de la Facultad de Veterinaria
Universidad Complutense de Madrid

Las infecciones bacterianas de la piel constituyen una de las causas más frecuentes de enfermedad cutánea en el perro. Un alto porcentaje de casos de pioderma en el perro están asociados con bacterias del género Staphylococcus, entre las que destacan Staphylococcus pseudintermedius y con menor frecuencia Staphylococccus chleiferi y Staphylococcus aureus. Otras bacterias que pueden estar implicadas en la pioderma son Streptococcus, Enterococcus, Pseudomonas aeruginosa, Proteus mirabilis, Escherichia coli, Enterobacter y, ocasionalmente, Actinomyces, Nocardia y Micobacterium.
De acuerdo con la profundidad de la infección y la naturaleza del proceso inflamatorio, la pioderma puede ser de superficie (afecta al estrato córneo y a las capas más externas de la epidermis), superficial (involucra la epidermis y los anejos epiteliales en la parte superior de la dermis) y profunda (implica la dermis y el tejido adiposo subyacente). La pioderma profunda (foliculitis, forunculosis, celulitis) es menos frecuente que la pioderma superficial y es necesario para su resolución un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado y prolongado.

Signos clínicos

La pioderma profunda puede ser generalizada o localizada en distintas regiones: interdigital, barbilla, anal, callos de apoyo, acral y nasal.

Los signos clínicos de la pioderma profunda consisten en zonas de eritema, pápulas, tumefacción, necrosis, bullas, hemorragias, abscesos, fístulas, supuración y costras. En ocasiones, los animales se encuentran decaídos y tienen fiebre. La analítica sanguínea puede mostrar leucocitosis, neutrofilia y linfopenia.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza en función de una historia clínica completa y detallada, un minucioso examen clínico general y dermatológico y la realización de pruebas complementarias adecuadas. Estas pruebas incluyen la citología (inflamación piogranulomatosa constituida por macrófagos, neutrófilos, eosinófilos y células plasmáticas, junto, en ocasiones, con la presencia de bacterias intra y/o extracelulares), el cultivo y el antibiograma, con el fin de confirmar el diagnóstico y elegir el antibiótico apropiado, la histopatología generalmente con un valor diagnóstico orientativo, y la realización de pruebas hematológicas, bioquímicas y/o endocrinas con el fin de determinar la posible enfermedad subyacente.
Tratamiento

El tratamiento más apropiado para la pioderma profunda requiere la combinación de una terapia antibiótica sistémica y una terapia tópica.

Antibioterapia
Para que este tratamiento sea efectivo es necesario seleccionar el antibiótico apropiado, establecer la dosis más adecuada y mantener el tratamiento el tiempo necesario hasta la remisión de las lesiones. Para el tratamiento de la pioderma profunda se deben emplear antibióticos bactericidas, cuya elección se realizará en función de los resultados del cultivo y antibiograma. La duración del tratamiento será variable (4 a 12 semanas, o incluso más tiempo), manteniendo la terapia 2-3 semanas más una vez que hayan remitido los signos clínicos.

Los antibióticos que más se emplean en el tratamiento de la pioderma profunda son: cefalexina, cefadroxilo, cefovecina, amoxicilina-ácido clavulánico, clindamicina, enrofloxacino, marbofloxacino y orbifloxacino (tabla). No obstante, se recomienda realizar un cultivo y antibiograma con el fin de seleccionar el antibiótico más adecuado en cada caso.

Terapia tópica
Constituye un complemento a la terapia antibiótica sistémica, ya que reduce el número de bacterias superficiales, disminuye la probabilidad de recidivas, acelera el proceso de cicatrización y es beneficiosa en el tratamiento de infecciones por estafilococo resistente a la meticilina.

La aplicación de los agentes antimicrobianos sobre la piel puede realizarse en forma de champú, loción, pomada, gel, ungüento o spray. En la práctica los champús suelen ser los mas efectivos. Inicialmente es recomendable realizar los baños de forma frecuente (cada 2-3 días) y, posteriormente, con una periodicidad semanal como terapia de mantenimiento. El tiempo de contacto del producto con la piel será de 10 a 15 minutos. Se recomienda rasurar el pelo antes del baño, al menos, en la zona que vamos a tratar.

Los productos antibacterianos más eficaces son: el peróxido de benzoílo, la clorhexidina, la povidona yodada, el lactato de etilo y el triclosan.
• El peróxido de benzoílo, además de tener capacidad antimicrobiana, es queratolítico, desengrasante y comedolítico.
• La clorhexidina es un antiséptico de amplio espectro con actividad antibacteriana y antifúngica.
• La povidona yodada es un agente bactericida y fungicida con ligera actividad desengrasante.
• El lactato de etilo es un buen agente antibacteriano que se emplea a una concentración del 10%.
• El triclosan es un agente bactericida eficaz frente a Staphylococcus pseudintermedius.
Complicaciones

Entre los factores que impiden o dificultan la resolución de una pioderma profunda, destacan:
• Elección inapropiada del antibiótico.
• Dosis inadecuada del antibiótico.
• Duración incorrecta en cuanto al tiempo de tratamiento.
• Bacterias resistentes a los antibióticos (Staphylococcus sp resistente a la meticilina).
• Diagnóstico de pioderma erróneo.
• Factores externos: incumplimiento de la medicación por parte del propietario, pérdida de actividad del antibiótico como consecuencia de problemas gástricos, inactivación del producto por la alimentación o por una malabsorción, etc.
• Enfermedad cutánea subyacente no identificada, por ejemplo: demodicosis, enfermedad alérgica (dermatitis atópica, alergia alimentaria), hipotiroidismo, hiperadrenocorticismo iatrogénico (especialmente asociado con un tratamiento prolongado de una enfermedad alérgica), leishmaniosis, alteraciones de la queratinización, neoplasia y estados de inmunodeficiencia (adquirida o congénita).

Recidivas
En ocasiones, nos encontramos animales que responden favorablemente a la terapia antibacteriana de manera que remiten completamente sus lesiones y, sin embargo, al cabo de poco tiempo un nuevo episodio de pioderma vuelve a aparecer. Esto es lo que se conoce con el nombre de pioderma recidivante. Su presentación se debe a la existencia de alguna enfermedad cutánea subyacente que induce el sobrecrecimiento bacteriano y la infección. Su rapidez en cuanto a presentación y el número de episodios que puedan producirse al año va a depender del tipo y gravedad de la enfermedad subyacente, que va a alterar la barrera cutánea y va a provocar la infección.

A veces, cuando es difícil o no podemos identificar la causa subyacente, tenemos que recurrir a una antibioterapia mantenida a largo plazo utilizando diversos protocolos de administración. Así, una vez que hayamos conseguido la remisión completa de las lesiones, podemos:
a. Elegir un antibiótico con escasos efectos secundarios y con un bajo potencial para desarrollar resistencia, a una dosis y frecuencia inferior a la óptima terapeútica. Por ejemplo, si el paciente requiere 400 mg cada 12 horas de una cefalosporina, pasaremos a una administración de 200 mg cada 24 horas o en días alternos.

b. Realizar una terapia intermitente a la dosis óptima terapeútica que le corresponde al paciente, administrando el antibiótico unos días sí y otros no. Por ejemplo, si el paciente requiere 400 mg cada 12 horas de una cefalosporina, la administraremos al principio una semana sí y otra no, y si con el tiempo la infección está controlada podemos ampliar gradualmente el periodo de descanso (una semana sí, dos semanas descanso, etc.).

c. Administrar la terapia antibiótica a la dosis óptima terapeútica, exclusivamente los fines de semana.

Conclusión

El tratamiento de la pioderma profunda requiere una terapia antibiótica prolongada combinada con una terapia tópica a base de baños con un champú antiséptico. La selección del antibiótico la realizaremos en función de los resultados del cultivo y antibiograma, y su administración se efectuará a la dosis óptima correcta durante un periodo de tiempo adecuado en cada caso.

En todos los casos de pioderma recidivante será necesaria la identificación de la causa subyacente y el control de la misma. Si esto no es factible, recurriremos a los protocolos de antibioterapia (dosis bajas o frecuencia intermitente) con el fin de mantener la remisión completa de la infección.
Bibliografía
Horvath C, Neuber A. Management of canine pyoderma. UK Vet 2007; 1: 1-7.
Deboer D. Strategies for management of recurrent pyoderma in dogs. Vet Clin North Am Small Anim Pract 1990; 20: 1509-1524.
Mason IS. Canine pyoderma. J Small Anim Pract 1991; 32: 381-386.
Ross J. The Staphyloccus intermedius group of bacterial pathogens: species re-classification, pathogenesis and the emergence of meticillin resistance. Vet Dermatol 2009; 20: 490-495.
Guaguere E. Topical treatment of canine and feline pyoderma. Vet Dermatol 1996; 7: 145-151.
Ihrke P. Challenges in the management of deep pyoderma. Procceding of the NAVC North American Veterinary Conference, Orlando, Florida, 2008: 401-404.
Deboer D. Management of chronic and recurrent pyoderma in the dog. Bonagura JD ed: Kirk´s Current Veterinary Therapy XII. Philadelphia: WB Saunders, 1995: 611-617.
Ihrke PJ. Successful management of deep pyoderma. Comp Cont Educ Pract Vet Ed 2008; 3: 23-27.
May ER. Bacterial skin diseases: Current thoughts on pathogenesis and management. Vet Clin North Am Small Anim Pract 2006; 36: 185-202.
Fuente de información: http://argos.portalveterinaria.com/

Otros temas que también te puede interesar..


EVALUACION CLINICA DEL CACHORRO Y GATITOEVALUACION CLINICA DEL CACHORRO Y GATITO

ISBN: 8493281158
Libro: MANUAL DE ANESTESIA Y ANALGESIA VETERINARIA
Autor: MC KELVEY, DIANE

 

 

Fuente: http://www.veterinaria.org/

La evaluación clínica del cachorro y del gatito se enfoca inicialmente en la historia clínica y en la realización del examen físico. Pero estos no siempre nos proporcionan un diagnóstico definitivo de la existencia de un supuesto problema. Es por eso que las pruebas de laboratorio, radiografías y/o ultrasonografías, electrocardiografías y otros procedimientos.

electrodiagnósticos puede considerarse como una evaluación inicial, especialmente si la enfermedad es casi certera. Un diagnóstico exacto se puede lograr fácilmente por la correlación de la información de estas fuentes.

HISTORIA CLÍNICA

La información básica acerca del animal como raza, edad, sexo, son datos proporcionados por el dueño, siendo esencial en la historia clínica el orden cronológico en el que el propietario detecte cualquier problema potencial hay que ponerle especial atención hasta que el propietario haya descrito la secuencia de datos al momento de la examinación Si en la información se encuentra algo anormal, cada dato adicional que se obtenga, como la nutrición del animal, y crías, el número de animales afectados en la camada así como los tratamientos administrados por el propietario y la historia reproductiva son de gran valor para completar la historia clínica.

EXÁMEN FÍSICO.

Después de haber obtenido la historia clínica, el exámen físico debe ser guiado de modo sistemático por medio de una examinación sobre una mesa tibia, o cualquier superficie tibia, aunque la examinación pueda relajarlo por completo, es más fácil empezar de la cabeza a la cola es más aconsejable revisar y anotar las observaciones de los sistemas del cuerpo. La primera técnica usada en la exploración es la observación cuidadosa de las reacciones del animal al medio ambiente. Las notas específicas respecto a la condición general del animal, postura, movimientos, y los patrones de respiración tanto el examen de la mesa de exploración como en el medio ambiente del hogar son significativos para continuar el examen físico, la temperatura y el peso del animal deben ser registrados utilizando un termómetro rectal y una bascula exacta de gramos. La inspección física comienza con el cheque del área de la cabeza, malformaciones en el cráneo, labio leporino, narinas estenoticas, paladar hendido.

Las membranas mucosas deben ser rosa pálido y húmedas. Los dientes, si están presentes deben ser examinados para prevenir problemas de oclusión. La piel debe ser detectada para prevenir heridas, el grado de hidratación, la condición general de pelaje y cojinetes plantares. Cuando es necesario el examen dermatológico también requiere de métodos como, citología exfoliativa, cultivos bacteriológicos y pruebas de sensibilidad, raspados cutáneos y cultivos de dermatofitos e identificación de parásitos externos (pulgas, garrapatas, ácaros de las orejas), el ombligo debe de ser revisado cuidadosamente para detectar infección o anormalidad de la pared abdominal. Los miembros, la cola, ano, genitales deben de tener apariencia normal. Después de completar la fase de exploración y observación el clínico debe enfocarse a la función específica de cada sistema del cuerpo.

EVALUACIÓN DE LOS OJOS.

Los cachorros y gatitos son ciegos al nacer porque sus párpados están cerrados y sus sistema visual no esta desarrollado completamente. Los párpados de los perros y gatos recién nacidos se separan en párpado superior e inferior de los 5 a los 14 días después del nacimiento. En este tiempo, el reflejo de amenaza se hace presente pero lento; en algunos animales este reflejo no aparece sino hasta las 3 o 4 semanas de vida. El reflejo lacrimal comienza cuando se han abierto los párpados, momento optimo para realizar la prueba de lagrimas de Sahrimer, La respuesta a la luz de la pupila se hace presente a las 24 horas después de separados los párpados, aunque en algunos animales esta respuesta no se hace evidente hasta alrededor de los 21 días de edad. Las lesiones oculares obvias deben de ser detectado al momento de la exploración. El examen del cristalino, y fondo requiere que la pupila este dilatada utilizando una gota de tropicamida al 1%, seguida de una segunda aplicación a los 4 minutos. La midriásis máxima ocurre en 15-20 minutos. Las pupilas de los animales jóvenes se dilatan con mayor rapidez, ya que su uvea tiene menos seguridad de enlazar el fármaco y retarda la midriasis. La examinación de los párpados, conjuntiva, cornea, cámara anterior e iris se realiza mejor con una fuente de luz brillante y una lupa. Cuando la pupila esta dilatada se utiliza una lámpara de bolsillo u oftalmoscopio directo (ajustado entre +8 y +12 dioptrías para examinar el cristalino. La retina y el disco óptico pueden valorarse a las seis semanas de edad con un ajuste de oftalmoscopio de –2 a +2 dioptrías.

EVALUACION DE LOS OIDOS.

Los perros y gatos nacen con los conductos auditivos externos cerrados. Aunque pueden percibir el sonido, en general la audición es mala. Los conductos auditivos externos se abren entre los 6 y 14 días después del nacimiento y se abren por completo a los 17 días. A medida que se abre el conducto auditivo externo del perro o gato las células de recubrimiento epitelial se descaman con facilidad la primera semana. El examen citológico muestra abundancia de células epiteliales descamadas. La flora que reside en el conducto externo del oído se desarrolla rápidamente una vez que esta abierto. El examen con el otoscopio se realiza en cachorros a partir de las 4 semanas.

EVALUACIÓN DEL TORAX.

La fisiología circulatoria en animales recién nacidos y jóvenes es diferente que en los adultos. Cuando se compara con el adulto el cachorro y el gatito tienen la presión arterial, volumen sistólico y resistencia vascular periférica disminuidos, no obstante, el animal joven tiene una tasa cardiaca, gasto cardiaco, volumen plasmático y presión venenosa central aumentados. La intervención autónoma de corazón y vasculatura es incompleta en perros y gatos recién nacidos, lo que limita su control barorreflejo de la circulación. El ritmo cardiaco es de 220 pulsaciones por minuto y el ritmo respiratorio es de 15 a 35 respiraciones por minuto durante las 4 primeras semanas de vida. El reflejo gonadotropico, los estímulos simpático y parasimpático son atenuados en las primeras 8 semanas de vida por la inmadurez funcional del sistema nervioso autónomo. Es muy poca la variación en el ritmo asociado con la respiración.

AUSCULTACIÓN DEL CORAZÓN.

El pequeño tamaño de la mayor parte de los perros y gatos jóvenes hace difícil la ubicación exacta de los ruidos cardiacos, el estetoscopio con una cápsula tamaño pediátrico (campana 2cm, diafragma de 3cm) es útil para auscultar el tórax.

En general pueden localizarse en el ápice cardiaco izquierdo (quinto a sexto espacio intercostal izquierdo, tercio ventral del tórax) la base cardiaca izquierda (tercer a cuarto espacio intercostal izquierdo sobre la unión costocondral) o ápice cardiaco derecho ( cuarto a quinto espacio intercostal derecho opuesto al área de la válvula mitral).

El soplo cardiaco es el ruido anormal mas común junto con el soplo funcional o el asociado con a enfermedad cardiaca congénita. La ubicación periodo y calidad del soplo son útiles para determinar su causa y significado. Los soplos funcionales son leves (grado 1 a 3/6) el soplo sistólico se aprecia mejor en la base cardiaca izquierda. Estos soplos generalmente son el resultado de un incremento en la velocidad de la sangre como ocurre durante la fiebre, sepsis o un tono simpático alto, o en una degradación en la velocidad de la sangre como ocurre en la anemia o hipoproteinemia. Los soplos de enfermedad congénita usualmente son fuertes y ocurren en el fremitoprecordial, en el pulso arterial anormal o venoso, policitemia, y/o cardiomegalia.

AUSCULTACION DE LOS PULMONES:

El paso de la pequeña cantidad de aire en los conductos superiores y los pulmones en los cachorros y gatitos podemos distinguir entre lo normal y lo anormal. La ausencia de los sonidos o la audición asimétrica indica anormalidades en el tórax. La auscultación torácica requiere de un enfoque sistemático que consiste en dividir el tórax en el lado derecho e izquierdo, campos pulmonares superior e inferior y campos pulmonares craneal y caudal. Al proceder en el sitio de las manecillas del reloj sobre el lado derecho examine el cuadrante superior craneal, después el cuadrante superior caudal, seguido por el cuadrante inferior caudal y finalmente el inferior craneal. Repita procedimiento sobre el lado izquierdo.

EXAMEN NEUROLOGICO.

El sistema nervioso no esta desarrollado por completo en el momento del nacimiento de manera que no pueden aplicarse ciertas pruebas de función neurológica en animales recién nacidos. Después del nacimiento las actividades motoras continúan en maduración en junto con el sistema nervioso.

La termoregulación se desarrolla pobremente durante las 2 primeras semanas. Las funciones locomotoras continúan su maduración, a las 3 semanas de nacidos, comienzan a caminar inestablemente. Las reacciones postulares son desde el nacimiento hasta las 8 semanas de edad enfocándose en la simetría de la función neurológica. Las reacciones postulares en general no se desarrollan del todo hasta las 6-8 semanas. El nistagmo se asocia con la simulación rotatoria que aparece al fin de la primera semana. El nistagmo vestibular aparece al fin de la tercera semana de vida. Los reflejos patelar, y extensor carpi radialis se presentan desde el momento del nacimiento, no obstantes son difíciles de producir en el recién nacido. El reflejo extensor cruzado es adquirido por algunos cachorros y gatitos después del nacimiento para otros pueden aparecer el tercer día de vida este reflejo finaliza entre la primera y segunda semana del año. Si el reflejo persiste mas allá de esta edad, es indicador de una enfermedad motora neuronal, el reflejo de comportamientos eliminares son controlados por varias semanas de reflejo anogenital. El recién nacido no puede orinar o defecar a voluntad. La estimulación de la región perianal y abdomen caudal con papel sanitario o con un trapo húmedo produce micción o defecación. El reflejo anogenital desaparece a las tres o cuatro semanas de edad, el reflejo corneal es evidente tan pronto como estén separados los párpados. El reflejo parpebral aparece al noveno día de vida.

PRUEBAS DE LABORATORIO.

Los valores de laboratorio de referencia de perros y gatos jóvenes durante los primeros cuatro meses de vida son diferentes a los valores de perros y gatos maduros. Estos se toman como intervalos de guía para la interpretación de los datos de laboratorio.

Algunas clínicas utilizan las facilidades de laboratorios comerciales para los análisis de rutina como hemogramas, perfil químico del suero y análisis de orina. Sin embargo los resultados no son siempre confiables. Como alternativa el clínico puede utilizar pruebas de laboratorio caseros, incluyendo micro hematocrito para determinar el PCV, examinación del RBC, en sangre y la morfología de WBC glucosa en sangre y BUN, esto se obtiene mediante tiras de sangre completa. El análisis de la orina se utilizan tiras para urianálisis y sedimentos, los sólidos totales del plasma y la gravedad específica de la orina son determinados por el refractómetro. Los resultados de estas pruebas pueden ser suficientes para confirmar la enfermedad o como ayuda en la confirmación de la misma.

ELECTROCARDIOGRAFIA Y ECOCARDIOGRAFIAS.

El electrocardiograma (ECG) se utiliza para diagnosticar arritmias y trastornos de conducción en perros y gatos jóvenes. Sin embargo la identificación del agrandamiento de la cámara izquierda o derecha o hipertrofia no produce alteraciones en el axis eléctrico (MEA). El electrocardiograma en gatos jóvenes tiene una pequeña amplitud de onda P. Puede utilizarse cualquier derivación del ECG con ondas P y complejos QRS fácilmente reconocibles para identificar arritmias. Por medio de la ecocardiografía de modo M o bidimencional, de contraste, y/o la técnica ecocardiográfica Doppler implementa la información y disminuye el riesgo en los animales. El uso de la ecocardiografía en perros y gatos jóvenes esta limitada ya que la variación es pequeña y no es registrada. La interpretación de la ecocardiografía en cachorros y gatitos esta basada en los hallazgos del adulto. La interpretación de un ecocardiograma de un animal joven requiere el conocimiento del incremento en masa del ventrículo izquierdo con desarrollo después del nacimiento.

RADIOGRAFÍA.

Es necesario tener un patrón técnico para producir radiografía de buena calidad de todas las partes del cuerpo de los cachorros y gatitos, es muy raro que un patrón técnico diseñado para un aparato de rayos x se use con éxito en otro aparato de rayos x. El kilovoltaje deberá reducirse para las radiografías de pacientes jóvenes debido a la poca absorción de rayos x, por los huesos con mineralización parcial y a lo tenue de los tejidos blandos del cuerpo. Una regla empírica para reducir el kilovoltaje es disminuir la exposición radiográfica a la mitad de la utilizada para pacientes maduros del mismo grosor. Las extrapolaciones para pacientes delgados se hacen con base en que cada centímetro de tejido blando es equivalente a 2 kvp en valores iguales a 80 kvp o menores. La mayor parte de las radiografías de animales jóvenes se realizan en el espectro de 40 a 60 kvp, por lo que un cambio en el kvp de 4 a 6 kvp duplicará o dividirá a la mitad la exposición de la placa. Un paso adicional que puede servir de ayuda para la producción de una radiografía de máxima calidad en perros y gatos jóvenes es utilizar un cartucho con una sola pantalla que intensifica los detalles. Este debe cargarse con película de emulsión simple para tomar ventaja del mayor detalle que se produce con la pantalla única. La pantalla de emulsión simple puede ser la Kodak orto M simple. Es importante que la pantalla simple se adhiera a la superficie interna posterior del cartucho.

SELECCION DE LOS PROCEDIMIENTOS ELECTRODIAGNOSTICOS.

El desarrollo del equipo computacional puede dar una aproximación de señales eléctricas por un extracto de baja amplitud al bloquearse las muestras potenciales de actividad eléctrica de fondo y los procedimientos de evaluación del sistema auditivo y visual. El registro de la respuesta auditiva de la raíz cerebral (RREA) es el mejor objetivo para el desarrollo del oído en cachorros y gatitos. Se registra el potencial eléctrico de la coclea, el nervio coclear y la raíz cerebral en respuesta a los estímulos auditivos. La aproximación funcional del RREA madura de las 4 a las 6 semanas de edad. Si no hay respuesta en los mayores de 6 semanas , la coclea no funciona adecuadamente y puede tratarse de una sordera congénita. La electroretinografía (ERG) es el registro eléctrico de la respuesta de la retina hacia la luz. La función de ERG madura entre la cinco y diez semanas de edad. Si no hay respuesta después de ese tiempo, la retina no esta en funcionamiento y puede que ocurra ceguera retinal congénita. La respuesta visual evocada (REV) provee una evaluación objetiva de los centros visuales. El REV madura a las seis semanas de edad si existiera una alteración después de las diez semanas, el centro visual no esta en funcionamiento y puede que ocurra una ceguera congénita central.

NUTRICION DEL CACHORRO Y GATITO HUERFANOS EN CRECIMIENTO.

Si la cría es saludable y esta bien alimentada los requerimientos que necesitan los recién nacidos durante las primeras 3 ó 4 semanas deben de ser suministrados completamente por la madre. Los indicadores de que no están recibiendo el alimento adecuado son: llanto constante, inactividad extrema y/o no ganar peso. Los cachorros deben de ganar 2 a 4 g/día/Kg (10% de incremento en el peso por día, doblando el peso del nacimiento por 10 días). El peso apropiado del gatito es de 10 a 15 g/día el cambio de la leche de la madre a otros alimentos debe de ser un proceso gradual. A los gatitos se les debe de acostumbrar a comer alimento sólidos a las 4 semanas de edad, los cachorros a las 3 semanas de edad. En un principio se les ofrece una mezcla de comida de buena calidad que comprende desarrolladores y leche (una parte de alimento y tres partes de leche o agua o dos partes de alimento con una parte de leche o agua). Se les puede acostumbrar al alimento poniendo un poco entre sus labios, o bien tomando un poco en el dedo y directamente en su boca. Una vez que se esta acostumbrando al consumo del alimento, se le comienza a reducir la cantidad de agua o leche hasta que solo se consuman alimentos sólidos . Algunos gatos lo hacen a las 6 u 8 semanas , los cachorros de las 5 a las 7 semanas.

Hacer esto a menor edad, como el también separarlos de la madre puede causar problemas en el comportamiento (desconfianza y acciones agresivas).

Desde que el cachorro y el gatito aprenden hábitos, están aún en etapa formativa por eso es importante recordar alimentarlos diariamente y el que siempre tengan agua disponible. Nunca se debe reemplazar por leche de vaca la bebida de los cachorros y gatitos. Los cachorros siempre serán alimentados con lo adecuado, la sobrealimentación no es recomendable. Tiene libre decisión de alimentarse 3 veces al día, esto es preferible durante el crecimiento durante el desarrollo cualquier tipo de suplementación debe ser avocado. La leche de fórmulas comercialmente preparadas es la preferible para cachorros y gatitos ya que es la que mas se asemeja a la de la madre.

Estas fórmulas proveen de 1 a 1.24 kcl de energía metabolizable por mililitro de fórmula. Las calorías que necesita el cachorro y el gatito es de 22 a 26 kcl por 100 gm del peso del cuerpo en los primeros tres meses de vida. Por consiguiente el animal, debe de recibir alrededor de 13 ml de formula por 100 gm de peso corporal durante la primera semana de vida, 17 m en formula por 100 g de peso corporal durante la segunda semana, 20 ml de formula por 100 g de peso durante la tercera semana y 22 ml de formula por 100 g de peso durante la cuarta semana. Estas cantidades se dan en proporciones iguales de 3 a 4 veces al día. Antes de cada alimentación, se calienta la formula alrededor de 37.8°C o hasta la temperatura corporal. Cuando se da por primera vez una formula, debe ofrecerse menos de la cantidad prescrita para alimentación de las primeras veces. La cantidad se incrementa después en forma gradual hasta llega a la recomendada durante el segundo y tercer día, la cantidad de fórmula se aumenta de acuerdo al perro o a un gato una formula comercial debe siempre seguirse las instrucciones de la etiqueta y, mantener todo el equipo de la alimentación limpio de manera escrupulosa.

MALNUTRICION:

Ocurre cuando no se cubren los requerimientos nutricionales básicos del perro y del gato. Esta situación es habitual sobre todo durante el tiempo en que los animales dependen por completo de la madre. Varios factores contribuyen a la presencia de la mala nutrición en el perro o el gato lactantes. El animal puede ingerir leche insuficiente o inadecuada, ya sea que muere la madre, abandona a su cría, o separan a la camada de ella. O tiene una camada demasiado grande para atenderla apropiadamente, tiene secreción láctea insuficiente, parcial o completa, mastitis, metritis, o mamas subdesarrolladas.

Además el cachorro o el gatito pueden nacer prematuramente o subdesarrollados, pueden estar débiles y enfermos y no poder succionar o que tienen defectos congénitos que impiden la ingestión adecuada de leche.

El proveer de una dieta insuficiente en el crecimiento las primeras tres o cuatro semanas puede resultar inadecuado. El reconocimiento de un cachorro mal alimentado se basa en su tamaño delgado, inhabilidad de poseer un peso adecuado para su edad. El llanto constante, la inactividad acompañada de debilidad en el reflejo de succión son indicadores de que la cantidad que están recibiendo es inadecuada. La coexistencia de defectos congénitos no es inmediatamente detectable en el examen físico. El tratamiento de mala nutrición generalmente requiere de proveer una buena nutrición. Las complicaciones que frecuentemente se encuentran durante la revisión de mal nutrición son: diarrea, deshidratación, hipoglicemia e hipotermia. Si la diarrea ocurre durante la nutrición del cachorro hay que reducir inmediatamente la cantidad de sólido a la mitad hasta que se detenga la diarrea, se puede diluir una de fórmula por una de agua o partes iguales de solución de Ringer y 5% de solución dextrosa. Se incrementa la cantidad de sólidos hasta llegar a un nivel recomendado, la hipoglucemia y la deshidratación ocurren rápidamente en cachorros mal nutridos o mal alimentados.

No se debe de reemplazar la formula por cualquier tipo de leche cuando el cachorro o el gatito poseen disminución del reflejo de succión o su temperatura corporal es menor a los 35°C (95°F). Se les debe de dar una mezcla tibia igual de solución de Ringer y 5% de dextrosa por vía parenteral. O administrarle solución de electrolitos vía oral cada 15 a 30 minutos puede ser de gran ayuda para aliviar o prevenir la deshidratación o hipoglucemia leve.

SEPSIS EN EL CACHORRO Y EL GATITO.

Desde el nacimiento los cachorros y gatitos quedan expuestos al complejo microbiológico del medio ambiente, la mayor parte ellos están expuestos continuamente a las bacterias, estas bacterias forman parte de la microflora natural. En situaciones clínicas la microflora y otras bacterias pueden causar infecciones mortales, en condiciones normales la exposición a esta bacteria no suelen ocasionar infecciones pero cuando los factores del medio ambiente no son favorables las enfermedades son mas severas y es mas probable que cause la muerte.

CAUSAS.

Cuando los mecanismos de defensa se ven amenazados por una infección bacterial es cuando ocurre una sepsis neonatal. En cambio esta bacteremia raramente puede causar algún problema en la salud del adulto ya que esta regularmente ocurre antes del nacimiento. Sin embargo cuando la bacteremia se desarrolla en los cachorros y gatos de 2 a 16 semanas de edad la severidad de la enfermedad influye en la supervivencia. Los cachorros y gatitos son predispuestos a factores naturales, la microflora los induce a condiciones septicemicas las cuales se incluyen una inadecuada nutrición, una pobre termoregulación, infecciones virales, parásitos, efectos del desarrollo, y defectos hereditarios del sistema inmunológico, las bacterias que usualmente invaden la corriente sanguínea son staphylococcus, escherichia, klebsiella, enterobacter, streptococcus, enterococcus, pseudomonas, clostridium, bacteroides, fusobacterium y salmonela ssp, y bacilos gram-negativos. Este tipo de bacilos se pueden encontrar en el tracto gastrointestinal, infección peritoneal, infección en tracto respiratorio, infecciones en la piel e infección en el tracto urinario.

HALLAZGOS CLÍNICOS.

Las manifestaciones clínicas de la sepsis neonatal no permiten una identificación específica de la causa de la bacteremia además muchos de los cachorros y gatitos muestran una gran variedad de signos clínicos que no son inmediatamente reconocibles y no son asociadas con asepsis. La muerte puede ser tan repentina sin llegar a aparecer signos clínicos, sin embargo, los signos típicos en cachorros y gatitos es llorar mucho, señas de agitamiento, debilidad, hipotermia, ya en estados avanzados partes de sus extremidades se comienzan a descarnar.

HALLAZGOS DE LABORATORIO Y DIAGNOSTICO.

El diagnóstico clínico de la sepsis neonatal esta basada en la observación de los hallazgos físicos. La obtención del hematocrito, un perfil químico de plasma, un análisis de orina Y/o de sangre debe ser realizada cuando hay sospecha de la infección; antes de iniciar la terapia antimicrobiana se debe de conocer el agente causal. Los hemogramas de los animales septicemicos marcan una anemia normocítica normocromica. También puede estar presente una trombocitopenia y una moderada neutrofilia con desviación a la izquierda. Otro dato no específico que se puede encontrar es la hipoglucemia. Los valores encontrados en el perfil químico del plasma y del urianálisis pueden reflejar una disfunción de un órgano específico.

TRATAMIENTO.

Ya que la sepsis neonatal puede causar la muerte repentina, los cachorros y gatitos que sean sospechosos de sepsis deben de ser tratados. En la mayoría de las ocasiones, la terapia antimicrobiana es seleccionada empíricamente. Se les debe administrar fluidos IV o intraosea para corregir la deshidratación, oxígeno para contrarrestar la hipoxemia y glucosa cuando la hipoglucemia esta presente. Los avances en el tratamiento de las infecciones bacterianas que se han hecho en los recientes años, particularmente en el desarrollo de los agentes antimicrobianos. La mayoría de estos agentes antimicrobianos carecen de un amplio espectro o una disminución de toxinas disponibles de los mismos. Sin embargo, los datos específicos de la farmacocinetica de muchos de los agentes antimicrobianos, no se han obtenido ni en los adultos, ni en los cachorros y gatitos y por lo tanto el uso veterinario de estos agentes es un tanto empírico. Desafortunadamente, la información clínica necesaria para obtener una dosis necesaria de estos agentes en cachorros y gatitos no se ha obtenido.

La distribución de la droga, especial en cachorros y gatitos jóvenes de 5 semanas de edad, difiere a la de los adultos ya que existen diferencias en la composición corporal, bajos en grasa corporal, alto porcentaje de agua, bajas concentraciones de albúmina, y pobre desarrollo en la barrera hematoencefálica. Por esto, las modificaciones de la dosis para adultos se reducen hasta en un 30-50%, estos cambios en la frecuencia puede ser necesario cuando los agentes microbianos son administrados en la septicemia de los cachorros y gatitos. Estos agentes deben de ser administrados por vía IV o intraosea ya que la absorción cuando es vía oral, SC o IM no es optima. Los fármacos administrados a la perra lactante pueden aparecer en la leche, la cantidad promedio es de 1-2% de la dosis administrada. Sin embargo los cachorros y gatitos septicémicos nunca deben ser tratados solo tratando a la perra lactante.

TRATAMIENTO DE LOS CACHORROS Y GATITOS SEPTICEMICOS

  • Procedimiento externo de calentamiento

  • Utilizar una manta caliente o una botella con agua caliente.

  • Tomarse por lo menos 20-30 min para regular la temperatura del paciente

  • Girar al paciente cada hora

  • Registrar la temperatura rectal cada hora, temperatura ideal 99 a 100°F.

Terapia de fluidos parenterales.

  • Usar soluciones de electrolitos combinado con solución de dextrosa al 5%

  • Completar los fluidos con potasio cuando las concentraciones de potasio en plasma es menor de 2.5 mmmol/L.

Terapia con glucosa.

  • Administrar una solución de dextrosa al 5% IV o intraosea.

  • Administrar 1-2 ml/kg de solución de dextrosa al 10% para pacientes en profunda depresión.

  • Mantenga una concentración de glucosa de 80-200 mg/dl en plasma para la euglicemia.

Terapia antimicrobiana.

  • • Colecte muestras para los cultivos (sangre completa, orina, exudados, heces) antes de iniciar la terapia de antibióticos.

  • • Para cultivos de sangre, colecte 1ml de sangre completa antisépticamente e inocularlo directamente a un caldo enriquecido con tripticasa, diluya sangre completa 1:5 a 1:10 en el caldo y examine la sangre 6-8 horas después.

  • • Para cultivo de orina, recolecte la orina por cistocentesis, por medio de métodos estandares.

  • • Para cultivos en heces, recolecte las heces por medios conocidos.

  • • El tratamiento empírico con agentes antimicrobianos, comienza inmediatamente después de la recolección de las bacterias del cultivo.

  • • Ajuste el intervalo de la dosis de los agentes seleccionados.

  • • Administre el agente anitmicrobiano por vía intraosea o IV.

Terapia con oxígeno y terapia nutricional.

  • • Administrar el oxígeno por medio de una mascarilla o catéter intranasal para contrarrestar la hipoxemia.

  • • Animarlo al consumo de comida una vez que tenga la temperatura corporal normal e hidratado completamente.

  • • Monitoreo de la efectividad del procedimiento médico.

  • • Observar la mejoría en el comportamiento general del paciente.

  • • Regularmente hay que revisar el estado cardiopulmonar (hay que tener cuidado ya que es extremadamente fácil que se provoque una sobrehidratación en el paciente septicemicos, por lo tanto el monitoreo de la respiración nos indicaría este problema).

  • • Pesar el paciente de 3-4 veces al día para un control de la ganancia del mismo.

  • • Observar las membranas mucosas para una evaluación de la hidratación adecuada.

TERAPIA ANTIMICROBIANA.

Los agentes beta-lactama son considerados como de primera opción en el tratamiento de los pacientes septicemicos, como lo son la penincilina y las cefalosporinas (CEFACUREÒ) así como las combinaciones de antibióticos beta-lactama e inhibidores de la beta-lactamasa. Los agentes antimicrobianos beta-lactama son similares en sus mecanismos de acción las cuales inhiben series de enzimas bacteriales necesarias para la síntesis de la pared celular. El espectro de actividad de la beta-lacatama de estos agentes es muy amplio.

Las bacterias pueden desarrollar un mayor mecanismo de resistencia hacia estos agentes ya que desarrollan enzimas beta-lactantes. Estas enzimas son capaces de desactivar los agentes antimicrobianos. Esta resistencia depende de la bacteria , ya que algunas bacterias producen enzimas dirigidas solamente a la penicilina y otras solamente a la cefalosporinas, otras bacterias enzimas hacia estos dos agentes. Estas bacterias capaces de producir las enzimas son: Escherichia, Haemophilus, Klebsiella, Pasteurella, Proteos, Pseudomonas, y Salmonella spp. Las enzimas producidas por las bacterias gram – son efectivas contra ambas, penicilina y cefalosporina.

Penicilina

La amoxicilina y la penicilina son clínicamente efectivas por su amplio espectro. La mayoría de las veces son sensibles a las enzimas beta-lactasa. La nueva penicilina, ticarcilina, azlocilina, piperacilina, mezlocilina y carbencilina son derivados de la ampicilina las cuales tiene una gran actividad contra los bacilos negativo, especialmente pseudomona aeruginosa, mas que la ampicilina y amoxicilina solas.

Estos agentes también inhiben E. coli y algunas enterobacterias como Salmonella y Serrata spp. Sin embargo, la actividad antianaerobica solo es moderada. La Piperacilina y azlocilina son las penicilinas mas activas contra la Pseudomona aeruginosa, aunque otras nuevas penicilinas sean clínicamente equivalentes. La carbencilina y ticarcilina actuan sinergicamente con los agonistas aminoglucosidos contra las pseudomonas y algunas enterobacterias. Las nuevas penicilinas desactivan los aminoglucosidos en solución, por lo tanto la nueva penicilina y el aminoglucosido no deben de ser mezclados en el mismo contenedor. Ni la carbenicilina, ni ticarcilina deben administrarse oralmente, porque las altas concentraciones en suero se obtienen después de una inyección IV o MI. Ambos agentes son excretados por una resorcion tubular en humanos y el 80% de estos aparecen en orina. Las dosis deben de ser reducidas en pacientes con falla renal y septicemicos.

Inhibidores de la beta-lactamasa

Ampicilina-sulbactama, ticaricillina—clavulanate y amoxicilina-clavulanato combinan los inhibidores beta-lactamada con antibióticos beta-lactama. La combinación de productos perfecciona la efectividad de los antibióticos beta-lactante siendo efectivos con la E.coli, Klebisela y algunos Proteus sp., pero no hacia pseudomonas sp. Amoxicilina – ácido clavulánico es una combinación útil para una E. coli resistente a la amoxicilina especialmente en Infección Urinaria y ampicilina Sulbactum la combinación es efectiva contra una gran resistencia de ampicilina aislada de “Pasteurella Multocida y Pasteurella Haemolytica”. El ácido Ticaricillin-Clavulánico su infecciones anaerobicas.

Carbapenem

Imipinem-cilastatirlo es un nuevo carbapenem. Este es combinado con cilastina para bloquear la degradación del Imipenem en los tubos renales, esta combinación tiene un amplio espectro de actividad incluyendo el gram-positivo cocci, gram-negativo bacilo, gram-negativo aerobios y anaerobios. Imipenem-cilastatin es útil en una terapia inicial de sepsis e infecciones intra abdominales, las cuales son causadas por una gran variedad de bacterias. Los agentes antimicrobiales son efectivos en el trato a pacientes que padecen osteomielitis, infecciones urinarias, o respiratorio. Estos penetran pobremente en el fluido cerebroespinal.

CEFALOSPORINAS

Las cefalosporinas (CEFA-CUREÒ) son usadas comúnmente en las practicas de veterinaria, ahora se utilizan las cefaloporinas de 1a, 2a, Y 3a. generación. La primera Generación es mas activa contra el gram-positivo de bacteria, especialmente estafilococcus sp. Y algunos gramos negativos de bacteria como E.coli, Klebsiella Pneumoniae y proteus. La segunda generación es mas activa que la primera contra las bacterias (E.coli, Enterobacter, Proteus y Klebisella spp) y puede, en algunas situaciones ser sustituido potencialmente por aminoglicosidos nefrotoxicos. La bacteria anaerobica es susceptible a la segunda generación.

Como la primera generación los agentes antimicrobiales no alcanzan una concentración efectiva en el fluido cerebroespinal. La tercera generación es generalmente reservada por serias infecciones causadas por una bacteria negativa resistente de, especialmente las de la familia de los Enterobacteriaceae. E. Coli, enterobacteria, Serratia, Klebisella, y citrobacteria spp. y la bacteria anaerobica. Su actividad va acompañada por la disminución de actividad contra las infecciones gram-positiva. Estas están disponibles de alcanzar niveles terapétucas cerebroespinales. Sin embargo, La tercera generación es una excelente opción para el tratamiento severo de cachorros y gatitos septicemicos. La mayor desventaja es que incluye la escases en la dosis en cachorros y gatitos o 2-16 semanas de edad y en los demás casos, es necesaria la administración intravenosa, intraosea. Las cefalosporinas (CEFA-CUREÒ) son un grupo no tóxico de agentes antimicrobiales. Un reporte de efectos contrarios incluye los coagulantes y sangrado, es una responsiva de la vitamina K, urticaria, reacciones anafilacticas innmunomediadas como la anemia hemolitica, leucopenia, trombocitopenia y pruebas positivas de antiglobinas combs. Efectos del lado gastrointestinal (vomito, diarrea, anorexia) y las pruebas anormales de funciones renales y del hígado.

Aminoglicosido.

El riesgo de usar aminoglicosidos, i.e., neomicina, estreptomicina, kanamicina, amikacina, gentamicina, tobramicina y netilmicina, en cachorros y gatitos de 4-16 semanas de edad, puede prevalecer el beneficio de estos agentes. El espectro de actividad de los aminoglicosidos incluye muchas bacterias negativas aerobicas especialmente E.coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomona aeruginosa, Proteus Sp. y serratia sp. Desde que los aminoglicosidos frecuentemente causan nefrotoxinas, estas se ven minimizadas por el uso de la droga nefrotoxica, amikacina, mejor o en lugar de la gentamicina, asegurando la hidratación de los cachorros o los gatitos la cual es normal en los intervalos de la dosis y usa combinación de terapias con agentes antibióticos sinérgicos cuando señalan infecciones serias.

SULFONAMIDAS POTENCIADOS

El espectro o gram-positivos y negativos y la combinación de sulfonamidas con trimetoprim u ormetoprim es extenso incluyendo E. coli, algo de Salmonella sp. y otra bacteria negativa . Algunos de estas sulfanomidas poseen un gran margen de seguridad, pero los intervalos de las dosis en cachorros y gatitos de 4-6 semanas deben ser modificadas ya que el resultado es una reducción del metabolismo por el hígado y una reducción en la excreción renal.

Tetraciclinas Modificadas.

Las tetraciclinas son agentes antibióticos de amplio espectro los cuales inhiben la síntesis de proteínas bacteriales que son bloqueados por TRNA del complejo ribosomal. La minociclina y la doxicilina son mucho más solubles en lípidos que las tetraciclinas normales. La absorción de las tetraciclinas son trivalentes (por ejemplo en magnesio). La minoxicilina y doxicilina son mas activas que las tetraclinas, en bacterias anaerobicas, anaerobicas facultativas y parásitos y bacterias intracelulares. La minoxiclina y doxicilina son mas activas que las tetraciclinas, en bacterias anaerobicas, anaerobicas facultativas y parásitos, bacterias intracelulares. La minoxiclina es mas activa que otras tetraclinas contra la Nocardia sp, y estafilococcus aureus. Todas las tetraclinas excepto la doxicilina pueden ser usadas con precaución en pacientes con falla renal y septicemicos. La doxicilina por el contrario es excretado primariamente en el intestino, por lo tanto la dosis no debe ser reducida en pacientes con falla renal. La doxicilina es mayor que la tetraclinas extendiéndose el intervalo de dosificación a comparación de la tetraciclina que es de una a dos veces al día. La minociclina y la doxicilina es excretada por la orina.

La tetraciclina adminsitrada a pacientes septicemicos puede alterar la formación de el esmalte, provocando decoloración de los dientes.

Este problema es una buena razón para no usar rutinariamente las tetraciclinas en el tratamientos de perritos y gatitos enfermos.

Quinolonas.

Son relativamente nuevas como agente antimicrobiales poseen buen espectro de actividad para bacterias gram negativas, se les asocia una baja toxicidad. El mecanismo de estas bacterias es por medio de la inhibición de las síntesis del DNA, este espectro de actividad incluye bacterias gram-negativas particularmente E Coli, Klebsiella spp, enterobacterias sp, Proteus mirabilia, pseudomonas, aerigunosa, citrobacterias sp, y serratia marcescens. Las quinolonas son rápidamente absorbidos por el tracto gastrointestinal, sin embargo el alimento inhibe la absorción, por eso debe de ser administrado unas horas antes de comer. Después de la absorción es distribuido a casi todos los tejidos del cuerpo incluyendo hueso, próstata, bilis y orina.

La toxicidad es limitada por las reacciones de hipersensibilidad y cristaluria, por lo que necesita una adecuada hidratación. Tiene espectro limitado en Streptococcus sp. y bacteria anaerobicas, las quinolonas probablemente no son agentes de primera elección en pacientes septicemicos.

Agradecemos la autorización de  www.redveterinaria.com para su publicación.

Fuente de información: http://www.veterinaria.org/

Otros temas que también te puede interesar..


Etología veterinaria

Fobias a ruidos en perros

Por Rosana Álvarez Bueno

El miedo es un problema con una alta prevalencia en la especie canina, es decir, que se manifiesta muy frecuentemente. Aunque no todos los casos acuden al especialista. Muchas veces porque se piensa que tienen poca o nula solución.

Por supuesto, lo que deberíais hacer es acudir a un especialista veterinario en medicina del comportamiento, pero estos consejos os ayudarán mientras tanto.

El miedo es una reacción normal en cualquier especie. De esta manera nos garantizamos la supervivencia. SI nos enfrentáramos a todo podríamos morir en el intento. En el caso de la especie canina son muy frecuentes los miedos a los ruidos, a veces por falta de socialización con esos estímulos, otras por sensibilización (experiencia negativa con ellos) y otras por herencia (el miedo es una de las características de comportamiento que más heredabilidad tiene)

Pero la fobia es una reacción de miedo desproporcionada, es decir, la magnitud de la reacción no guarda relación con la intensidad del estímulo que la ha provocado. Son la mayoría de los perros que véis esconderse temblando, jadeando, que huyen despavoridos y sin control o se meten debajo de la cama o dentro de la bañera.

Aunque penséis que no, estos problemas tienen tratamiento. Para tratarlos hay que ponerse en contacto con un veterinario etólogo, pero podemos daros unos consejos para que en el momento en que sepáis que va a ocurrir uno de los acontecimientos mencionados (fiestas con fuegos artificiales, tormentas, zonas de tiro o partidos de fútbol) podáis ayudar a vuestro perro a no pasarlo tan mal.

En primer lugar debemos fabricar un sitio seguro para nuestro perro. Este sitio seguro puede ser donde ya se esconde (bañera, debajo de una mesa o cama) o uno nuevo. Sirven por ejemplo una caja de cartón grande, un transportín o jaula o una habitación aislada.

Hay que facilitar el acceso, es decir, el perro tiene que poder irse en cualquier momento al transportín, habitación, bañera, caja o cama.

Luego tenemos que hacer el lugar lo más silencioso posible: podemos bajar persianas y cerrar ventanas, apagar la luz, taparlo con mantas, poner música relajante. También es importante que sea confortable: introduciremos allí su camita preferida.

Colocaremos en este lugar un difusor de feromonas, que facilitará la disminución del estrés en el animal y su mejor recuperación.

Hay que trabajar este sitio como sitio preferido del perro haciendo cosas como poner allí su cama, darle allí la comida, jugar allí con él, cepillarlo allí si le gusta, dejarle chuches para que las encuentre, colocarle juguetes interactivos rellenos de comida, premiarlo cuando lo veamos allí… En definitiva, hacer todo lo que al perro le guste en ese lugar. De esta manera, cuando el perro quiera estar tranquilo y a gusto irá a su lugar seguro. bajo ningún concepto hay que molestarlo cuando se encuentre allí.

Es importante que sepáis que cuando un animal se esconde cuando tiene miedo, ese hecho le ayuda a pasar ese trance con mayor facilidad, y en situaciones similares le será más fácil recuperarse. Por ese motivo no se le debe impedir esconderse.

Si el sitio está suficientemente trabajado, el perro acudirá allí cuando ocurra el evento. No obstante, si sabemos que va a ocurrir, podemos llevarlo allí antes y colocarle algún juguete interactivo y jugar un rato con él.

En cuanto a si acariciarlo o no, es un tema controvertido en la comunidad científica. En un congreso reciente nos comunicaron que lo más recomendable es hacer lo se tiene acostumbrado al perro a hacer. Es decir, si está acostumbrado a que lo acaricies, hacerlo, y si no, pues no. De esta manera el animal no nota un cambio drástico en tu actitud.

De todas maneras, es preferible no darle demasiada importancia al estímulo negativo e intentar cambiar su emoción de la manera que al perro le guste y hayamos trabajado previamente. Y por supuesto ¡no castigar!

Espero haberos ayudado. Y recordad que cada problema es distinto y siempre hay que consultar con un especialista. No apliques lo que te ha dicho tu vecino, tu perro es único y sus problemas también. Esto que os he contado no es un tratamiento, sino una manera de que vuestro perro no lo pase tan mal cuando ocurra el evento.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Por Rosana Álvarez Bueno!

http://www.etologiaveterinaria.net/

Otros temas que también te puede interesar..


Aprende con nuestros tutoriales










Nuestras Bellezas..


Yorkies de cine

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Charioo Nové Kasio

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Videos Cachorros Kirdalia Yorkshire
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

CH Galicien Pam`Pommeraie


CONOCER LA RAZA YORKSHIRE TERRIER
LOS YORKSHIRES MAS GUAPOS DEL MUNDO


Destacados

Melody de Kirdalia
Karmen de Kirdalia
Mygord Spirit, Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain
Marcela de Kirdalia
Kirdalia Yorkshire Terrier, Criadores Yorkshire Madrid Spain

Imágenes de nuestros peques

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Estandar del Yorkshire Terrier

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo3

Natación / Hidroterapia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo
Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Kirdalia Yorkshire Terrier


Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Mélody de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Dark Vader de Kirdalia

Los mejores Yorkshire Terrier del mundo

Categorías


Desde Kirdalia Yorkshire Terrier, queremos advertir que nuestros Yorkshires Terriers, no se publican en páginas de anuncios ni en redes sociales. Como tampoco se contacta a través de ningún otro número de teléfono que no sea el nuestro: 629 660 846